Young Rock 1×01: Working The Gimmick

Young Rock 1x01: Working The Gimmick

Young Rock 1x01: Working The Gimmick

Series: Young Rock

3.5 Stars

Summary

El actor Dwayne Jonhson decide dar una entrevista en la que rememora los momentos más importantes de su niñez y su juventud en una entrevista de televisión.

Coder Credit

La cadena estadounidense NBC vuelve a apostar una vez más por la comedia, seña de identidad de la casa, con uno de los estrenos más sorprendentes del año. Young Rock es una comedia amable y divertida que nos lleva hasta los mismísimos orígenes de Dwayne Jonhson, más conocido como “The Rock”.

La serie nos sitúa en un futuro no tan lejano en el que la estrella de la lucha libre reconvertida en estrella del celuloide decide dar un paso más en su peculiar carrera y convertirse en presidente de los Estados Unidos. Esta es la excusa para dar una entrevista en la que deja a entrever a sus votantes las peculiaridades de su infancia y cuáles son los momentos clave que le han convertido en quien es ahora. 

De este modo, vamos saltando en el tiempo y vemos a la persona de Dwayne Johnson en tres momentos distintos de su vida: como un dulce niño de diez años que idolatra a su padre y que poco a poco va aprendiendo los secretos del negocio de la lucha libre; como un adolescente de quince años en el instituto al que muchos confunden con un policía encubierto debido a un desarrollo precoz que ha hecho que le crezca un sugerente bigote; como un joven universitario jugador de fútbol americano dispuesto a comerse el mundo; y, por supuesto, como la estrella que es hoy en día y que cuenta su historia en primera persona en horario de máxima audiencia.

A simple vista la serie podría pasar casi como un biopic autobiográfico en el que una estrella de Hollywood decide contar al mundo sus orígenes, sin embargo, la serie no deja de ser ficción y rápidamente podemos identificar que no todo lo que nos cuenta “The Rock” sucedió tal y como él lo narra. Lejos de ser esto un problema el episodio navega a través de los primeros años de Dwayne Johnson con mucha gracia. 

Quizás lo peor de este episodio piloto sea el querer meter tantas versiones del mismo personaje en un mismo capítulo. La estructura es simple. En el presente, Dwayne Johnson introduce un tema que se relaciona con alguna de sus vivencias en el pasado y rápidamente la serie nos traslada hasta ese momento. En este caso tres momentos distintos ya que veremos a sus tres versiones del pasado. Con una duración de poco más de veinte minutos ir saltando de una historia a otra hace que sintamos que nos hemos perdido algo en medio. 

Pero el joven Dwayne no está solo en esta historia. A su alrededor vemos decenas de personajes secundarios, entre los que destacan grandes estrellas de la lucha libre de los ochenta, sus padres y sus compañeros de equipo o instituto. La relación entre los padres del protagonista es quizás lo más interesante de este primer episodio. A pesar de su tono amable, la serie deja entrever ciertas fisuras en esta familia atípica. Una trama que nos gustaría que la serie siguiera explorando pero que precisamente por estos continuos saltos temporales queda desdibujada en un segundo plano. Quiero pensar que es un movimiento consciente de los propios guionistas acorde con la ingenuidad e inocencia propias de la infancia del protagonista que es quien nos cuenta su historia, por lo que habrá que estar atentos a esa otra historia que sutilmente se desarrolla casi entre bambalinas. Sugerida pero no contada.

He de reconocer que al inicio del episodio no he podido evitar las comparaciones con Young Sheldon. No es solo por el parecido entre los dos títulos o por el formato elegido (sitcom)  para contar las infancias de sus protagonistas, sino también por el hecho de que son las versiones adultas de los personajes los que introducen y sitúan al espectador en cada episodio. Sin embargo, en Young Sheldon la versión adulta se limita a un par de frases al inicio del episodio dejando que sean sus protagonistas los que se expresen a lo largo del episodio, en cambio en Young Rock vemos al bueno de Dwayne Johnson una y otra vez, matizando o aclarando algún aspecto de su historia o simplemente haciendo algún chiste al respecto. No es que este movimiento quede mal o haga empequeñecer la historia que se nos pretende contar pero por momentos da la sensación de que la serie no es más que el capricho de una estrella que se quiere dar lustre. Por suerte para la serie, Dwayne Johnson cuenta con el carisma suficiente como para que sus intervenciones no resulten pesadas.

Al final Young Rock nos deja con un regusto sorprendente. La serie es divertida y nos permite conocer de otro modo los orígenes de Dwayne Johnson… o al menos la historia que él quiere que conozcamos. Una comedia con tintes autobiográficos que consigue sacarnos alguna que otra sonrisa. Una apuesta que sobre la mesa no tenía por qué funcionar y que, sorprendentemente, funciona mejor de lo que debería.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Abogada de día y cinéfila y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en cine y TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal.

About Marta Ramirez

Abogada de día y cinéfila y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en cine y TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal.