Vis a Vis 3×04: La bandera en el muro

Vis a Vis 3x04: La bandera en el muro

Vis a Vis 3x04: La bandera en el muro

Series: Vis a Vis

5 Stars

Summary

34 días de aislamiento dan para mucho en Cruz del Norte, para tanto que Zulema puede que tenga un plan para salir de la cárcel que ojalá supiera Anabel, que se meterá en más de un problema.

Coder Credit

Resultaba raro cuando comenzó esta tercera temporada que Vis a Vis mantuviera a todo su reparto original al completo, pero con el paso de los capítulos (en los que se cierran tramas antiguas), vamos comprobando por qué es así. Vis a Vis no quería hacer borrón y cuenta nueva, quería continuar y dar un final digno (no como el que tuvo la serie en Antena 3) a cada uno de sus personajes. Cada capítulo es una muestra de ello: un alegato al feminismo que le da carpetazo a un personaje; el desamor que despide a otro; o incluso un cliffhanger que deja el futuro de otro en el aire. Este episodio es una muestra más de ello.

Empezamos con una de las tramas que quedaron abiertas en el 3x03: las chinas intentando meter a Zulema en la lavadora, tal y como habían hecho con Macarena. El caso es que lo consiguen, pero antes de que le puedan dar al botón para que Zulema empiece a dar vueltas, aparece Sole con el resto de presas de Cruz del Sur para evitarlo. "Zulema es una gran hija de puta, pero es nuestra hija de puta", dice Sole antes de que las chinas se vayan y puedan sacar a Zulema de la lavadora. Atrás quedaron los tiempos en los que Zulema era lo peor que podías encontrar en la cárcel, la aparición de las chinas hará que se produzcan alianzas inesperadas y me parece una de las mejores cosas de la temporada.

Y tras el incidente, pasan 34 días en Cruz del Norte. Maca sigue en el hospital y las presas siguen con su vida, a excepción de Rizos y Saray, que debido a las acciones del anterior capítulo pasan todo este tiempo en aislamiento. A Rizos, además de un mes en aislamiento, le caen 10 años más de condena. Así se lo dice Nerea, que no comprende del todo por qué se arriesgó a tanto por ver a Maca dos segundos a través de un cristal. Pero así es como quiere Rizos y para ella, ha merecido la pena.

 

A Saray el tiempo que ha permanecido en aislamiento le ha dado por pensar sobre su bebé. Ahora, con más barriga, habla con Zulema y le cuenta que, aunque su hija (está convencida de que es una niña) sea de Sandoval, es lo único que ha tenido en un mes y no piensa abortar. Su estancia en la celda también le ha hecho pensar sobre el futuro del bebé, y es que no quiere que su hija nazca rodeada de barrotes y del color amarillo del uniforme. Pero Zulema tiene un plan para salir de la cárcel, un plan que tiene mucho que ver con las gallinas (que están dando mucho de sí) y con un soplo que recibe de Mercedes. La presa le cuenta a Zulema, después de descubrir que Akame tiene vigilada a su hija (a la que ha comprado una bicicleta y todo), el plan que tienen las chinas para fugarse de la cárcel con un contenedor lleno de dinero. Parece que Zulema está dispuesta a ayudar a Mercedes, pero no podemos olvidar que ella siempre mira por sus propios intereses.

Otra trama que se quedó abierta en el anterior capítulo fue la de Anabel y la droga que le pasó a Tere. La mujer lleva limpia dos meses y lo descubrimos en una charla que tiene con más presas como Luna y Pruden, la primera todavía adicta a la droga (de hecho, pide a Anabel un poco) y la segunda encarcelada por su tráfico en Galicia. Toda esta conversación sirve para recordarnos un poco más del pasado de Tere (que empezó en la droga por su novio y que lo dejó cuando estuvo a punto de morir por una sobredosis). Aunque lleve limpia dos meses y se sienta mejor, está a punto de caer, así que acude a Sole para que se lo impida. Con Sole está Pruden en ese momento, que ayudará a Tere diciéndola que la que tiene que tomar la decisión de no volver a caer es ella misma. De nada sirve que le quiten la papelina de droga, porque si no toma ella la decisión, cogerá otra en cuanto pueda. ¿Tendrá Tere la suficiente fuerza de voluntad para seguir como hasta ahora?

Sole tendrá también sus propios problemas y es que, el siempre portador de malas noticias, Castillo, va a visitarla para decirla que van a acusarla de la muerte de su marido. Él sabe que no fue ella, pero todas las pruebas apuntan a su nombre: la llamada del sicario se hizo desde Cruz del Sur y ese día Sole hizo una llamada. Por si fuera poco, a parte de lo bien atado que tuviera el plan Anabel, la verdadera asesina, tenemos que recordar que Sole está en la cárcel por quemar vivo a su primer marido. Y a la justicia le importa poco que su primer marido la maltratara, lo importante es que ha heredado dinero y pisos y eso es un móvil más que consistente.

 

Mientras tanto, Zulema sigue haciendo de las suyas por la cárcel. Luna le pasó a Anabel el chivatazo de que las chinas esconden las cosas en el gallinero y Zulema la pilla investigando en la jaula de Akame. Solo que Zulema es más lista y acaba descubriendo, escondido en un falso techo, la prueba que incrimina a Mercedes del asesinato de Unai. Con eso, le resulta fácil coger a Mercedes y enfrentarse juntas a Akame: Mercedes solo le dará el número del contenedor a cambio de que Zulema pueda fugarse con ella, no pide nada más. Por supuesto, a Akame no le hace ninguna gracia que le chantajeen, así que es más que probable que en próximos capítulos nos de alguna sorpresa. No por hoy, ya que se marcha, no sin antes decirle a Mercedes que sabe los colores favoritos de su hija, lo que implica que han tenido contacto directo con ella.

Además de enfrentarse a Akame, Zulema tiene un plan con las gallinas, como he dicho antes, y se lo cuenta a Saray. Previamente había dicho a Mercedes que cuando entrara le trajera tampones, algo normal a simple vista. Pero las pretensiones de Zulema, aunque pequeñas por el momento, desembocarán en algo grande. Tiene a gente metida en el sitio en el que procesan a las gallinas muertas para intercambiar cosas con ellas mediante tampones metidos en el culo de las gallinas. Ella meterá dinero y ellos meterán cosas. Su primera prueba han sido unas gominolas y Anabel, que escucha todo esto, intenta amenazar a Zulema para entrar en el negocio. Zulema se niega, pero a Saray le da miedo que Anabel actúe, no sabe que su amiga tiene un plan maestro.

Y aquí es donde comienzan los problemas para Anabel, que sigue sin darse cuenta de que Cruz del Norte no es como Cruz del Sur. Porque Sole está muy cabreada por el hecho de que Anabel se haya cargado a su marido y la vayan a culpar a ella, así que después de darle un golpe en la cabeza con una plancha y dejarla inconsciente, la ata y empieza a rociarla con quitaesmalte (puede que me riera un poco con la frase "¿Qué, me vas a hacer las uñas, hija de puta?"). Sole, como una auténtica maniática va a encender la cerilla pero justo llega Pruden. El desarrollo de su personaje en este capítulo nos muestra que es un personaje bastante calmado que intenta no mostrarse partidario de ningún bando pero que, en realidad, con sus acciones influye más en los demás de lo que cree. De este modo, aunque parece que le importa poco que Sole encienda la cerilla si con eso pueden irse a cenar, Sole al final ceja su intento de matar a Anabel y se marcha. Pero Anabel no quiere dejar esto pasar y sacará un pincho diciendo que va a matarla.

 

¿Pensáis que esto acaba aquí? De eso nada. Como so he dicho, Zulema no estaba dispuesta a que Anabel entrase en su negocio así que coge todo lo que tiene en su mano para impedir eso, y que Mercedes acuda a la policía a contar todo lo que está pasando para que protejan a su hija. Lo que hace para evitarlo es quedar con Altagracia diciéndole que sabe quién mató a Unai, y que tiene pruebas. Cuando la gobernanta accede a quedar con ella, Zulema le entrega el cable que tiene la sangre de Mercedes y la de Unai. Solo que no le dice que esa sangre es la de Mercedes, sino la de Anabel. Alegando que es cierto lo que dice y que unas pruebas de ADN tardarán semanas, insta a la mujer a que se tome la justicia por su mano, y Altagracia no duda mucho en ir a por Anabel. Para desgracia de la segunda, la pilla con el pincho de la mano diciendo que va a matar a Sole, y esto es suficiente para Altagracia para coger el pincho y clavárselo repetidas veces en el costado. Altagracia se va, dejando a Anabel en el suelo muriendo. Mientras tanto, las imágenes del documental nos muestran a una Anabel que quiere dejar huella en la cárcel.

No cabe ninguna duda de que su personaje ha muerto realmente y, aunque se veía venir, yo esperaba que durase un par de episodios más. Su muerte ha servido para mostrarnos el carácter de Altagracia más a fondo (y ver que puede ser un verdadero problema), y para ver que Zulema sigue siendo exactamente como era.

Para la serie en general, me remonto a mis palabras del inicio, Vis a Vis ha vuelto con todo su reparto después de varios años, algo que parecía complicado y por tanto es lógico que muchos de sus personajes vayan desapareciendo para no volver. Aún así se echará de menos la maldad del personaje de Inma Cuevas. Se ha ido una grande pero sin duda, su marcha dará de qué hablar. Quien tampoco ha vuelto a aparecer en este episodio es Maggie Civantos pero esperemos que, con el paso de los capítulos, volvamos a tenerla de vuelta.

The following two tabs change content below.

María Jesús Navarro

Crecí con Disney y Harry Potter, pero los vampiros me llevaron por el camino de "un capítulo más" hasta que llegué a conocer el apocalipsis zombie. Entre serie y serie, intento estudiar periodismo y comunicación audiovisual con la esperanza de, algún día, emocionar a alguien con alguna buena historia.

About María Jesús Navarro

Crecí con Disney y Harry Potter, pero los vampiros me llevaron por el camino de "un capítulo más" hasta que llegué a conocer el apocalipsis zombie. Entre serie y serie, intento estudiar periodismo y comunicación audiovisual con la esperanza de, algún día, emocionar a alguien con alguna buena historia.