Un Amigo Extraordinario: conociendo al entrañable Señor Rogers

Un Amigo Extraordinario

Un Amigo Extraordinario

3 Stars

Summary

La vida del periodista Lloyd Vogel cambia por completo cuando conoce al icónico presentador Fred Rogers.

Coder Credit

El pasado fin de semana se estrenó en España la película basada en uno de los personajes más queridos de la televisión estadounidense: el señor Rogers, una figura con la que crecieron multitud de generaciones del país americano y que quiere acercar al espectador a la persona que hay tras el programa.

Con bastantes meses de retraso por la crisis del COVID-19, el estreno estaba previsto originalmente para el pasado mes de marzo, llega a las carteleras españolas la cinta protagonizada por Tom Hanks, en el papel de Rogers, junto a Matthew Rhys como el periodista Lloyd Vogel. Estamos ante una historia basada en un artículo publicado en la revista Esquire en el año 1992, pero que juega con el personaje de Hanks para introducirlo en la vida de Lloyd y desbaratarla completamente en su intento de ayudar al hombre.

Desde un principio vamos a ver que las personalidades de nuestros protagonistas no pueden ser más opuestas: por un lado tenemos al siempre alegre, optimista y amable señor Rogers, y por otro al cínico, pesimista y con problemas familiares Lloyd Vogel. Mientras que todo el mundo parece adorar al primero, Lloyd se muestra reacio al conocer al ídolo de tantas generaciones, le cuesta creer que exista una persona tan buena y genuina como parece ser Fred Rogers y se pregunta si está fingiendo o realmente es así.

 

Todo comienza cuando a Lloyd le encargan escribir un breve artículo sobre el presentador de televisión para la revista en la que trabaja, el hombre no está demasiado ilusionado con la idea pero no le queda más remedio que obedecer a su jefa y se marcha a Pittsburgh para realizar la entrevista. Pronto descubre que Rogers no es un hombre corriente: siempre es cordial y educado, se interesa por la vida de los demás y trata de ayudar en la medida de lo posible.

Pero lo mismo sucede con el entrevistado, quien ve en Lloyd a un hombre con problemas e incapaz de disfrutar de la vida y no dudará en aprovechar sus conversaciones para ir sacando los temas que Lloyd siempre ha estado evitando, comenzando con la mala relación con su propio padre. Y es que aunque pueda parecer que el protagonista es Tom Hanks, es realmente el personaje de Matthew Rhys el que genera el arco argumental que sigue la película.

Lloyd está felizmente casado con Andrea (Susan Kelechi Watson) y tienen un bebé de pocos meses, también mantiene una buena relación con su hermana Lorraine pero no quiere saber absolutamente nada de su padre Jerry (Chris Cooper), quien justo aparece para tratar de recuperar la relación con sus hijos. Lloyd rehuye de su progenitor pero las conversaciones, las enseñanzas y la forma de ver la vida del Señor Rogers le hacen recapacitar sobre las decisiones que ha tomado.

 

La película tiene momentos adorables y divertidos aunque se sitúa más en el drama, sobre todo por la historia de Lloyd y sus problemas paterno filiales, las escenas entre Hanks y Rhys son todo un regalo para el espectador y hay momentos en los que realmente nos pararemos a pensar sobre nuestra manera de ver las cosas e incluso queramos ver el mundo un poco más como lo hace Rogers.

El problema de Un Amigo Extraordinario en nuestro país es que, pese a ser una historia bonita y entrañable, aquí no conocemos apenas a Fred Rogers y cuesta más disfrutar del sentido homenaje que es toda la película hacia el presentador y su programa, que cautivó a millones de estadounidenses durante más de treinta años. Aún así, es fácil sentir cariño hacia el personaje y comprender por qué ha marcado tanto a niños y adultos.

Si queréis disfrutar de una película sencilla pero con cierta profundidad, acompañada de las geniales interpretaciones de sus protagonistas y que nos haga salir del cine con una sonrisa, no os la podéis perder.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.