This Is Us 3×18: Her

Her

Her

Series: This Is Us

4.5 Stars

Coder Credit

Llegó el día. El pasado martes se emitió en Estados Unidos el final de la tercera temporada de 'This Is Us', bien porque nos resolvieron muchas dudas pero mal porque...¿qué vamos a hacer tantos meses sin saber de la familia Pearson?

Esta temporada ha sido una montaña rusa de emociones, personajes al borde del colapso, varios ingresos en hospitales e historias de amor que parecían destinadas a su fin. Todo esto se ha mezclado de nuevo para formar un último episodio lleno de sorpresas y, sobre todo, lo que llevábamos esperando desde el inicio de temporada: un viaje al futuro.

Si echamos la vista atrás, recordamos que en el primer episodio aparecían Randall y Tess más mayores teniendo una conversación sobre que debían de visitar a "ella" ('her'). Durante todo este tiempo no sabíamos si se referían a Beth, a Kate, a Zoe, a Rebecca...hasta que por fin, en el capítulo 18 nos han resuelto todas las dudas.

Antes de llegar a esa parte debemos de ponernos al día con el presente. Randall y Beth han dormido en casas separadas y continúan en lugares diferentes a la hora de ver el futuro. Evidentemente las niñas, que ya no son tan pequeñas, se dan cuenta. Deja decide llevarse a Randall a una de sus antiguas casas de acogida para tener una conversación seria y honesta con él (por otro lado un movimiento propio de él). En esta conversación le habla de su experiencia como niña adoptada en varias ocasiones y en la suerte que él ha tenido, "has ganado la lotería dos veces" afirma, "la primera vez cuando te adoptaron y la segunda cuando conociste a Beth".

Randall no es estúpido y no tarda en darse cuenta de que tiene toda la razón, entonces comienza a plantearse la posibilidad de renunciar a su puesto, se da cuenta de que ni de lejos merece la pena perder a su familia por ello.

 

En la otra punta de Estados Unidos, otra familia empieza su vida. Kate y Toby por fin pueden ir a casa junto a Jack. Además, recordemos que no estarán solos, ya que Rebecca y Miguel han planeado mudarse muy cerca de ellos. Durante las últimas horas en el hospital las enfermeras les dan todo tipo de consejos a los padres y Rebecca se mantiene a su lado para apuntar todo lo necesario y estar ahi para ellos, a pesar de que al principio Kate parece algo incómoda por la insistencia de su madre, finalmente nos damos cuenta que está agradecida.

Rebecca le pide perdón por mantenerse tan cerca de ellos, tan invasiva, pero es entonces cuando Kate le dice que no puede estar más que agradecida porque su hijo vaya a vivir de cerca un poco de la "magia" de Rebecca, tal como ella y sus hermanos lo tuvieron durante toda su infancia y adolescencia.

Finalmente llegamos al tercero en discordia, Kevin. Mientras Randall y Beth están ocupados con sus trabajos él y Zoe se encargan de cuidar de las niñas, especialmente ella. Cuando Kevin observa lo bien que se lleva Zoe con ellas le dice que cree que podría llegar a ser una gran madre. Apesar de que Zoe se lo toma como un buen cumplido no tarda en dejarle claro que ese no es su plan, y entonces llega uno de los grandes giros del capítulo. Zoe le comunica que cree que lo mejor es que sus caminos se separen, al fin y al cabo él le eligió a ella pero en el fondo también quiere tener hijos, y ese deseo se irá haciendo más fuerte con los años por lo que lo mejor es que se separen. En este momento a la audiencia se nos encoge el corazón.

De vuelta a la pareja del año, Randall y Beth, parece que apesar de haber pasado unos dias duros ninguno está dispuesto a romper la familia. Beth se pone a buscar un local en Philadelphia para abrir su propia escuela de baile y así todas puedan estar más cerca de Randall en su puesto de trabajo, ¿no es adorable? parece la solución perfecta.

 

Por lo que hasta el momento tenemos un cambio completo en el transcurso de las historias y finalmente son Zoe y Kevin los que parece que no pueden llegar a un punto en común para estar juntos, aunque yo me niego a que esto sea cierto, son demasiado bonitos juntos.

Por último ya podemos resolver la trama principal, recordemos: la incógnita de 'Her'. Prácticamente al final del capítulo volvemos al futuro y descubrimos a toda la familia en la futura casa de Kevin, una gran mansión como no, y en una de las habitaciones hay una persona enferma ('her) que no es otra que Rebecca que parece haber desarrollado algún tipode alzheimer o demencia que le ha hecho olvidar a todos. Muy  triste, ¿no se acordará ni de Jack?

A partir de estas imágenes comienzan a llegarnos preguntas para la próxima temporada. Toby y Kate vienen por separado, esta última llega con su hijo Jack, ¿se habrán divorciado o ha sido casualidad? También, de repente, aparece un niño que afirman que es el hijo de Kevin, ¿de quién será? esperemos que no de Sophie, esa historia ya está muy trillada. Randall y Beth comprobamos que permanecen juntos y, al menos eso, nos da un respiro de alegría.

 

¿Conclusiones? Como siempre los creadores de 'This Is Us' han jugado con nosotros hasta el último momento, aunque en el fondo sabíamos a lo que veníamos...y, ¿qué vamos a hacer? además de todas las preguntas sin responder, sólo nos queda volvernos a ver todas las temporadas una y otra vez hasta que estrenen la siguiente en septiembre.

The following two tabs change content below.

María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.

Latest posts by María Buenaposada Casado (see all)

About María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.