This Is Us 3×16: Don’t Take My Sunshine Away

Don't Take My Sunshine Away

Don't Take My Sunshine Away

Series: This Is Us

4 Stars

Coder Credit

A falta de tan sólo dos capítulos más para que se termine la temporada, 'This Is Us' va aumentando la tensión en sus episodios y la familia Pearson cada vez tiene más decisiones importantes que tomar.

Después del capítulo anterior, donde dicha tensión se notaba especialmente entre los hermanos, en este caso serán los problemas con sus respectivas parejas los que se llevarán gran parte del protagonismo de la trama. Todos los dilemas a los que se enfrentan los personajes serán completamente distintos pero con una cosa en común, serán duales y no personales.

Comencemos por el caso de Kate y Toby. El matrimonio se encuentra en el hospital después de una semana de haber dado a luz,  necesitan estar al lado del pequeño Jack y éste aún está muy débil. Los médicos y enfermeras le hacen controles rutinarios para comprobar que todo sigue bien pero Toby no puede soportarlo, cree que su hijo es demasiado pequeño para que le estén haciendo análisis de forma continua, así que eventualmente va a la sala de espera hasta que la cosa se calma, y es Kate quien tiene que aguantar con todo.

Kate, por el contrario, no quiere separarse de él y ha cogido la costumbre de cantarle cada vez que le van a hacer pruebas, es su manera de hacerle sentir que está ahí con él y no piensa dejarle sólo nunca más. Como si aún siguiera dentro de ella.

Es en la sala de espera donde Toby se encuentra con otro padre que lleva allí seis semanas en una situación parecida, tras una breve charla ambos coinciden en que al fin y al cabo son las madres las que llevan todo el peso y, de una manera que ellos desconocen, aguantan con todo lo que tengan que ver con sus hijos mejor que ellos y demuestran la fuerza natural que llevan dentro. Es entonces cuando Toby se da cuenta de cómo ha sido su actitud, al final del capítulo vuelve a hablar con Kate y le pide disculpas prometiéndole que eso se acabó y que será fuerte por ella y por su hijo.

Es realmente bonito ver cómo ambos, a pesar de que lo estén pasando mal en distintos puntos y a distintos niveles, consiguen entenderse y apoyarse para cuidar de su hijo.

 

En el caso de Kevin y Zoe la situación, podriamos decir, es completamente la contraria. Acuden a terapia de pareja con la intención de intentar sincerarse y arreglar su situación tras la recaída de Kevin, pero eso parece quedar atrás cuando sale el tema de formar una familia. Kevin parece estar muy convencido de querer tener hijos con ella mientras que ella no quiere comprometerse a esa responsabilidad.

Ambos coinciden en que Kevin debe decidir qué quiere hacer, entre continuar con Zoe y renunciar a tener niños, o buscar otra persona con la que cumplir sus ideas de familia. Tras un desconcertante capítulo en el que Kevin se reencuentra con Sophie, su primer amor, y ya nos esperamos lo peor, no tardamos mucho en darnos cuenta de que en realidad no hay nada que temer.

Kevin y Sophie van a tomar un café juntos y se ponen al día, ella está comprometida y vuelve a ser feliz tras la dura ruptura que tuvo con él. Por otro lado, cuando ella le pregunta por su situación con Zoe, Kevin se da cuenta de que está mejor que nunca (en el aspecto sentimental) y que no quiere renunciar a la mejor pareja que ha tenido por la posibilidad de tener hijos, así que lo tiene claro, Zoe es con quien quiere pasar el resto de su vida y no va a dejar que esto se lo impida (al menos de momento, en 'This Is Us' nunca se sabe).

Es un gran alivio ver este tema tratado en una serie con gran audiencia como ésta, no todas las mujeres sienten la necesidad de tener hijos y sus prioridades en cambio se centran en viajar, tener nuevas experiencias y no sentirse responsable de nadie más. Algo que es igual de válido que lo contrario y que deberíamos dejar de estigmatizar.

 

Llegamos a la historia de los terceros en discordia, Randall y Beth. Aunque al principio parece que están consiguiendo una organización en casa y ambos se pueden hacer cargo de todo, vemos claro que Randall cada vez está más agobiado. El detonante de esta pareja es cuando Randall le pide a Beth que le acompañe a una cena muy importante para él, ¿cuál es el problema? que Beth tiene esa misma noche una importante reunión con sus compañeros de trabajo que podría influir en su futuro como profesora, aún asi Randall le insiste en que si no fuera importante no se lo pediría y finalmente terminan discutiendo.

Esa noche, cuando Randall ve que Beth no llega, piensa que le ha dejado plantado y le deja un mensaje en su buzón de voz menospreciando el trabajo de ella y echando por los suelos sus sentimientos hacia él. Muy mal Randall, fatal. Finalmente Beth llega a la cena, no podía haber llegado antes porque le pilló un atasco por un accidente y su móvil se había quedado sin batería. Después de la cena Randall se sentía fatal, pero ya era demasiado tarde y Beth lo había escuchado.

El capítulo finaliza con lo que probablemente sea un avance de las mayores discusiones de la pareja (perfecta) en toda la serie pero que nos enseñarán al completo en el próximo capítulo. Sí, tengo mucho miedo.

 

De cualquier manera, no nos podemos despedir con un mal sabor de boca, cabe destacar que durante el episodio también ha habido flashbacks, concretamente al año 1992. Los niños tenían su primer baile en el colegio y Rebecca se entera de que Jack no había acudido a ninguno en su infancia, así que decide enseñarle lo bueno  de todo ello y hacérselo vivir como si fueran niños otra vez. Es todo tan tierno que es imposible que no se te escape un "aww" cada minuto.

¿Qué seria de esta serie sin la positividad de Jack y Rebecca? Sólo nos quedaría sufrimiento. Ya estamos contando los días para que llegue el próximo miércoles y alguien nos explique qué esta pasando en la familia Pearson de nuevo.

The following two tabs change content below.

María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.

Latest posts by María Buenaposada Casado (see all)

About María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.