This Is Us 3×13: Our Little Island Girl

Our Little Island Girl

Our Little Island Girl

Series: This Is Us

4 Stars

Coder Credit

Esta semana ha llegado a nuestras pantallas un nuevo capítulo de 'This Is Us', aunque en esta ocasión, algo distinto a los demás. Durante los dos últimos episodios hemos podido ver y analizar el pasado no sólo de Jack Pearson sino de su hermano Nick y todo lo que supuso en su vida. Tras conocer los motivos de distanciamiento de los dos hermanos y, lo que era más intrigante, el por qué Jack ocultó que Nick seguía vivo a su familia, incluido a su mujer, en esta ocasión tenemos una historia muy diferente y es que por fin viajamos al pasado de Beth y conocemos su situación familiar así como la de Zoe, con la que convivió desde que era muy pequeña.

 

El capítulo comienza cuando ambas son pequeñas, alrededor de 10 años, y Zoe ha comenzado a vivir con los padres de Beth. Desde el primer momento nos definen muy bien las características de ambos y enseguida conocemos cual será la relación con cada uno de ellos. El padre es miembro más “sensible” del matrimonio, es el más cercano a sus hijos y realmente el principal punto de apoyo para Beth; por otro lado, su madre es todo lo contrario, claramente es estricta, exigente, y parece que todo lo que le importa es que sus hijos triunfen y tengan una buena vida sean o no felices con ello.

Con este tipo de relaciones no es difícil adivinar con quien pasará más tiempo Beth en su infancia. Además, conocemos por primera vez su sueño, ser bailarina. A esa edad le ofrecieron entrar en una academia importante y se convirtió en la primera bailarina afroamericana de la compañía hasta que, años más tarde, en su adolescencia, otra joven similar llegó a sus clases y no pasó la prueba final, por lo que instigada por su madre terminó retirándose.

Todo esta situación fue agravada por el repentino diagnóstico de cáncer a su padre cuando ellas eran adolescentes, esto supuso un gran cambio en su familia y, en pocos meses, él habría fallecido. Desde entonces la relación de Beth con su madre se habría vuelto más fría en poco tiempo, y en cuanto pudo se marchó de casa. Tanto ella como Zoe.

 

Los flashbacks van acercándose más en el tiempo y ya en la actualidad la madre de Beth, directora de un instituto, ha sufrido un accidente en el que se ha hecho daño en la cadera y Zoe y Beth viajan hasta Washington para estar con ella.

El reencuentro no es especialmente emotivo como se podría esperar tras tanto tiempo sin verse, pero cuando vuelven a entrar a aquella casa parece que no hubiese pasado el tiempo, para ella siguen siendo como sus hijas y les trata igual. Es en estas escenas donde vemos la influencia del trato que se realiza a un niño en su infancia y como se refleja con sus padres en el futuro, por ejemplo, Beth no quiere contarle que le han despedido- al menos en un principio- no quiere parecerle de nuevo un fracaso para su madre y prefiere ocultárselo.

Cuando Zoe y Beth duermen allí esa noche recuerdan sus respectivas infancias y cómo, al fin y al cabo, se divertían en aquella casa porque estaban juntas. Una de las noches Beth decidió que era hora de contar la verdad y que no estaba avergonzada por ello. Es en este momento cuando ocurre uno de los momentos más emotivos del episodio, Beth y su madre mantienen una conversación en el que la primera le confiesa por qué el resto de sus hermanos tampoco van a verla, lo exigente que resultó tenerla como referente en la infancia y la frustración que tenían todos ellos cuando cometían errores. A pesar de que al principio estas palabras no resultaran agradables para ella, supo exponer su punto de vista donde, al fin y al cabo, explicó que lo único que quería era lo mejor para sus hijos y había seguido los consejos de su propia madre, la abuela de Beth. Aquí es donde el espectador, quizás, tiene un momento para entender que las personas no son como son porque sí, sino que la educación propia te marca para toda la vida.

 

Tras una reconciliación pacífica, ambas recordaron cuanto amaba Beth bailar, su madre le confesó que se había arrepentido de desapuntarla de sus clases cuando era más pequeña, asegura que tendría que haber confiado más en ella. Beth asegura que ya es cosa del pasado pero lo cierto es que algo ha cambiado en ella...A la mañana siguiente, se levantó y no dudó ni un instante en que quería retomar aquel sueño, con esa idea se presentó en su antigua academia para bailar frente a un espejo después de muchos años y finalmente confirmar que, efectivamente, es una aptitud que piensa reconquistar.

Y es que, si estás destinado a algo, si tienes la posibilidad de desarrollar algo que realizas con pasión, no importa cuanto tiempo pase que todas las veces que lo vuelvas a retomar serán como la primera vez y, quién sabe, quizás una nueva oportunidad para convertirlo en tu profesión.

En definitiva, tras un capítulo con subidas y bajadas, por fin 'This Is Us' nos deja con un buen sabor de boca y deseando saber qué le espera a Beth en su vida profesional. Confiamos que en el próximo capítulo nos cuenten todo y cómo no, volver a ver a los Pearson en acción.

The following two tabs change content below.

María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.

Latest posts by María Buenaposada Casado (see all)

About María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.