This Is Us 3×12: Songbird Road Part 2

Songbird Road Part 2

Songbird Road Part 2

Series: This Is Us

3.5 Stars

Coder Credit

Después de dos semanas de (agónica) espera, 'This Is Us' ha vuelto con un nuevo capítulo que nos desvela la segunda y última parte del road trip de los hermanos Pearson en busca de Nicky.

Si hacemos memoria de lo que ocurrió en el útimo capítulo sabemos que, en este viaje, los Pearson encontraron a Nicky en una caravana en medio del bosque, exactamente donde le había visto Jack dos décadas antes y lo había mantenido en secreto; también sabemos que el propio Nick nunca llegó a saber la muerte de su propio hermano y la repentina noticia le trajo gran culpabilidad llegando a plantearse el suicidio. Suerte que Kevin, Kate y Randall estaban allí.

Una vez visto que no podían dejar a su tío Nick sólo, el capítulo comienza cuando le llevan a un hotel con ellos para pensar que, quizás, debería recibir ayuda profesional en un centro de rehabilitación. Al día siguiente, descubren que Rebecca ha llegado al hotel y por primera vez ella y Nicky Pearson se ven en persona, él le confiesa que sabía desde su existencia desde que Jack les eneñó una foto suya en 1992 y a ella le cuesta creer que podría haber formado parte de sus vidas desde hace muchos años pero que, en cambio, nunca se atrevió a aparecer.

 

Paralelamente este episodio nos lleva al pasado, a los días posteriores de que Jack fue a ver a su hermano y como le afectó en el carácter. Vemos como en ese momento no quería relacionarse con su propia familia y, a pesar de haber prometido al pequeño Kevin que le acompañaría para conocer a su ídolo del baseball, finalmente fue Rebecca quien tuvo que ir con él. Por otro lado, mientras Jack seguía tomando consciencia de todo lo que había descubierto en los últimos días, Kate y Randall encuentran su propia forma de divertirse sin su padre.

Vuelta a la actualidad, Kate y Randall deben volver a casa para atender a sus respectivas novedades familiares y el grupo Pearson se separa. Los dos hermanos, recordando ese fin de semana de hace más de dos décadas, deciden pasar por delante de lo que era su antigua casa con intención de intentar recordar lo máximo posible qué ocurrió durante esos días en 1992, ya que los recuerdos de ambos parecen ser contradictorios. Cuando llaman a la puerta, parece que la nueva familia no está muy cómoda con su presencia y no será hasta un largo rato después que les dejarán entrar.

Por su lado, Kevin le confiesa a su madre que está enfadado con Jack por no haberles contado nunca la verdad sobre su tío, se siente frustrado. Rebecca le entiende y le sugiere que se de un respiro y deje salir todo lo que siente. Aprovechando que él se va a limpiar la caravana de su tío, Rebecca mantiene una conversación con Nick en la que le cuenta cómo había cambiado la vida de Jack durante sus últimos años y le explica que Kevin sólo quiere ayudarle, ya que desde el primer momento le considera de su familia, aún así, Nicky sigue reticente y niega la ayuda.

 

Cuando Kate y Randall entran en su antigua casa se dan cuenta que la propia distribución de las estancias es completamente distinta, pero aún así, los recuerdos no paran de acudir a su memoria. Mientras Kate está segura de recordar un fin de semana de San Valentín junto a Randall y su padre divertiéndose y jugando, Randall recuerda que Jack estuvo de mal humor constante y, sino estaba ausente, estaba enfadado con ellos. Lo cierto es que cada uno recuerda lo que más le impacto y nosotros al final nos damos cuenta de que finalmente, ambos tenían razón. En escenas del pasado vemos como Jack no estaba bien y no prestaba atención a sus hijos, por lo que todo lo que ellos hacían le ponía de mal humor pero, en algún punto, pareció ser consciente de que estaba pagando con ellos algo que no tenían nada que ver (ni siquiera lo sabían) y cambió completamente de actitud.

Tras este breve throwback los dos hermanos vuelven sanos y salvos a casa con sus familias pero, ¿qué pasa con Kevin, Nick y Rebecca? Tras conocer la rotunda negativa de Nick por obtener ayuda, Kevin termina de arreglar el techo de su caravana y se queda allí esperando a que regresen su madre y su tío, pero no será una buena idea. La botella de whisky de Nick sigue allí y, efectivamente, Kevin recae y toma un gran trago, ¿por qué Kevin? Parece que este personaje va a neceistar toda la ayuda posible de su familia para que esto suponga un caso aislado y no vuelva a pasar por aquel infierno.

Tras dejar a Nicky en su casa, Rebecca y Kevin vuelven a Pittsburgh, durante el camino su madre le confiesa que está muy orgullosa de él y en lo que se ha convertido, mientras vemos que esto no hace más que hacer sentir peor a Kevin por lo que acaba de pasar, ¿se lo contará a su familia? ¿a Zoe? ¿será algo de una sola vez?

 

Este capítulo nos deja profundamente preocupados por Kevin como si fuera uno más de los nuestros. Además, parece que de momento la trama de Nick ha quedado cerrada, no quiere ayuda y ha vuelto a su casa pero, ¿de verdad va a ser la última vez que veamos a este personaje? Esperemos que no.

En el próximo capítulo veremos el pasado de Beth y, esperamos, se contesten todas nuestras preguntas sobre la situación de la familia Pearson, es decir, practicamente de nuestra familia, ¡que llegue el miércoles ya!

The following two tabs change content below.

María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.

Latest posts by María Buenaposada Casado (see all)

About María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.