This Is Us 3×10: The Last Seven Weeks

This Is Us 3x10: The Last Seven Weeks

This Is Us 3x10: The Last Seven Weeks

Series: This Is Us

4.5 Stars

Coder Credit

Año nuevo, vida nueva y...¡capítulos nuevos! Un gran número de series americanas han vuelto del parón de navidad para hacernos la cuesta de enero más amena y como no podía ser menos 'This Is Us' ha sido una de ellas.

En el capítulo de esta semana hemos podido actualizarnos en la familia Pearson prácticamente al completo. La estructura del episodio es un círculo que comienza en la noche de las elecciones, recordemos que Randall se presentaba a concejal del distrito, y que en la siguiente escena retrocede 7 semanas por lo que ya sabemos que nos van a hablar de lo que ha sucedido dentro de ese espacio temporal, como si hubieran sido las siete semanas que llevan sin estrenar capítulo, para que nos hagamos una idea.

En este tiempo Kevin y Zoe han vuelto de Vietnam y tienen más preguntas que nunca, ¿el tío Nick está vivo? ¿Jack lo sabía?...a pesar de que el misterio sólo parece agrandarse en su relación personal les va muy bien, la pareja se entiende en muchos aspectos y Kevin decide dar un paso más: le ofrece a Zoe que se mude con él. Ella, algo escéptica, acepta y él le entrega las llaves que traen con ellas un llavero de John Stamos (un gracioso guiño para los nostálgicos de los 90).

Una vez juntos deciden ir al archivo de correos para preguntar si tienen constancia de algún Nicholas Pearson en los últimos años, para ello necesitan un documento firmado por alguien que trabaje en el congreso y Zoe contacta con uno de sus ex-novios. Durante la reunión entre los tres Kevin se entera de que esa relación terminó porque ella le dejó por e-mail, y es entonces cuando comienzan a entrarle miedos: quizás algún día ella decida dejarle así, quizás para él su relación es más seria de lo que realmente es, y entonces comienza a mermar su confianza con Zoe.

Por otro lado, Kate y Toby siguen con los preparativos para dar la bienvenida al bebé, esta vez toca transformar el despacho de Toby en la futura habitación del niño y para eso tendrá que vender las figuras de acción que han viajado con él desde su infancia, algo que no le será fácil.

 

Las semanas van avanzando y ya sólo quedan dos para el día de las elecciones, a pesar de que su campaña ha evolucionado positivamente Randall no está dispuesto a perder a su familia por conseguir el puesto en política, así que durante Nochevieja les comunica que prefiere pasar con todas ellas (su mujer y sus tres hijas) más tiempo y dejar a un lado sus aspiraciones políticas. Beth y las niñas se lo agradecen y casi de manera automática, vuelven a ser la familia idílica que todos conocemos y queremos.

Pero...esto no dura mucho, al cabo de unos días Beth se da cuenta de que el hombre del que se enamoró era fiel a sus principios y un luchador, y no quería impedirle que lograra su sueño o que al menos lo intentara hasta el final. Así que después de un discurso emotivo donde confiesa a Randall el momento revelador en el que ella supo que él iba a ser su marido, le insta para que retome su candidatura y toda la familia acude a la iglesia como símbolo de que Randall ha vuelto como político. Además, para sorpresa de todos, el cura que siempre ha mantenido su admiración por el actual concejal, Sol Brown, parece impresionado por los esfuerzos de Randall y muestra su apoyo al nuevo candidato.

Ya situados en la actualidad, en la noche de elecciones, la familia al completo acude a apoyar a Randall Pearson, pero al principio no todo es bonito. Kevin y Zoe discuten y ella decide que no quiere vivir con él, argumenta que nunca ha querido pero que se sentía presionada, discuten y le devuelve las llaves. A pesar de este momento de tensión no es mucho más tarde cuando Zoe vuelve, va en busca de Kevin y le confiesa que para ella no es fácil ceder su espacio personal con nadie más y por eso siempre ha vivido sola. Esta característica de su personalidad viene de sus traumas infantiles familiares y Kevin es perfectamente comprensivo, decide no presionarle más y, en mi opinión, es una decisión muy inteligente hacialas personas que necesitan este tipo de privacidad, presionar a alguien nunca es la opción correcta.

Aún así Zoe le confiesa que ha conseguido enamorarse de él y que, por ese mismo motivo y porque además, lo desea con todas susfuerzas, decide intentarlo y aceptar de nuevo la propuesta de convivencia. Reconciliados, en cuanto llegan a casa de Kevin comienzan a desempaquetar cajas y en una de ellas se encuentran con las pertenencias recuperadas de Jack...donde encuentran una carta que demuestra que él sabía que su hermano estaba vivo, ahora todos nos preguntamos, ¿por qué tanto misterio con Nicky? ¿qué quieren ocultar?

 

Para finalizar el capítulo Randall y Beth vuelven a casa aún sin noticias sobre los resultados, pero una vez en la cama el teléfono suena y...¡Randall Pearson ha ganado las elecciones! Con esta buena noticia termina el episodio y nosotros sólo queremos ver más y más.

Parece que la semana que viene los guionistas nos tienen que explicar muchas cosas, queremos saber más sobre Nicky Pearson, sobre la convivencia de Kevin y Zoe, sobre cómo afrontará el nuevo puesto Randall y, en definitiva, sobre todo. Así que como siempre, a esperar ansiosos hasta el próximo miércoles.

 
The following two tabs change content below.

María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.

About María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.