The Walking Dead 11×07: Promises Broken

The Walking Dead 11x07: Promises Broken

The Walking Dead 11x07: Promises Broken

Series: The Walking Dead

3 Stars

Summary

Maggie idea un nuevo plan para poder asaltar los muros de Meridian. En la Commonwealth, Eugene, Princesa, Stephanie y Ezequiel cumplen la pena impuesta por romper las reglas.

Coder Credit

El final de The Walking Dead está cada vez más cerca. Tras sorprender a la audiencia con un capítulo dedicado al género del terror, la serie vuelve con un episodio más pausado que sirve para sentar las bases de lo que veremos a partir de ahora. 

Pero no nos engañemos. Esto no es más que la calma que precede la tempestad. No es la primera vez que la serie juega con la audiencia dejándonos con un episodio en el que apenas pasa nada como introducción de lo que será un cliffhanger o un momento de importante calado en el grueso de la historia. "Promises Broken" es una muestra más de ello.

El capítulo comienza con Maggie, Negan, Gabriel y Elijah a la fuga. El oportuno aviso de Daryl les ha permitido salir con vida de su inesperado encuentro con los Segadores. Es el momento de decidir qué rumbo tomar a partir de ahora. Negan es partidario de la autopreservación. Los Segadores han dejado claro con su modus operandi que son un enemigo implacable. Lo lógico sería huir en dirección contraria. No cuentan con armas suficientes para poder plantarles cara y encima les superan en número. Es una locura seguir creyendo que el plan de Maggie de asaltar Meridian y coger las provisiones que necesitan va a salir bien. Pero Maggie no está dispuesta a dar su brazo a torcer. Alexandria necesita esas provisiones. Si volvieran ahora a casa con el rabo entre las piernas sería una verdadera derrota para ellos. Han perdido mucho en este viaje como para volver con las manos vacías. Pero también sabe que, le guste o no, necesita a Negan para tener éxito en su plan suicida. Así que no le queda más remedio que aceptar la propuesta de Negan de firmar un armisticio. Su venganza queda olvidada. Al menos de momento.

La inferioridad numérica hace casi imposible que puedan plantarle a los Segadores. Ahora mismo no suponen una amenaza real para Pope y los suyos. A Maggie se le ocurre emular a los Susurradores y guiar a una horda de caminantes a Meridian. De esa forma, camuflados entre ellos podrán tener una oportunidad contra el enemigo. El único que sabe cómo moverse entre los caminantes y parecer uno de ellos es Negan así que se convierte en un improvisado maestro en el arte de ser y parecer un no muerto. 

En un interludio, Maggie y Negan comparten un conejo y mantienen una de las conversaciones más interesantes de lo que llevamos de temporada. Negan trata de empatizar con Maggie diciéndole que al igual que ella en Meridian también ha estado al otro lado de la masacre. Sabe lo que es perder su hogar y a la gente que quieres. A Maggie le cuesta creer sus palabras y le señala que entre los Salvadores al menos no había niños. A lo que Negan le responde: “¿De dónde crees que sacó Aaron a Gracie?”. Esto hace que Maggie y Negan lleguen a una especie de entendimiento. Maggie le pregunta si hubiera hecho las cosas de otra forma, a lo que Negan le responde que sí, que de haber sabido cómo iban a terminar las cosas no solo habría matado a Glenn sino que les hubiera matado a todos. Esto hace enfurecer a Maggie aunque por el bien de la misión y haciendo honor a la promesa de armisticio decide irse airadamente sin que la sangre llegue al río. 

Sinceramente, no sé qué respuesta esperaba Maggie. Por terrible que nos pareciera el régimen de los Salvadores, a ellos les funcionaba. Seguían con vida. La comunidad era lo suficientemente grande como para poder intentar plantar cara a otros grupos. La matanza de Rick y los suyos en la estación satélite mientras todos dormían justifica el que Negan se viera obligado a tomar medidas contra los invasores. Al final, ninguno de ellos es tan diferente. Son personas. Supervivientes en un mundo hostil que no se los pone fácil. Todos tienen una historia a sus espaldas y un historial de pérdidas casi tan largo como el propio mundo. 

Finalmente, Maggie logra dominar el arte de parecer y actuar como un caminante. Junto con Negan, Gabriel y Elijah logran reunir una horda lo suficientemente grande y se dirigen a las puertas de Meridian. La guerra llama a la puerta de Pope. 

Mientras tanto, dentro de los muros de Meridian, Daryl da con el almacén de provisiones que busca Maggie. Leah informa a Pope de que la patrulla en busca de los invasores no ha salido como esperaban. Pope monta en cólera y Leah se enfrenta a él diciéndole que era su responsabilidad y que gritándole al resto no van a conseguir nada. 

Daryl y Leah vuelven al bosque junto con Perro en busca de posibles pistas. Durante la búsqueda, Leah le cuenta a Daryl un poco más sobre el funcionamiento de los Segadores y como Pope es una especie de padre para ella. El grupo se comporta como una especie de familia. Pope fue el que desde el principio creyó en ella, esa fe le dió fuerzas y le convirtió en lo que es ahora. De no ser por Pope probablemente todos habrían perecido. 

De pronto, encuentran una pista que les lleva hasta un hombre que les pide clemencia. Les dice que su mujer está herida. Leah le dice que les conduzca hasta su escondite mientras informa a Pope esperando instrucciones. Pope le dice que acaben con todos. Leah y Daryl llegan al escondite y se encuentran a la mujer gravemente herida abrazada a su hijo pequeño. Le dice al hombre que coja a su hijo y que salgan de allí para no volver nunca más por la zona. La mujer les agradece el gesto y les dice que de no ser por ellos no se irían de allí dejándola morir en paz. Leah encañona a la mujer dispuesta a dar el tiro de gracia pero es incapaz de hacerlo. Daryl decide entonces ser él quien acabe con la mujer. Juntos deciden que le dirán a Pope que acabaron con todos. 

En la Commonwealth, Yumiko está siendo entrevistada como un paso previo a conocer a la Gobernadora Milton, su líder. Pregunta por sus compañeros y le responden que están cumpliendo la pena impuesta por sus transgresiones. Poco después, la vemos conversando con su hermano incapaz de comprender por qué no quiere ejercer como médico. Es más, en la comunidad nadie sabe que en su vida anterior era galeno. Al principio, Tomi le da excusas diciendo que no quiere revivir el horror y el estrés de esos días y trata de convencerla de que es feliz con su nueva posición. Yumiko insiste y Tomi le dice que nadie puede enterarse de que antes era médico, hay un orden establecido en la Commonwealth y es mejor que las cosas se queden así. Yumiko no entiende lo que le quiere decir su hermano. Intenta presionarlo un poco más pero son interrumpidos por las fuerzas del orden que se lo llevan sin que ella pueda hacer nada.

Entretanto, Eugene, Ezekiel, Stephanie y Princesa se dedican a limpiar de caminantes el perímetro exterior de la Commonwealth. Su trabajo es extenuante. Van edificio a edificio deshaciéndose de los caminantes que se encuentran. Es su castigo por haber violado las normas. En un momento dado, Eugene y Stephanie son reasignados a una zona exterior en la que una pareja trata de pasar un agradable día de picnic. De pronto, la pareja es atacada por unos caminantes y Eugene no duda en acabar con ellos. En lugar de recibir palabras de agradecimiento, el hombre le increpa por haberles arruinado un día perfecto. Eugene que no termina de entender qué es lo que está pasando se ve involucrado en una discusión que termina saldándose con un puñetazo de Eugene al ingrato. Para su desgracia, el hombre al que ha atacado no es más ni menos que el hijo de Pamela Milton. El ataque hace que Eugene termine encerrado en una celda. Hornsby va a visitarle y le dice que pasará el resto de sus días en esa celda a menos que él interceda en su nombre. Pero para eso necesita saber el emplazamiento de su comunidad. Eugene se encuentra en una verdadera encrucijada. Tras mucho pensarlo le hace prometer a Hornsby que si se lo dice cuidará de su gente.

El episodio termina sin que sepamos si Eugene le revela o no la ubicación de Alexandria y con mil y una preguntas acerca de lo que se esconde detrás del orden de la Commonwealth. El próximo episodio será el último de esta primera tanda de episodios.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Abogada de día y cinéfila y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en cine y TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal.

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Abogada de día y cinéfila y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en cine y TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal.