The Walking Dead 11×05: Out of the Ashes

The Walking Dead 11x05: Out of the Ashes

The Walking Dead 11x05: Out of the Ashes

Series: The Walking Dead

3 Stars

Summary

Yumiko, Eugene, Ezekiel y Princesa se pasean por las calles de la Commonwealth. Aumenta la tensión entre Negan y Maggie. Aaron y Carol van a ver las cenizas de Hilltop.

Coder Credit

The Walking Dead continúa su camino hacia su esperado gran final con un capítulo que parece abrir más tramas de las que cierra. En esta ocasión, la serie apuesta por mostrarnos diferentes historias en un capítulo lento y que está muy lejos de lo que supuso el inicio de la temporada.

En este quinto episodio, la serie apuesta por mostrarnos hasta cuatro tramas distintas haciendo que el episodio parezca que no termine de arrancar nunca. El primero de ellos, transcurre en la Commonwealth y es, quizás, la parte más interesante del capítulo. Eugene, Rosita, Princesa y Yumiko ven un vídeo que les da la bienvenida a la comunidad. Un entusiasta presentador les guía en sus primeros pasos por un lugar que parece sacado de un cuento de fantasía. Se ven calles llenas de gente, niños comiendo helados, personas mayores disfrutando del sol de la tarde… un paraíso que no parece tener cabida en un mundo de pesadilla habitado por caminantes. Tras el visionado del vídeo, nuestros protagonistas reciben un sobre que contiene el trabajo que les han asignado dentro de la comunidad. 

Yumiko no pierde el tiempo y en cuanto le dejan ir a su aire emprende la búsqueda de su hermano. No tarda mucho en encontrarle en una pastelería donde trabaja como ayudante del pastelero. Su hermano no puede creer lo que ven sus ojos. Después de tanto tiempo los hermanos por fin se reúnen. Todo es perfecto… siempre que sigas las reglas. 

Por su parte, Eugene deambula por la Commonwealth en compañía de Stephanie. Aún no puede creerse lo que ven sus ojos. La Commonwealth es aún mejor que en el vídeo que acaba de ver. En sus calles se respira la perfección de un paraíso demasiado artificial. Y es que, ese primer vistazo de la Commonwealth recuerda demasiado al paraíso de The Good Place. Sus calles son perfectas, sus gentes lo son aún más. Todo parece estar pensado milimétricamente para que su población esté feliz sin importar qué pase. Por eso recuerda tanto al paraíso ideado por Michael en The Good Place. Esta fachada perfecta esconde algo. 

Es todo tan maravilloso que Eugene no puede evitar acordarse de Alexandria y de sus amigos. Quiere ponerse en contacto con ellos. Tal vez puedan conseguir el status de refugiados y sean aceptados dentro de los muros de la Commonwealth. Stephanie dirige a Eugene y Ezekiel hasta la torre de radio para que puedan comunicarse con sus amigos. Con ayuda de Princesa, logran distraer a Mercer y se cuelan. Eugene consigue contactar con Judith y le dice que están todos bien. Pero poco les dura la alegría. La comunicación se corta de repente y cuando se quieren dar cuenta están rodeados por guardias que les llevan a una habitación aparte para procesarlos. 

Todo esto huele mal. Stephanie no será procesada con ellos al ser ciudadana de pleno derecho de la Commonwealth. El complejo sistema de la comunidad parece abocar a sus habitantes a lo peor si incumples la más mínima norma. La presión es tal que Eugene termina desvelando que sus intenciones eran simplemente hablar con sus amigos de las bondades de la Commonwealth con el objetivo de que vinieran a formar parte de la comunidad. ¿Y si este era el objetivo de Stephanie desde el principio? Con lo prudente que se mostró siempre con Eugene, no queriendo desvelar demasiado y esperando a que fuera él quien le contara más y más de sí mismo y de pronto tan dispuesta a que le cuente a completos desconocidos la ubicación de este paraíso. Esto huele a trampa y de las feas.

Mientras tanto, Maggie y Negan siguen su particular lucha. Juntos llegan hasta uno de los refugios del mapa de Maggie. Negan sugiere coger las armas y las provisiones que hayan y volver cuanto antes a Alexandria. Su sentido común le dice que es mejor llevar algo, por poco que sea, que no llevar nada. Pero Maggie sigue empeñada en esperar al resto y seguir con el plan original. Una locura a ojos de Negan. Los Segadores están locos y seguramente ya están tras su pista. Tienen que moverse y cuanto antes mejor. Al final llegan a una especie de entendimiento. Esperarán hasta la caída del sol. Si no viene nadie pondrán pies en polvorosa. Pero los únicos que aparecen son Gabriel y un maltrecho Elijah. Una pequeña victoria para Maggie.

En Alexandria la situación es desesperada. El hambre aprieta. Los muros se caen. Los caminantes se cuelan entre las grietas y deambulan a sus anchas por las calles de lo que fuera una próspera comunidad. Carol, Aaron, Jerry y Lydia deciden ir a Hilltop a ver si ha quedado algo. Pero solo encuentran destrucción. El fuego lo arrasó todo. Solo queda ruina y cenizas. Y una sorpresa en forma de Susurradores. Unos pocos supervivientes del grupo que ante la muerte de su líder deciden quedarse en las ruinas y malvivir con lo que encuentren. Aaron, acosado por los fantasmas del pasado, termina torturando a uno de ellos en busca de información convencido de que la amenaza de los Susurradores sigue viva. Finalmente, sus compañeros consiguen hacerle entrar en razón y libera al tipo. Eso sí, ha conseguido información valiosa: Connie sigue viva.

El momento más emotivo del episodio lo protagoniza la pequeña Judith. El sueño de Carl y de sus padres está en ruinas. Aquellos a los que quiere se han ido marchando. Ya solo le quedan los recuerdos y, con el tiempo, puede que ni siquiera eso. Tiene miedo de olvidarlos y de que el sacrificio que hicieron para construir el sueño de Alexandria haya sido en vano. El sueño se derrumba. El hambre es el verdadero enemigo de nuestros supervivientes. O la atajan pronto o todo se vendrá abajo.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Abogada de día y cinéfila y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en cine y TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal.

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Abogada de día y cinéfila y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en cine y TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal.