The Walking Dead 11×02: Acheron Parte Dos

The Walking Dead 11x02: Acheron Parte Dos

The Walking Dead 11x02: Acheron Parte Dos

Series: The Walking Dead

4.5 Stars

Summary

En los túneles del metro, Negan tendrá que hacer frente a las consecuencias de no haber ayudad a Maggie. En la Commonwealth, el nerviosismo de Eugene va en aumento cuando desaparecen sus amigos.

Coder Credit

El segundo episodio de la última temporada de The Walking Dead continúa la estela dejada por su predecesor brindándonos un capítulo lleno de tensión y muy oscuro que, además, nos deja con una de las escenas de acción más impactantes e impresionantes de la serie. 

"Acheron Parte Dos" comienza justo donde lo dejamos la semana pasada. Negan se reúne con el resto del grupo después de haber subido al vagón del metro. Rápidamente le preguntan por Maggie. Negan se hace el sorprendido y les dice que no sabe nada. Se supone que ella venía justo detrás. Empiezan a surgir las dudas entre los miembros del grupo. Sin su líder, no saben muy bien qué hacer a continuación. Volver atrás no es una opción. La horda de caminantes es demasiado numerosa y no pueden hacerle frente. Lo mejor es seguir adelante.

La posible muerte de Maggie es sin duda un golpe de efecto. Gran parte del atractivo de esta última temporada reside precisamente en la vuelta de un personaje tan querido por los fans por lo que jugar con la marcha definitiva del personaje no solo hubiera sido un golpe brutal para el espectador sino que, muy probablemente, hubiera hecho tambalear los mismos cimientos en los que se sustenta esta temporada final. Afortunadamente, el misterio de la muerte se resuelve más pronto que tarde. Al rato el grupo escucha unos golpes en la parte baja del vagón y ayudan a Maggie a volver junto a ellos. 

Es entonces cuando se produce una de las escenas más tensas de todo el episodio. Maggie acusa a Negan de haber intentado matarla y no duda en apuntarle con una pistola. El resto del grupo hace lo propio. No es de extrañar. El tipo no goza de la confianza del resto a pesar de haber sido clave en la salvación de las comunidades. No terminan de creer en la redención del personaje y parecen estar buscando la excusa perfecta para acabar con él. Negan responde que no intentó matarla. Simplemente decidió no ayudarla. ¡Qué sutil diferencia! Desde el punto de vista moral tal vez su acción sea igualmente reprobable pero cuando entra en juego el sentido de autoconservación ¿con qué autoridad se puede reprochar un acto egoísta o cobarde? Es en estos momentos cuando se me viene a la mente todo el arco de Eugene y la traición a sus amigos cuando decidió unirse a Negan y a los suyos. Su decisión era cobarde y, sin embargo, sus amigos entendieron e incluso perdonaron la transgresión al comprender que su decisión se basaba meramente en su instinto natural de supervivencia. ¿Acaso no estamos ante un caso similar? Cierto es que Negan podía haber ayudado a Maggie. Solo tenía que extender la mano. Sin embargo, es lógico que no lo hiciera. Al fin y al cabo, sin Maggie en la ecuación sus posibilidades de supervivencia aumentan exponencialmente. Recordemos que para Maggie el viaje de Negan es uno sin retorno.

Maggie decide perdonar la vida de Negan para sorpresa de todo el mundo. Aunque el debate acerca del coste de salvar una vida y la toma de ciertas decisiones continúa cuando aparece repentinamente Gage en el vagón de al lado. El joven que huyó con la munición y las provisiones del grupo está en el vagón de al lado pidiendo ayuda. Le sigue un numeroso grupo de caminantes y no va a poder hacerles frente él solo. Alden se apresura a tratar de abrir la puerta del vagón pero el resto le detiene. No tienen balas suficientes para enfrentarse a una horda. Lo más probable es que intentar ayudarle suponga la muerte del resto. 

Alden trata de hacerles cambiar de opinión pero la decisión ya está tomada. Gage no puede creerse que lo vayan a dejar morir así. Suplica a través del cristal del vagón pero pronto comprende que su suerte no va a cambiar. Saca un cuchillo y se lo clava repetidamente en el corazón antes de ser devorado por los caminantes, convirtiéndose así en la muerte más absurda e inútil del episodio. Y es que, teniendo en cuenta que esta era una oportunidad de oro para poder redimirse, tal vez Gage podría haber optado por ayudar a los que habían sido sus compañeros y amigos utilizando ese mismo cuchillo para llevarse a algún que otro caminante por delante. Este acto no solo hubiera redimido al personaje sino que lo elevaría por encima del resto al mostrar su superioridad moral. 

Lo peor de todo esto es que tras ver morir a su compañero el grupo se queda totalmente atascado. El vagón no solo no se abre sino que para colmo está rodeado de caminantes hambrientos a los que se les une rápidamente Gage como uno más. Una muerte inútil y tanto debate para terminar a las puertas de la muerte igualmente. ¡Bravo por Maggie y sus malas decisiones! Alden se compadece de la muerte de Gage pero Maggie le dice que hay formas peores de morir y le cuenta la oscura experiencia que tuvo en uno de sus viajes. La historia termina con Maggie reflexionando sobre lo excepcional que es lo que lograron construir en Alexandria y en Hilltop. Fuera de sus muros, el mundo es oscuro, brutal y cruel.

Mientras tanto, Daryl continúa persiguiendo a Perro. Su viaje le lleva a otro túnel que servía como refugio para un pequeño grupo de supervivientes o una familia. Las paredes están decoradas con extraños murales y frases perturbadoras como “Viene a por todos nosotros”, “La verdad miente” o el más misterioso de todos “Tu corona por tu vida”. Además, se topa con un cadáver esposado a un maletín y una bolsa con comida en cuyo interior hay una carta escrita por dos niños, Tom y Jesse, para su padre. En la misiva le dicen que su madre salió a buscarle y que tras tres semanas sin noticias van a seguir su camino. Los niños se despiden informándole de que tratarán de contactar con ellos todos los días a las 10. Junto a la carta, Daryl encuentra una foto de los dos niños. 

Pero Daryl no tiene mucho tiempo para investigar el lugar. Perro vuelve a salir corriendo a través de un conducto y Daryl va tras sus pasos. Sin muchas complicaciones, Daryl llega hasta el final del conducto y encuentra a Perro junto al compinche de Gage. Su huída tampoco ha salido como esperaba. Está herido y sabe que lo más probable es que no salga de los túneles con vida. Le da su arma a Daryl y le dice que le diga a sus hijos que no murió como un cobarde. 

En el vagón, nuestro grupo de supervivientes logra abrir una de sus puertas. Por desgracia la siguiente está bloqueada. Los caminantes empujan la otra puerta y es cuestión de tiempo que logren acceder a su interior. Maggie decide darle una pistola a Negan para que trate de aguantar la posición. Los caminantes logran echar abajo la puerta y comienzan su asalto. Los supervivientes se defienden como pueden pero están rodeados.

Por el otro lado, Daryl se abre paso a través de los caminantes en una impresionante escena repleta de acción en la que le vemos en modo superhéroe. Dispara con el rifle, atraviesa a los caminantes con el machete y culmina su entrada triunfal gritando al resto que se aparten y lanzando una granada al interior del siguiente vagón para acabar con todos los caminantes de su interior en lo que es, con toda probabilidad, una de las decisiones peor meditadas de la historia de la serie. ¿Quién lanza una granada en el interior de un túnel cuya estructura no se ha mantenido desde quién sabe cuándo y no piensa en un posible derrumbe que les condene a la muerte? Por suerte para todos, el túnel es estable (el vagón debía ser de adamantium a juzgar por la integridad del mismo tras la explosión) y en pocos segundos todos están sanos y salvos. 

Ya fuera de los túneles, Negan les guía a Harbor Hills, siguiente parada en el itinerario de Maggie para abastecerse con munición y provisiones. En su camino encuentra el barrio muy cambiado. A ambos lados de la carretera cuelgan cuerpos ahorcados. Por si eso no fuera advertencia suficiente, una flecha se clava en el ojo del compinche de Gage que cae muerto. Una emboscada. De la oscuridad emerge un nuevo y terrible enemigo: Los Segadores. 

Por su parte, en la Commonwealth, Yumiko está dispuesta a saber qué ha pasado con su hermano. Continúan los interrogatorios y pronto ella les hace saber que no son los únicos que han ido aprendiendo de ella. Con cada interrogatorio ha ido reuniendo datos que ha hecho que se figure ante quien se enfrenta. Sabe que la Commonwealth es un grupo enorme de personas, que tienen normas que siguen a raja tabla, que utilizan el dólar como moneda y que con los interrogatorios lo que tratan de determinar es el valor que puede tener el individuo para la comunidad si es que tiene alguno. 

Mientras Yumiko, Princesa y Ezekiel parecen ir superando cada nuevo interrogatorio con alegría, Eugene se va poniendo más y más nervioso. No ayuda que en un momento dado Ezekiel y Yumiko desaparezcan sin ninguna explicación y que Princesa no vuelva de su viaje al baño. Decide fabricarse un puñal por si acaso. Lo vuelven a llevar ante los interrogadores y les pregunta por el paradero de sus amigos. Le responden que están en “procesamiento” y Eugene se pone más nervioso. No entiende lo que eso significa. Mercer le dice que si quiere marcharse y ver a sus amigos tiene que contestar dos preguntas: dónde está su campamento y la razón por la que se encontraban en la estación de tren. Antes de dejar que conteste, le advierte de que sabrá si miente.

Es entonces cuando Eugene, en una de las mejores interpretaciones de la serie (grande Josh McDermitt), explica cómo encontró una radio que reparó con la esperanza de encontrar a algún superviviente como ellos, que una noche respondió Stephanie y cómo poco a poco empezaron una relación de amistad que derivó en que se enamorara perdidamente de ella. Cómo convenció a sus amigos para que le acompañaran al encuentro de Stephanie e incluso revela que es virgen, algo que nunca le dijo a Stephanie por miedo a la humillación que hubiera supuesto su rechazo.

Tras el interrogatorio, Mercer conduce a Eugene a otro lugar en el que por fin se reencuentra con Yumiko, Princesa y Ezekiel. Se abrazan emocionados y, a continuación, Mercer les lee una carta en la que por las normas de la Commonwealth han recibido el estatus de asilados y, por lo tanto, son bienvenidos en la comunidad. De pronto, se abre una puerta y aparece una mujer preguntando por Eugene. Se trata de la mismísima Stephanie.

Como ya sucediera la semana pasada el episodio termina por todo lo alto. Nos deja queriendo saber más de la Commonwealth y, sobre todo, queriendo conocer a este nuevo grupo de Los Segadores. La última temporada de The Walking Dead ha empezado con fuerza. Sus dos primeros episodios son muy potentes y nos han dejado momentos cargados de tensión, emoción y nos ha brindado grandes actuaciones. Esperemos que el final esté a la altura de este comienzo.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Abogada de día y cinéfila y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en cine y TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal.

About Marta Ramirez

Abogada de día y cinéfila y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en cine y TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal.