The Walking Dead 10×16: A Certain Doom

The Walking Dead 10x16: A Certain Doom

The Walking Dead 10x16: A Certain Doom

Series: The Walking Dead

3.5 Stars

Summary

Beta lleva horda hasta la torre en la que se refugian los supervivientes. Eugene, Kumiko, Ezekiel y Princesa llegan al punto de reunión con Stephanie.

Coder Credit

Han pasado seis meses desde que nos despidiéramos de The Walking Dead de manera prematura con la promesa de un último episodio que diera un cierre definitivo a su décima temporada.

El episodio arranca con Gabriel y el resto de supervivientes planeando una ruta de escape que les permita salir con vida de la enorme horda de caminantes que les rodea. La cosa pinta mal. Hay demasiados enemigos ahí fuera esperando a echarles el diente. Los números no acompañan. Por fortuna nuestros supervivientes no están solos. La red de comunidades hace que puedan contar con ayuda extra. Alexandria no está sola, cuentan con Hilltop, Oceanside, El Reino y con el resto de amigos que andan ahí por ahí fuera. 

En el episodio anterior dejamos al grupo formado por Eugene, Kumiko, Ezekiel y Princesa de camino a reunirse con Stephanie, el interés amoroso de Eugene. El grupo no pasa por un buen momento. El tiempo se les ha echado encima y lo más probable es que Eugene no llegue a tiempo para poder reunirse con su amada. Eugene está a punto de tirar la toalla y volver a casa pero Ezekiel le anima a seguir adelante.

Mientras tanto, Luke idea una forma de alejar a la horda del edificio en el que se encuentran parapetados nuestros supervivientes. Un plan perfecto que les permita efectuar la evacuación segura de los niños y los heridos. Lo malo es que para llevarlo a cabo tendrán que adentrarse en la horda y cruzarla. Un plan muy arriesgado que requiere voluntarios valientes que se atrevan a liderar a la enorme horda hasta un precipicio.

La preparación del plan hace aflorar las diferencias existentes entre los supervivientes. La vuelta de Negan no es bien recibida por los supervivientes. Aún está muy fresca su participación en el incendio de Hilltop junto con los Susurradores. Saber que detrás de lo sucedido se encuentra la mano de Carol no ayuda. Pero la peor parte se la lleva Lydia. Su presencia levanta suspicacias. No terminan de fiarse de ella. Como si la pobre tuviera la culpa de las locuras de su difunta madre. Lydia trata de acercarse a Carol. Le dice que Alpha nunca fue una verdadera madre para ella. No es que busque que Carol sustituya ese rol ni nada parecido pero entre ambas podría desarrollarse una relación de amistad. En el fondo ambas son muy parecidas y tiene sentido que Lydia se identifique con Carol de alguna forma. Sin embargo, Carol le dice que lo que tiene que hacer es buscar su propio camino y ser ella misma.

Se organizan las parejas que se mezclarán en la horda. Daryl le dice a Negan que tiene que ser uno de los que se camuflen entre los caminantes. Negan le dice que lo más seguro es que él se mantenga al margen. Sabe que probablemente su presencia entre los caminantes sea algo que haya previsto Beta, al fin y al cabo si alguien sabe cómo camuflarse entre ellos ese es Negan. Su presencia llamaría mucho la atención y pondría en peligro al resto. Negan es ahora mismo el objetivo número uno de los Susurradores al haber acabado con la vida de Alpha. Lo que dice Negan tiene sentido pero Daryl lo achaca a su cobardía. 

Daryl se despide de Judith. Se abren las puertas y los voluntarios se mezclan entre los caminantes y avanzan entre ellos muy lentamente. La situación es muy tensa. Entre los caminantes hay Susurradores armados con cuchillos afilados dispuestos a acabar con cualquiera que pretenda desbaratar sus planes de venganza. Desde el edificio, Gabriel y Lydia buscan a los Susurradores y les dan caza. Beta se da cuenta de la jugada y organiza a los suyos para que la horda se junte de modo que cueste más distinguir a los Susurradores de los caminantes. Al mismo tiempo, se produce una explosión en la torre. Comienza el asedio de los Susurradores. Es hora de que los supervivientes abandonen el refugio. Gabriel y un pequeño grupo serán los últimos en hacerlo, se quedarán defendiendo el fuerte, una forma de ganar tiempo para que el resto pueda llegar sanos y salvos a lugar seguro. 

Negan propone a Lydia que huya con él. Sabe que nunca serán realmente aceptados por el resto y lo mejor que pueden hacer es irse juntos y empezar de nuevo en cualquier sitio. Le dice que él nunca ha sido un héroe y que sabe cómo acabará todo. Antes de marcharse, le da la máscara de su madre. 

La pareja formada por Carol y Beatriz queda algo rezagada. Un Susurrador se percata de ello y las ataca. Se produce una lucha feroz en medio de la horda en la que primero cae el Susurrador. Los caminantes se abalanzan sobre el cuerpo pero en un último movimiento el Susurrador clava un cuchillo en el tendón de Aquiles de Beatriz que cae con un grito. Carol la abandona sin mirar atrás sabiendo que no puede hacer nada por ella. De la nada aparece Lydia. Ambas se reúnen con Magna, Luke, Daryl y el resto. 

De pronto, empieza a sonar una música que atrae a la horda. A los Susurradores no les queda otra que seguir a los caminantes hasta el origen de la melodía. Y es que nuestros supervivientes han logrado poner en marcha su plan maestro. El grupo dirige a la horda de manera lenta pero segura. Cae la noche y las cosas se ponen peliagudas. El carro con el equipo de música pierde una rueda y los Susurradores deciden aprovechar para volver a tomar el control de la horda. A los supervivientes no les queda otra que abandonar el carro y huir hacia el bosque para planear su próximo paso.

Beta se hace de nuevo con el control de la horda y vuelve sobre sus pasos. Lydia propone ser ella quien se haga con el liderazgo de la horda para dirigirla hacia el abismo. El plan es un suicidio en sí mismo pero puede que sea la única manera de acabar con ella. Daryl rechaza la idea diciendo que ya lo pensarán más adelante. De momento lo mejor es volver a infiltrarse en ella e ir acabando con los Susurradores uno por uno. 

En la torre la situación empeora. A base de bombas y mucha persistencia los Susurradores lograr entrar en su interior. Es hora de que el último grupo escape. Gabriel le dice a Judith que se marche y que le de un mensaje a Rosita: “Eres mi media naranja”. Tratará de comprarles tiempo para que escapen. Gabriel pelea con uñas y dientes pero pronto queda claro que la batalla está perdida para él. Por suerte en el último momento aparece Maggie y Aaron para salvar el día. 

Los Susurradores van cayendo uno por uno. Pronto solo queda Beta. De la nada aparece Negan dispuesto a acabar con Beta. Ambos hombres se enfrentan en una lucha mortal. Beta se dispone a acabar de una vez por todas con Negan. Pero Daryl aparece por su espalda y clava dos cuchillos en los ojos de Beta salvándole la vida a Negan. Beta recuerda las palabras de Alpha y repite su mantra al tiempo que se funde con la horda en una especie de extraña comunión al tiempo que los caminantes empiezan a morderle y a despedazarlo. Negan y Daryl observan la escena. “¿Sabes quién era ese idiota?” dice Negan asombrado. “Nadie” contesta Daryl.

Lydia toma el control de la horda. El precipicio está ya muy cerca y a su lado aparece Carol que le dice que se marche. Será ella la que ponga fin a esta locura. Paso a paso Carol se dirige hacia el borde del precipicio dispuesta a saltar con la horda. Un último acto de expiación con el que redimir su comportamiento. En el último momento, una mano la agarra y la aparta del borde poniéndola a salvo. Lydia se abraza a Carol y juntas observan cómo cae la horda junto con la máscara de Alpha. Por fin todo ha terminado.

Los supervivientes se reúnen en el bosque. Por fin pueden respirar tranquilos. Maggie se reúnen con sus amigos, aquellos de los que se despidió hace ya tanto tiempo. Gabriel se reúne con Rosita y Coco. Carol y Daryl se reencuentran en un abrazo en el que ella reconoce que el fin de los Susurradores no le ha dado lo que buscaba y en el que él le dice que aún le tiene a él a su lado.

En otra parte del bosque, Connie despierta herida y exhausta. Como sospechábamos, ha sobrevivido al hundimiento de la cueva provocado por Alpha. No sabemos cuánto tiempo ha pasado. Camina por el bosque desorientada. Cae en un camino frente a Virgil.

Por su parte, el grupo de Eugene llega al punto de reunión. Eugene busca alguna señal de Stephanie pero parece que allí no hay nadie. Los ánimos se desploman. De pronto, se encienden las luces y aparecen un montón de soldados primos hermanos de los soldados imperiales de Star Wars que les rodean. ¿Quién es esta gente?

Con este episodio The Walking Dead no solo cierra su décima temporada sino también toda la trama de los Susurradores. La vuelta de Maggie puede ser el revulsivo que la serie necesita después de la marcha de Michonne. Una vez más la serie apuesta por terminar con un cliffhanger para mantener enganchado al telespectador. Lo malo es que quizás este nuevo giro de guión no sea tan efectivo como los anteriores o, peor aún, que lo mismo ya estamos un poco hartos de esta fórmula y estos nuevos soldados así a priori no impresionan mucho. Lejos queda aquel silbido de Negan en el bosque o aquella búsqueda de Santuario que no auguraba nada bueno. Puede que el cliffhanger como fórmula de éxito ya haya perdido su efecto.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal