The Walking Dead 10×13: What We Become

The Walking Dead 10x13: What We Become

The Walking Dead 10x13: What We Become

Series: The Walking Dead

2.5 Stars

Summary

Michonne llega a la isla de Virgil y descubre un terrible secreto.

Coder Credit

Y al decimotercer día, volvió Michonne. Aunque solo fuese para decir adiós. Lástima que su despedida se haya producido en uno de los peores episodios de la temporada.

No nos engañemos. Sabíamos que la despedida de Michonne era un hecho. Su partida en el barco de Virgil ya sonaba a adiós prematuro. Su ausencia a lo largo de la temporada no es casualidad. Ha sido una especie de ensayo para ver cómo se comportaba la serie sin uno de sus pilares fundamentales. Y no es que los espectadores no la echásemos de menos sino que la serie cuenta con otros personajes como Daryl o Carol que tienen la fuerza suficiente como para echarse la serie a los hombros y, si quisieran, incluso protagonizar la suya propia.

De hecho han seguido la misma estrategia que cuando se plantearon la marcha de Rick, dando más protagonismo al resto de personajes mientras dejaban que su personaje principal se diluía en un segundo plano. Sin embargo, el adiós de Rick fue mucho más sentido. Su final fue el de un héroe, aunque más tarde se viera empañado con su “falsa muerte”. En el caso de Michonne su adiós ni siquiera parece definitivo. 

El episodio arranca transportándonos a los inicios de Michonne, cuando era una mujer solitaria que deambulaba por los bosques armada con su katana y en compañía de dos zombies desmembrados. Volvemos al momento en el que tropezó casi por casualidad con Andrea (Laurie Holden) que trataba de huir de unos caminantes. En esta ocasión, vemos lo que pudiera haber sido una historia alternativa. En lugar de acudir al rescate de una desconocida, Michonne opta por seguir su camino dejando a Andrea a su suerte. 

A lo largo del episodio veremos una serie de flashbacks con la historia alternativa de Michonne, lo que pudo haber sido de su persona y que no fue gracias a que sus pasos se cruzaron con los de Rick Grimes. En el presente, vemos a Michonne desembarcar en la isla junto a Virgil. Michonne tiene prisa por encontrar las armas prometidas y volver junto a los suyos para ayudar en la lucha contra los Susurradores. Pero desde que Virgil pone un pie en la isla queda claro que este tipo no anda muy bien de la cabeza. No para de hablar de su familia que le espera en la isla pero nada hace pensar que haya alguien más en en esa isla. Esto pone en alerta a Michonne que se huele que está pasando algo raro así que saca su katana y se encara con Virgil. El hombre la lleva hasta unas tumbas y le confiesa que su familia murió y le pide que les de la paz que él no puede darles ahora que son caminantes. Su familia está encerrada en un viejo hospital junto con un montón de caminantes. 

A la mañana siguiente, Michonne se adentra en el hospital y a base de espadazos se deshace de los caminantes que le van saliendo al paso. Mientras, Virgil espera aterrado, siempre un par de pasos por detrás de Michonne. Finalmente llegan a una sala en la que se descubre lo sucedido en ese siniestro lugar. Los supervivientes, superados por la situación, decidieron suicidarse. Entre ellos se encuentra la mujer de Virgil. Michonne ayuda a Virgil a enterrar los cadáveres y le recuerda su promesa de llevarle hasta las armas. Virgil le dice que esperen hasta la mañana siguiente. Michonne acepta a regañadientes.

Por la noche, a Michonne le cuesta conciliar el sueño. Viendo que va a ser imposible dormir, Michonne se adentra nuevamente en el viejo hospital. Sus pasos la llevan hasta una sala. Al otro lado se oyen voces. De pronto, Virgil la descubre y la encierra en la habitación. Le reprocha que haya roto el pacto que tenían. Cuando se queda sola, Michonne habla con las personas que se encuentran al otro lado de la pared. Son dos mujeres y un hombre. Le cuentan que formaban parte de un equipo de investigación junto con Virgil. Cuando se desató el apocalipsis, decidieron marcharse en un barco. Para evitar altercados, encerraron al resto en el interior del edificio. Fue el propio Virgil el que cerró las puertas dejando a los desesperados supervivientes en su interior sin saber que entre ellos se encontraban su mujer y sus hijos. Desde entonces, Virgil ha enloquecido debido a la culpa.

Michonne trata de escapar de su prisión pero sus intentos son inútiles. Finalmente, cae en un sueño profundo fruto del cansancio. Cuando despierta, ve frente a ella una bandeja de comida y a Virgil al otro lado de la puerta que le dice que coma. Michonne se maldice por no haber estado alerta sabiendo que ha desperdiciado una oportunidad valiosa para poder escapar. Michonne bebe el té que le ha preparado Virgil sin saber que contiene estramonio. Comienza para Michonne un confuso viaje lisérgico que la lleva a revisitar su propia historia, o la versión alternativa de ella en la que por azares del destino termina convirtiéndose en la mano derecha de Negan y siendo ella la que empuña el bate que acaba con la vida de sus amigos.

Cuando por fin se pasa el efecto de la droga, Michonne se abalanza contra Virgil y consigue escapar. Libera al resto de rehenes y juntos se dirigen hacia la costa en busca de un barco. Pero les espera una terrible sorpresa. El barco que trajo a Michonne a la isla está en llamas. A pesar de lo sucedido, Michonne y el resto deciden darle una segunda oportunidad a Virgil y su locura. Por extraño que parezca, toda esta situación le ha dado a Michonne una nueva perspectiva sobre lo que ha sido su vida y por ello se siente afortunada.

A la mañana siguiente, Virgil les conduce hasta un barco enorme donde se supone que está la munición prometida. En su interior, Michonne encuentra algo inesperado: las botas de Rick. También encuentra un viejo teléfono móvil en el que Rick hizo un dibujo de Michonne y de Judith. Este descubrimiento da nuevas esperanzas a Michonne que empieza a sospechar que tal vez Rick saliera con vida de aquella explosión. Tras reflexionar unos minutos, Michonne decide que seguirá la pista de Rick hasta descubrir qué fue lo que pasó con él. Consigue hablar con Judith por el walkie-talkie. Judith le cuenta que han logrado acabar con la amenaza de los Susurradores. Michonne le cuenta que ha encontrado una pista de Rick y la niña le anima a buscarle asegurándole que tanto ella como su hermano estarán bien.

El episodio termina con Michonne en medio de un bosque. De pronto, se topa con una mujer y hombre herido que huyen de los caminantes. Le piden que les ayude. El resto de su grupo se ha ido dejándoles atrás. Michonne echa la vista atrás y observa un amplio grupo de gente que parte hacia el horizonte en formación casi militar. Michonne les tiende la mano y juntos ponen rumbo hacia el amanecer.

Este final de Michonne nos hace pensar que muy probablemente volvamos a verla en las películas de Rick por lo que, de nuevo, estamos ante una falsa despedida. No me molesta que hayan vuelto a jugar con el adiós definitivo de uno de sus personajes icónicos. O al menos no tanto como el hecho de que este episodio es bastante malucho. La historia de Virgil y compañía me interesa lo mínimo y no hay nada en este episodio que haya llevado a Michonne a desarrollarse como personaje, al menos no más de lo que ya habíamos visto. Al final del episodio Michonne es la misma mujer que llegó a esa isla. Fue el conocer a Rick Grimes y el poder formar parte de su grupo y de su familia la razón por la que ella es quien es hoy en día. Todo ese viaje lisérgico y esta última aventurilla no han aportado nada nuevo. En ese sentido ha sido decepcionante.

Pero la vida sigue. Aún nos queda por ver la reacción de Beta cuando descubra que su amada Alpha ha muerto y las repercusiones que esta última guerra ha tenido sobre las comunidades de supervivientes. Sabemos que hay más comunidades de supervivientes ahí fuera. Habrá que ver cómo encajan en este nuevo mundo y si los supervivientes de Alexandria y Oceanside podrán conectarse con ellas. Claro que todo esto lo veremos sin Michonne.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal