The Walking Dead 10×09: Squeeze

The Walking Dead 10x09: Squeeze

The Walking Dead 10x09: Squeeze

Series: The Walking Dead

4 Stars

Summary

El grupo de superviviente liderado por Daryl se abre paso a través de una cueva para escapar de la trampa de Alpha. En el campamento de los Susurradores hay sospechas de que un traidor anda suelto.

Coder Credit

Se acabó el descanso. The Walking Dead ha vuelto y lo ha hecho con un episodio cargado de tensión para recordarnos que la serie aún puede ser emocionante y un carrusel de adrenalina cuando se lo propone.

Retomamos la acción justo donde la dejamos, con el grupo de supervivientes liderado por Daryl cayendo de lleno en la trampa de Alpha y encerrados en una cueva rodeados de caminantes hambrientos. Parece el fin para nuestros protagonistas. Alpha está decidida a acabar con ellos y antes de marcharse le dice a los suyos que se aseguren de que nadie abandona la cueva con vida.

Por suerte, nuestros supervivientes están más que curtidos en esto del apocalipsis. Una horda que apenas puede moverse no supone ningún desafío, sobre todo cuando cuentas con un caminito de rocas de cartón piedra muy bien puestas para poder salir sin un arañazo. Vale, lo mismo exageramos. Tal vez saltar de una roca a otra requiera cierta habilidad pero, seamos sinceros, si han llegado a este punto tras enfrentarse a tanques, caníbales, lobos y locos con un bate de beisbol un par de saltos no supone ningún desafío por mucho zombie que haya de por medio. 

Una vez superado este primer escollo, al grupo le toca recorrer la cueva a oscuras. Apenas pueden orientarse y los pasillos son cada vez más estrechos. Afortunadamente Daryl cuenta con una importante cantidad de cerillas que le permite ir encendiéndolas buscando una salida. Poco a poco el nerviosismo va calando en el grupo. Descubrimos que Carol padece claustrofobia y su andadura por los estrechos corredores de la cueva está convirtiéndose en toda una pesadilla. Magna se molesta. Algo normal si tenemos en cuenta que el grupo se encuentra en esta situación por culpa de Carol y su ansia ciega de venganza. 

Daryl aprovecha un alto en el camino para hablar con Carol y decirle que siente que no puede darle la espalda. Le había prometido que hablarían las cosas y que juntos pensarían en la forma de acabar con Alpha. Pero una vez más (¡sorpresa!) Carol ha decidido ir por su cuenta. Todos sospechábamos que la muerte de Henry iba a afectar a Carol, eso está claro, pero creo que nadie pensó en ningún momento que se volvería tan estúpida. 

A todos nos gusta una buena historia de venganza y aquí hay material para ello pero resulta frustrante y poco coherente que el personaje de Carol, una de las mejores y más frías estrategas de esta historia, termine dejándose arrastrar por la pena hasta el punto de cometer estupideces. Sobre todo cuando ya la hemos visto transitar esta senda oscura antes. La hemos visto exponerse y ponerse en peligro de mil formas ridículas pero siempre pensando en el bien del grupo. Siempre ha pensado en la mejor manera de proteger al grupo aun cuando eso supusiera una pequeño desvío a la hora de conseguir sus objetivos. Ahora, en cambio, tenemos a la Carol loca que corre como pollo sin cabeza directa a la muerte. ¿Qué venganza pretende conseguir si a este paso va a ser la primera en morir?

El descanso del grupo se ve interrumpido de pronto. De una estrecha galería empiezan a salir caminantes hambrientos. Los supervivientes logran hacerles frente. Este encuentro no hace sino aumentar el nerviosismo del grupo. Tienen que encontrar una salida cuanto antes. De repente, Jerry descubre una pequeña señal en tallada en la pared de la galería: una flecha. Una indicación hacia la libertad.

El grupo empieza a seguir el camino marcado. Los túneles son cada vez más estrechos y Carol está al borde un ataque de pánico. Para colmo, cada vez les cuesta más avanzar, sobre todo a Jerry, que termina atorado en un estrechísimo pasillo cuando, de pronto, aparece un grupo de caminantes que tiran de él y le arañan. El resto de supervivientes se afana en tratar de liberar a Jerry. El pobre hombre siente como los caminantes le cogen los pies y empiezan a mordisquearlos. Tras mucho esfuerzo, logran liberar al gigantón y comprueban que a pesar de los mordiscos los caminantes no han logrado atravesar las botas por lo que Jerry está a salvo. 

Continúan avanzando por la cueva y descubren que es una antigua mina abandonada. Esto hace que extremen sus precauciones, no vaya a ser que todo se venga abajo y terminen sepultados. En una de las galerías, Kelly encuentra una caja de dinamita y avisa al resto. Jerry le dice que la deje donde estaba con mucho cuidado. Quién sabe cuánto tiempo lleva allí y la dinamita es muy inestable, podría estallar en cualquier momento. Kelly la vuelve a dejar en su sitio y busca una salida. Al poco, encuentra un hueco que les llevará al exterior. El grupo se afana en agrandar el agujero para poder salir.

De pronto, Daryl se da cuenta de que Carol no está. Y lo que es peor. La dinamita tampoco. Decide ir a buscarla antes de que cometa una locura. Logra encontrarla en el foso donde aguarda la horda de Alpha. El plan de Carol es volar la horda con ayuda de la dinamita. La llegada de Daryl frustra los planes de Carol. Sin embargo, un cartucho de dinamita se le escurre de las manos y cae provocando una explosión. 

La galería comienza a derrumbarse. Jerry se coloca bajo una viga y trata de aguantar mientras apura a sus compañeros para que salgan de allí o antes posible. Dayl y Carol llegan corriendo y poco a poco los supervivientes emergen en el exterior. Aaron y Kelly, los primeros en salir, tienen que hacer frente a unos cuantos Susurradores. Se deshace de ellos rápidamente y ayudan a sus compañeros a salir de allí lo más rápido posible por si aparecen más. El último en salir es Daryl. Sin embargo, Magna y Connie no han logrado salir a tiempo y la galería se desploma sobre ellas. El grupo está conmocionado. Carol parece darse cuenta de su estupidez y, entre lágrimas, pide a Daryl que la culpe por lo sucedido. Daryl no dice nada. Se aleja en busca de un modo de entrar para rescatar a Magna y Connie. Mientras, el resto del grupo se aleja dejando a Carol con su miseria.

Mientras tanto, en el campamento de los Susurradores, los nervios están a flor de piel. Los planes de Alpha no están saliendo todo lo bien que ella esperaba y el ambiente huele a traición. Negan le dice que en lugar de apuntar a los espías que tiene fuera del campamento, debería buscar a alguien dentro del campamento. En su experiencia los traidores son aquellos en los que más confías. Todas las sospechas apuntan a Gamma, así que Alpha le pide a Beta que la observe y que la lleve ante ella. Si se confirma que es la espía recibirá su castigo frente al resto para que sirva de lección. Más tarde, decide recompensar a Negan con un beso y algo más en una escena que estará en mis pesadillas para el resto de mis días. 

Si algo hay que reconocerle a “Squeeze” es la habilidad de los guionistas para hacer que la cueva sea un personaje más en este episodio. Su estrechos pasillos, su oscuridad y el nerviosismo por tratar de encontrar una salida traspasa la pantalla convirtiendo este episodio en uno de los más opresivos.

Sin embargo, da la sensación de que la historia apenas avanza. La trama de Daryl y Carol, principal motor de este episodio se encuentra en el mismo punto en el que estaban en “The World Before”. Daryl sigue recriminándole las mismas cosas y la misma actitud y Carol sigue mintiéndole a la cara. No hay evolución alguna. La redención de Carol, que la habrá, se hace cada vez más difícil o, mejor dicho, menos creíble. Ha cruzado límites que no deberían cruzarse. Ha puesto su venganza por delante del resto. ¿Cómo justificar semejante actitud? Sobre todo ella que se supone que es una de las guardianas de la comunidad y la brújula moral del resto. Habrá que ver qué secuelas quedan cuando todo esto termine.

De momento, el fin de la guerra contra los Susurradores aun está lejos. Todavía quedan algunos interrogantes como ese extraño que se presentó en el último episodio, o el papel que jugarán Negan y Lydia en el final de esta guerra.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal