The Walking Dead 10×07: Close Your Eyes

The Walking Dead 10x07: Close Your Eyes

The Walking Dead 10x07: Close Your Eyes

Series: The Walking Dead

3 Stars

Summary

Siddiq trata de averiguar el origen de la extraña enfermedad que asola Alexandria pero sus recuerdos le desbordan. Carol utiliza métodos poco ortodoxos para interrogar a un prisionero.

Coder Credit

Se acerca la mitad de la temporada y, una vez más, The Walking Dead busca dar un golpe de efecto para tratar de mantener al espectador enganchado a una historia que lleva tiempo siendo un tanto repetitiva. Y , una vez más, la serie vuelve a recurrir a la inesperada muerte de uno de sus personajes para tratar de sorprendernos.

Esta vez el episodio nos muestra tres escenarios muy distintos. Por un lado, vemos a Siddiq lidiando con sus demonios internos y tratando de atajar la enfermedad que asola Alexandria. También veremos a Carol y su búsqueda implacable de venganza. Por último, seguiremos a Aaron y su particular labor de espionaje con Gamma. 

En Alexandria, Carol mantiene cautivo al Susurrador que capturó en el episodio anterior. Busca sacarle cualquier tipo de información que le lleve hasta Alpha. Está decidida a llevar a cabo su venganza y no duda en hacer uso de todas sus armas para ello. Lo amenaza, le golpea. Incluso le tienta con unas tostadas con mermelada para tratar de conseguir cualquier cosa que la acerque a Alpha y su horda. 

Sin embargo, la lealtad del Susurrador hacia su líder es férrea. ¿Cómo no iba a serlo cuando Alpha ha sacrificado a su propia hija sin pensarlo dos veces por el bien de los Susurradores? Es ahí cuando Carol y los demás se dan cuenta de la gran mentira de Alpha. Los Susurradores creen que Alpha acabó con la vida de Lydia. Ignoran que la joven está sana y salva tras los muros de Alexandria. Conocer la verdad supondría una brecha importante en la confianza de los Susurradores hacia su líder. Si les ha mentido en eso ¿en qué más les ha mentido?

Carol detecta esa debilidad y pretende explotarla. De nada sirve que Daryl tenga unas palabras con ella y le señale lo injusto que sería utilizar a Lydia. La joven ya ha sufrido bastante. Carol le dice que lo tendrá en cuenta pero todos sabemos que la obsesión de Carol con la venganza raya casi la locura y que en este punto ya no escucha a nadie. Sus actos la llevan inevitablemente a ese encuentro cara a cara con Alpha en el que solo una de ellas puede salir victoriosa.

Tras herir al Susurrador durante el interrogatorio, Dante y Siddiq acuden a curar sus heridas. Dante le da algo para el dolor. Más tarde, los gritos de dolor del Susurrador provoca una nueva visita de los doctores. El prisionero se retuerce de dolor pero no saben la causa. De pronto, Siddiq se encara con Dante. La respuesta debe estar en un error del nuevo médico. Dante le dice que le dio una raíz para el dolor. Siddiq se da cuenta de que Dante le administró un potente veneno que termina acabando con la vida del prisionero.

Este revés da al traste con las esperanzas de Carol de encontrar a Alpha. Pero Carol no se rinde. Con la excusa de investigar por su cuenta se lleva a Lydia con ella. Le pregunta que si quiere ayudar haciéndole ver que si va con ella será útil para Alexandria. La adolescente, que solo quiere sentirse integrada en su nuevo hogar, la sigue deseosa de complacerla ignorando las verdaderas intenciones de Carol.

Mientras tanto, Aaron prosigue con sus labores de espionaje. Tras su primer encuentro con Gamma, ambos personajes se citan en la frontera. Ambos tratan de sacar información valiosa el uno del otro. Se muestran cautelosos, especialmente Aaron, que sabe que un paso en falso provocará que Gamma huya y quién sabe si volvería a verla. Una y otra vez Gamma cuestiona la realidad de Aaron. Está cegada por la visión de Alpha en la que es imposible una forma de vida que no sea la que llevan los Susurradores. Le parece casi imposible que Aaron pueda comer pan recién hecho cada día. La idea de que pueda existir un atisbo de civilización es casi una quimera. 

Poco a poco Aaron trata de ganarse la confianza de Gamma. Le habla de su hermano y le pregunta que si tiene hermanos o hermanas. Gamma le miente tratando de olvidar la trágica muerte de su hermana. Un sacrificio necesario por el bien de los Susurradores. En el interior de la mochila de Aaron, Gamma ve el dibujo de un niño. Aaron se da cuenta y se lo tiende. Le dice que el dibujo se lo hizo su hija. Gamma le pregunta si hay otros niños y le dice que entre los Susurradores no hay porque los consideran una carga y un peligro. Son débiles y ponen en peligro a los Susurradores. Esa fue la razón por la que su hermana tuvo que abandonar a su bebé y la razón por la que enloqueció que terminó por llevarla a la muerte. La conversación termina incomodando a Gamma que se levanta repentinamente y se marcha sin despedirse. Eso sí, se lleva el dibujo de Aaron.

De vuelta en el campamento de los Susurradores, Gamma no puede ocultar su desasosiego. Cuanto más habla con Aaron tratando de sonsacarle información sobre Alexandria más dudas le entran. Alpha, que siente de alguna manera las dudas de la joven, habla con ella y le dice que entiende que las mentiras de Aaron la seduzcan pero que no debe dejarse engañar por ellas. Gamma le tiende una rama y descubre su antebrazo. Alpha comienza a golpearle con la rama. Un castigo para fortalecerla.

La noche siguiente, Gamma acude a la frontera y le tira el dibujo a Aaron. Muy enfadada le dice que no lo quiere. Aaron se acerca para recogerlo, lo que hace que parte de su cuerpo atraviese la frontera. Gamma aprovecha la indefensión de Aaron, lo inmoviliza y le amenaza con un cuchillo en el cuello. A Gamma se le ha acabado la paciencia. Quiere obtener información y lo hará de una manera o de otra. Por suerte para Aaron, Carol y Lydia aparecen a tiempo para evitar un mal irreversible. Ante la visión de Lydia, Gamma se queda paralizada. Se supone que Lydia ha muerto. Carol le dice que Alpha les ha estado mintiendo todo este tiempo. Gamma sale corriendo. Justo en ese momento Lydia se da cuenta de que, una vez más, ha sido utilizada. Carol no buscaba su ayuda sino utilizarla como antes hiciera su madre. Lydia se rebela y sale corriendo tras los pasos de Gamma. Carol probablemente haya cometido un gran error esta noche.

Pero lo importante está sucediendo tras los muros de Alexandria. La enfermedad que asola a sus habitantes continúa expandiéndose sin que Siddiq pueda hacer nada por evitarlo. Estudia cada uno de los casos buscando el origen de la enfermedad. Cuando casi parece que lo tiene se ve asaltado por las visiones que lo atormentan. Una y otra vez ve morir a sus compañeros a manos de los Susurradores. La falta de sueño y su estado alterado le están llevando a cometer errores. Fue él quien equipó la bolsa de medicinas y quien, sin pretenderlo, propició el error de Dante al haber incluido veneno entre las medicinas. 

Siddiq se cuestiona a sí mismo una y otra vez. De nada sirven las palabras amables de Rosita. Las visiones son cada vez más frecuentes. Una y otra vez asiste impotente al espectáculo sangriento de la muerte de sus amigos sin poder hacer nada para evitarlo. Aunque trata de cerrar los ojos, en cada ocasión un Susurrador le sujeta por detrás y le dice al oído que bara los ojos. Un auténtico infierno en vida. Su desesperación es tal que termina lanzándose al agua, se hunde en ella buscando ahogar sus recuerdos. De no ser por la intervención de Rosita, que se lanza al agua para salvarlo, Siddiq habría muerto ahogado. 

Esa misma noche, Siddiq reflexiona sobre la enfermedad que asola Alexandria. Parece que por fin descubre que la causa de todo esto está en el agua. De pronto, se ve sorprendido por la irrupción de Dante que se muestra preocupado por el estado de Siddiq. Lejos de alegrarle la visita, el buen doctor se siente molesto con la presencia de su pupilo. Dante le recuerda demasiado a Enid y una y otra vez le asaltan las imágenes de su muerte. De pronto, algo se activa en Siddiq. Tiene la respuesta al enigma. Dante se da cuenta y trata de detenerle. Justo en ese momento, Siddiq cae en la cuenta de que Dante es un espía de los Susurradores. Es más, es el mismo que le sujetaba y que le decía que mantuviera los ojos abiertos mientras mataban a sus amigos. Siddiq trata de zafarse del abrazo mortal de Dante pero ést ele tiene muy bien agarrado. Poco a poco empieza a faltarle el aire. Dante se disculpa con Siddiq diciéndole que no quería que este fuese su final, al fin y al cabo, lo consideraba un amigo. La vida de Siddiq está llegando a su fin. Por fin, Dante le dice que cierre los ojos. Siddiq por fin puede descansar.

Cuesta entender este golpe de efecto. No porque no sea efectivo sino porque parece muy repentino. ¿De dónde ha salido verdaderamente Dante? ¿Cuánto tiempo lleva infiltrado? ¿Qué es lo que le ata a Alpha verdaderamente? Si Alpha ya tiene a uno de los suyos infiltrado en Alexandria, ¿para qué sirve la labor de espionaje de Gamma? No tiene sentido. Ya cuenta con una fuente de información más que fiable. Un verdadero caballo de Troya que espera el momento perfecto para asestar el golpe. Para colmo, sabe que Lydia sigue viva por lo que no tiene sentido que sea un verdadero creyente de las ideas de Alpha. Me cuesta verle el sentido a todo esto. Me parece demasiado caprichoso. Un giro de guión que busca un golpe de efecto nada sutil.

El último episodio de esta mitad de temporada será el que marque el futuro de esta temporada y quién sabe si de la serie.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal