The Walking Dead 10×03: Ghosts

The Walking Dead 10x03: Ghosts

The Walking Dead 10x03: Ghosts

Series: The Walking Dead

4.5 Stars

Summary

Los habitantes de Alexandria tratan de combatir las olas de caminantes que les amenazan periódicamente. Alpha convoca una reunión con Michonne en la frontera con su territorio.

Coder Credit

The Walking Dead brilla cuanto más oscura es. Cuando se atreve a profundizar en la oscuridad de sus personajes olvidándose de su relato de horror postapocalíptico es cuando nos brinda grandes escenas, las frases más memorables y sus mejores episodios. Afortunadamente, Ghosts es uno de ellos.

Todo el episodio parece estar construido en torno a la idea de que no se puede huir del pasado. No importa el tiempo que haya transcurrido, el pasado siempre estará ahí, como una herida supurante que rezuma dolor y oscuridad a partes iguales.

El episodio comienza con los habitantes de Alexandria haciendo frente a una oleada tras otra de caminantes. Durante cincuenta horas nuestros héroes se afanan en hacer turnos y en acabar con los monstruos que amenazan sus muros. Los ataques parecen coordinados. Cada poco tiempo aparece una nueva oleada en alguno de los flancos de la comunidad, como si buscasen agotar a sus habitantes antes de asestarle el golpe mortal. Privados de sueño y exhaustos, tratan de averiguar qué es lo que está pasando aunque todo apunta a un ataque coordinado de Alpha y los Susurradores dirigiendo un grupo tras otro de caminantes desde la distancia. Durante un descanso entre oleadas hace acto de presencia Gamma que sortea cadavéres y les dice que acudan a la frontera de Alpha para reunirse con ella. 

La comunidad no se fía. Están cansados y aún arrastran el dolor de las pérdidas que les ha costado el grupo de los Susurradores. Los más coléricos piden aprovechar la reunión para acabar con Alpha de una vez por todas. Michonne trata de apaciguar los ánimos y le pregunta a Lydia si los ataques que están sufriendo podrían ser obra de su madre. La adolescente lo niega. Sabe que su madre es mucho más directa y brutal. Si quisiera borrar del mapa Alexandria y sus habitantes mandaría a la horda que controla para que lo arrasasen todo sin contemplaciones. Sin un plan mejor, Michonne y un grupo de confianza abandona Alexandria para ver qué es lo que quiere Alpha.

Carol se une a la expedición. Desde que volviera de su viaje por mar es una mujer muy diferente. Apenas duerme. Se obliga a mantenerse despierta y alerta a base de pastillas. El fantasma de Henry y de todos los niños que ha perdido le persiguen. Claman venganza. A lo largo del episodio la veremos luchar contra todos, incluida ella misma. Teniendo visiones y perdiendo la noción del tiempo por culpa de la privación del sueño. Un castigo autoimpuesto hasta que expíe sus pecados. Una expiación que solo es posible si termina de una vez por todas con Alpha. La enésima encarnación del mal.

El grupo llega al punto de reunión. Es noche cerrada y los nervios están a flor de piel. Carol observa la estaca donde una vez estuvo la cabeza cercenada de Henry. Se puede notar la rabia que bulle dentro de ella. Michonne, Daryl y el resto se desarman. Carolo hace lo mismo a regañadientes, aunque lleva un arma escondida en la espalda. Sabe que esta es una oportunidad única para acabar con Alpha y no piensa desaprovecharla. 

Alpha y los suyos hacen acto de aparición. Michonne le pregunta qué es lo que quiere y Alpha le dice que sabe que han cruzado sus fronteras. Michonne le reconoce que la cruzaron cuando cayó el satélite para apagar el fuego que amenazaba una de las comunidades. Pero Alpha sabe que la transgresión va más allá de esa única vez. Han cruzado sus fronteras hasta tres veces. Los Susurradores siempre están observando y saben que la última no fue la primera vez. Curiosamente Alpha se muestra razonable. Entiende que cruzaran pero el haber roto el pacto implica un castigo por parte de los Susurradores. Afortunadamente, el castigo no llevará consigo un nuevo derramamiento de sangre innecesario. Alpha informa de que las fronteras de los Susurradores han cambiado y se hace con una parte del territorio de las comunidades. Carol pierde la paciencia y dispara a Alpha. Por suerte Michonne se adelanta a Carol y evita que apunte a Alpha. Daryl trata de sacar a Carol de allí mientras Michonne pide disculpas. Alpha está de buen humor hoy y le dice que entiende su reacción como madre. Les deja marchar mientras establece los nuevos límites de sus fronteras.

La noche de vuelta a Alexandria es una continua lucha de Carol contra el mundo. Los fantasmas la ahogan y la falta de sueño hace que pierda la noción de la realidad. La idea de acabar con Alpha la obsesiona y por mucho que le insista Daryl en que tiene que dormir ella hace caso omiso. Ni siquiera el bueno de Daryl puede alcanzarla en la oscuridad que sume sus días. Vive contando las horas. El timbre del despertador marcando el ritmo de sus días. Un horror más en un mundo de pesadilla.

Pero Carol no es la única que vive sumida en la oscuridad. Siddiq vive acosado por la culpa del superviviente que le devora por dentro. Apenas duerme. Durante el día está como ausente y hasta la situación más simple logra paralizarlo. Gracias a un flashback descubrimos que él estaba presente cuando los Susurradores cogieron a Henry y a los otros. Alpha obligó a Siddiq a ser testigo de la horrible muerte de sus compañeros y luego lo dejó marchar. Ahora esas visiones le atormentan. Dante parece olerse lo que le pasa a su compañero. Le invita un trago y le cuenta su historia tras volver de Irak. Consigue arrancarle una sonrisa pero todo hace sospechar que a Siddiq aún le queda para su total recuperación.

Por su parte, Aaron transita un camino mucho más oscuro. La pérdida del amor de su vida aún ensombrece su existencia. El dolor se ha instalado en su pecho y cada vez es más huraño e impulsivo. La única manera que tiene de desahogarse es a través de la violencia. El odio a Negan le ciega y cuando Gabriel le obliga a formar dúo con él para deshacerse de los caminantes no se lo toma nada bien. Duda mucho del supuesto cambio de Negan y lo que es peor, aún le culpa de la muerte de su marido. Sus maneras recuerdan y mucho a Rick Grimes. Pero no al Rick Grimes de los últimos tiempos sino a aquel Rick de la dictadura. El que disparaba primero y preguntaba después. 

Tras una disputa con Negan, dos caminantes se le acercan por la espalda. Uno de ellos cubierto de un musgo verde que logra cegarlo. Les da muerte pero Aaron es incapaz de ver nada. Como puede se dirige a una casa abandonada donde busca a Negan a grito pelado. Negan le observa. Dos caminantes logran abrirse paso por la contruccion y amenazan la vida de Aaron. Es entonces cuando interviene Negan y le salva la vida. Le dice que descanse hasta la mañana. Mientras tanto él montará guardia. En cuanto amanezca volverán a Alexandria. 

Por último, Eugene lucha mano a mano con Rosita para contener las oleadas de caminantes que amenazan Alexandria. Al amanecer, cuando por fin se respira un poco de paz, se dirigen a casa a descansar. Ambos están exhaustos y Eugene vuelve a confesarle su amor. Rosita le rechaza enérgicamente haciéndole saber que nunca pasará nada entre ellos. Por primera vez Eugene se da cuenta de que por muchos años que pasen, por mucho que haga por Rosita, ella nunca corresponderá sus sentimientos. Su amistad se basa en la vana esperanza de que Rosita abra su corazón a Eugene y esto nunca sucederá. Eugene se marcha y rosita descubre que su amistad ha sufrido un duro revés del que tal vez nunca puedan recuperarse.

The Walking Dead nos ha brindado uno de los mejores episodios en mucho tiempo. Los altibajos de Carol la hacen un arma de doble filo. Está claro que sobre sus hombros va a residir la responsabilidad de salir bien parados en la guerra que poco a poco se está fraguando con los Susurradores. Claro que bien podría ser una guerra que ella misma iniciara. Ganas no le faltan.

Me alegra ver que poco a poco las series van perdiendo el miedo a tratar las enfermedades mentales de una forma mucho más realista y profunda. Después de todo lo que han vivido nuestros supervivientes no es de extrañar que más de uno sufra estrés postraumático, depresión o la culpa del superviviente. Es interesante que estos temas por fin se traten de un modo mucho más orgánico a como se hacía en la televisión tradicional.

Este es el camino a seguir. Esperemos que The Walkinge Dead siga su viaje hacia la oscuridad. Es lo que mejor le sienta. 

 
The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal