The Shrink Next Door: 1×01-1×03

The Shrink Next Door: 1x01-1x03

The Shrink Next Door: 1x01-1x03

Series: The Shrink Next Door

4 Stars

Summary

Marty Markowitz es un tipo afable que arrastra muchos problemas de autoconfianza. Para ayudarle a superarlos su hermana Phyllis le sugiera que visite al Dr. Ike, un terapeuta muy reputado, sin saber que en realidad el psiquiatra abusa de la confianza de sus pacientes para sacar beneficio propio.

Coder Credit

The Shrink Next Door es el nuevo drama de Apple TV+. Basado en el podcast que triunfó en 2020 (se situó en el número 1 de los más escuchados durante varias semanas consecutivas), narra la historia real del Dr. Isaac Herschkopf, un terapeuta que se aprovechaba de sus pacientes.

Más conocido como el Dr. Ike, se entiende el interés de Apple por contar su historia en todos los formatos posibles. Y es que a uno puede quedarle la duda, cuando acude al psiquiatra por primera vez, de hasta qué punto esa persona se está aprovechando de ti, ya que en teoría lo único que está haciendo es cobrarte por escuchar tus problemas. Por supuesto, ese miedo desaparece al ver que estás ante un profesional que quiere ayudarte... pero en el caso del Dr. Ike esos miedos estarían más que justificados.

El problema es que el Dr. Ike es un hombre inteligente que sabe utilizar su increíble carisma para ganarse la confianza de aquellos pacientes de los que más provecho puede sacar. Y en ese sentido se puede decir, sin género de dudas, que el del Dr. Herschkopf es un papel hecho a medida para Paul Rudd.

Porque ¿quién desconfiaría de ese tipo tan afable por el que parece que los años no pasan? ¿Cómo pensar que el hombre que ha sido Ant-Man o el marido de Phoebe Buffay en Friends es alguien capaz de aprovecharse de la gente hasta límites insospechados? Alguien que actúa como un verdadero depredador buscando a sus víctimas perfectas, personas confiadas que arrastran serios problemas de autoestima, para hacerse pasar por su amigo y confidente con el único objetivo de, poco a poco, ir quitándoselo todo. Absolutamente todo. Y si para ello es necesario destrozar sus vidas familiares y alejar de ellos a las únicas personas que realmente han estado a su lado, pues que así sea.

Eso es justo lo que va a hacer el Dr. Ike con Marty Markowitz, el último paciente que ha caído en sus redes y al que interpreta Will Ferrell. Y esa relación cliente-paciente será la que se desarrolle a lo largo de los ocho episodios que conforman la miniserie.

De ellos ya se pueden ver los tres primeros en la plataforma, los cuales son necesarios para ponernos en situación. Pero no porque este drama ácido con toques de humor negro se desarrolle a un ritmo pausado. La razón es que esos tres primeros episodios permiten que comprendamos el verdadero alcance del problema y lo mucho que Ike va a destrozarle la vida a Marty.

Así, el primer episodio comienza con un flashforward en el que vemos al Dr. Ike disfrutando de las mieles del éxito. Está dando una fiesta en su fantástica casa de campo y allá donde va solo recibe alabanzas y palabras de elogio, lo que a él le encanta y ni siquiera se esfuerza en disimularlo. Pero entre los invitados hay un hombre que no parece compartir esa pasión por Ike: Marty, quien acaba destrozando parte del mobiliario de la casa.

Solo al final del tercer episodio se comprende por qué odia tanto a Ike y, la verdad, viendo lo que le ha hecho (y solo van tres episodios), lo sorprendente es que se haya conformado con destrozar el mobiliario en lugar de al propio Ike.

Porque lo peor no es que el Dr. Ike tenga una capacidad asombrosa (y un tanto descarada, todo sea dicho) por sacarle el dinero a su paciente, ya sea en su consulta o fuera de ella. Lo peor es que no se va a conformar con arañarle unos cuantos dólares por sesión. No cuando acaba de encontrar a la gallina de los huevos de oro y sabe que la tiene bien agarrada por el gaznate, por lo que solo es cuestión de ir sugiriéndole ideas para seguir ganando a su costa.

Y es que no se trata solo de que Marty tiene mucho dinero (que ha conseguido con el sudor de su trabajo durante décadas) y un grave problema de autoconfianza por el que siempre espera a que los demás tomen las decisiones por él. El mayor problema es que Marty ha acabado en las redes del peor hombre al que debería haber conocido y ni siquiera es consciente de ello. Y hasta que él mismo no se dé cuenta de la situación va a seguir permitiendo que Ike se lo quite todo: su dinero, sus relaciones familiares y hasta su futuro. Y, además, que lo haga de una manera tan absurdamente fácil que hará que Marty también acabe perdiendo su orgullo.

De ahí que no debe caerse en el error de pensar que estamos ante una comedia. Por mucho que esté protagonizada por Will Ferrell y Paul Rudd, dos grandes de la comedia, The Shrink Next Door es un drama con todas las letras. Más aún si añadimos el inquietando detalle de que esta historia no ha salido de la alocada imaginación de un guionista de Apple sino que ocurrió en el mundo real.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.