The Prodigy, los niños malignos nunca se fueron

The Prodigy

The Prodigy

2.5 Stars

Summary

Una madre preocupada por el comportamiento perturbador de su hijo, está convencida de que algo sobrenatural está transformando la vida del pequeño y de quienes lo rodean, poniéndolos en peligro.

Coder Credit

Este viernes 8 de febrero se estrena en las salas comerciales de nuestro país 'The Prodigy', una nueva cinta de terror dirigida por Nicholas McCarthy.

La actualidad, año 2019: los creadores audiovisuales de historias de terror cada vez tienen más difícil conseguir la aprobación del público en sus obras, pero aún así, hay algunos valientes como Nicholas McCarthy y su ‘The Prodigy’ que lo siguen intentando.

Por desgracia de todos es sabido que el cementerio está lleno de valientes y todo apunta a que esta película se ha ganado una tumba allí. Aún así no todo son disgustos, está claro que el director no es un principiante y ha sabido sacar partido a ciertos puntos no sólo narrativos sino técnicos de la cinta.

‘The Prodigy’ nos plantea la ya clásica historia de terror en la que un niño es la fuerza maligna que traerá problemas y que se enfrentará especialmente a su madre ya que, para seguir con las tradiciones también, el padre se encuentra en un segundo plano de la historia. En este caso, no es un espíritu natural el que ocupará el cuerpo del pequeño, sino que será un asesino en serie que existió en la realidad y que fue asesinado por la policía exactamente en el momento en el que Miles (el niño) nació.

De esta idea quizás no eres consciente desde el principio ya que dividen las dos historias y no será hasta más tarde cuando el director reconozca la relación y todo cobre sentido. Quizás esta es la parte más novedosa de la trama ya que estamos más que acostumbrados a que espíritus malignos e invisibles tomen el protagonismo y, en esta ocasión, se trata de un asesino en serie real cuya alma aún no se ha ido porque se dejó “cosas por hacer”.

 

Como se ha dejado caer al principio, ‘The Prodigy’ está llena de clichés, estereotipos y eventos predecibles durante la hora y media de metraje, pero lo que sí que consigue Nicholas McCarthy es hacerte sentir incómodo. La tensión está provocada y alargada de manera adecuada para que necesites que se termine casi cualquier escena, aunque sabes perfectamente que va a ser con un jumpscare quieres que ocurra ya para volver al ritmo cardíaco habitual. Uno de los motivos de que esto ocurra y a su vez, uno de los mayores aciertos de la cinta es sin duda la banda sonora, la música compuesta por Joseph Bisara ('Insidious') hace que te fijes en ella en distintas ocasiones y aprecies que acompañe a las imágenes, consigue que te evadas momentáneamente de tu alrededor, te concentres en la escena y, por lo tanto, estés más tenso.

En lo que al apartado interpretativo se refiere, tenemos al joven Jackson Robert Scott como protagonista, a este actor ya le conocíamos del reboot de la inquietante It’ donde interpretaba a la primera víctima del payaso asesino, y es que parece que el pequeño actor se ajusta muy bien a las historias oscuras. Aún así, a pesar de que podemos ver momentos de lucidez y, probablemente, una carrera más que construida en los tabloides, todavía interpreta a un Miles algo sobre actuado (especialmente en las escenas de violencia, quizás porque no esté acostumbrado) y provoca en el espectador general una leve risa más que el temor esperado.

Taylor Schilling, quien interpreta a la madre del protagonista, tampoco ayuda a la hora de que el espectador pueda empatizar con algún personaje, incluso aunque odiemos a su hijo. Quizá sea por su previo papel en 'Orange is the new Black' donde no resultaba muy convincente o simplemente por su forma de actuar, pero lo cierto es que no ofrece a la audiencia lo que su papel parece querer implicar.

 

Para finalizar decir que ‘The Prodigy’ no supone una revolución en las películas de terror pero, ¿la buena noticia? Tampoco parece pretenderlo. Sin querer dar muchas más pistas del resto de la trama decir que es una buena opción para pasar cerca de una hora y media en tensión y comedia a partes iguales.

A partir de este viernes llega a los cines de toda España para dejarnos claro una cosa: no te puedes fiar de los niños.

The following two tabs change content below.

María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.

About María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.