The Librarians 3×04: And the Self-Fulfilling Prophecy

The Librarians 3x04: And the Self-Fulfilling Prophecy

The Librarians 3x04: And the Self-Fulfilling Prophecy

Series: The Librarians

4 Stars

Summary

Eve tendrá que verse cara a cara con su muerte, pues la Parca la persigue para matarla por encargo de alguien. Los Bibliotecarios tendrán que encontrar una manera de desafiar a su destino.

Coder Credit

Si hay algo que Eve odie más que los viajes en el tiempo son las profecías. Esta semana, para su desgracia, va a estar más que servida de visiones y profecías que interferirán con el caso de la semana. Seguimos sin Flynn, pero no lo echamos en falta con tanto lío y paradojas. ¡Además, tenemos al Oráculo de Delfos! ¿Qué más se puede pedir?

El episodio empieza lleno de misterio y confusión. ¿Qué hacen Eve, Ezekiel y Jake en lo que parece una cavidad subterránea y mojados de pies a cabeza? No tenemos ni idea, pero parece que ellos tampoco. Poco a poco intentan reconstruir el pasado con retazos de sus memorias para ver dónde están y cómo han llegado allí, y para su desgracia, recuerdan que la Parca persigue a Eve. La Parca, nos explica Jenkins, es un asesino sobrenatural al que puede invocar cualquiera que tenga magia para matar a otros usuarios de magia, y va en pos de Eve.

Lo malo es que según Jenkins, no hay manera de pararla y parece que este será el fin de Eve. La Parca ha dejado tras de sí un cubo de profecía, con el cual se puede ver el futuro de cada uno. Pese a las advertencias de Jenkins, Eve decide que si por lo menos conoce cómo va a morir, puede estar preparada para ello y evitarlo de alguna manera. Así es como Eve se entera de que morirá en la Biblioteca y halla una fácil solución: si no está en la Biblioteca cuando el reloj de arena de su vida pare, no podrá morir.

Ehhh ¿qué hacemos aquí?

La teoría es buena pero Jenkins insiste en que no puede abandonar la Biblioteca pues es el único sitio donde la Parca no puede entrar, pero Eve no quiere arriesgarse y en cuanto el Libro de Recortes les ofrece un nuevo caso en un instituto, la Guardiana no se lo piensa y va allí con los Bibliotecarios. El capítulo va saltando del presente al pasado mientras vamos enterándonos de lo que les ha llevado al sitio extraño en el que se encuentran.

El caso de la semana implica a unos estudiantes, en concreto, al equipo de natación de dicho instituto. Todas las notas del equipo han mejorado considerablemente y han tenido demasiada suerte con más cosas como para que sea “suerte natural”. Al final, todo se explica cuando, en el borde de la piscina del instituto, un alumno (que está en el sitio raro ese subterráneo en el que se encuentran nuestros héroes junto al director del instituto y una señora de la limpieza) confiesa que se trajo agua de un lago del Monte Parnaso en Grecia, que se supone que tiene poderes especiales.

Así es como los alumnos comenzaron a tener buena suerte y a sacar buenas notas. Además, las gafas de buceo de los miembros del equipo se han convertido en mágicas y con ellas se puede ver el futuro. Mientras Eve manda a Cassandra con las gafas para que las examine con Jenkins, la Parca hace su aparición y todos acaban en la piscina. Los Bibliotecarios se dan cuenta de que han llegado al sitio en el que están al caer en la piscina y que por eso están todos mojados.

¡Al agua patos!

El sitio se revela como mágico bastante pronto, pues el grupo se ve separado en dos: por un lado Eve con el director del instituto y la señora de la limpieza, y por el otro, Ezekiel, Jones, y el alumno que trajo el agua de Grecia. Cada grupo tendrá que ir superando diferentes pruebas para intentar salir de allí y mientras Cassandra y Jenkins investigan cómo pueden salvar a Eve de la Parca y su inevitable muerte escrita en una profecía.

La idea les viene cuando Jenkins explica que la Oráculo de Delfos se libró de su propia muerte profetizada al crear una profecía aún más importante que contuviera dentro el cubo donde ocurría su muerte. Un lío vamos, pero que parece que puede funcionar si son capaces de crear una profecía más grande que pueda evitar la muerte de Eve.

Mientras, los que están atrapados se vuelven un poco locos al ver su futuro y creyendo que tienen que actuar según lo que vieron con las gafas mágicas (sobre todo Jake, que está muy obsesionado con que no puede hacer nada que pueda cambiar lo que vio) y eso casi les cuesta un enfrentamiento entre ambos grupos sólo por el hecho de haber visto que se atacaban los unos a los otros. Y es que sólo se atacan porque han visto que se atacan, sin razón alguna. Paradoja de manual.

Eve se enfrenta a la muerte. Literalmente.

Al final todos logran reunirse y por fin descubren lo que está pasando: la señora de la limpieza no era una simple señora de la limpieza, sino la mismísima Oráculo de Delfos en persona y todo era un plan para evitar su muerte matando a Eve, que según ella, sería una muerte mucho más importante pues Eve está destinada a grandes cosas. Um, interesante.

Además, cuando Eve le dice que su plan no va a funcionar pues ha visto que su muerte ocurriría en la Biblioteca, se descubre otra sorpresa: están todos metidos en uno de los cubos de la profecía y dicho cubo está en la Biblioteca. Pero bueno, gracias al ingenio de Eve y a un más que útil espejo (regalado por la Biblioteca, pues es ella quien protege a la Guardiana), logra que Jenkins mande la caja donde están a través de una puerta y la saque de la Biblioteca, haciendo así imposible que la Parca la mate.

La Oráculo de Delfos no puede evitar a su destino y la Parca se la lleva, dejando libre así a Eve, que respira a salvo en Australia junto con sus amigos. ¡Se ha librado de una buena nuestra Guardiana favorita! Aunque acabe con un poco de dolor de cabeza con tanta profecía y paradojas liosas.

¿Qué os ha parecido el capítulo? ¿Tenéis ganas de que vuelva Flynn? A ver con qué nos sorprenden la próxima semana.

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

Latest posts by Natalia Méndez (see all)

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.