The Good Doctor 5×07: Expired

The Good Doctor 5x07: Expired

The Good Doctor 5x07: Expired

Series: The Good Doctor

5 Stars

Summary

Aaron regresa al hospital para hacerse cargo de un caso que le hará replantearse las cosas, mientras que Shaun tiene que hacer frente a la revelación de Lea y a un caso que puede cambiarlo todo.

Coder Credit

The Good Doctor se despide hasta el próximo año con un grandísimo y dramático capítulo que nos regala otra maravillosa interpretación de Freddie Highmore y una escena que no olvidaremos fácilmente. Si bien la quinta temporada estaba teniendo altibajos provocados por la llegada de Salen y los cambios que ha provocado, este episodio demuestra que la ficción sigue siendo una gran serie y que aún tiene mucha guerra que dar. Análisis CON Spoilers a continuación.

Desde que Salen (Rachel Bay Jones) irrumpió en The Good Doctor el pasado mes de septiembre, comprando el hospital y empezando a cambiar cosas para obtener beneficios, los personajes y los espectadores hemos tenido que tratar de acostumbrarnos a su presencia y su forma de hacer las cosas aunque no nos gustaran en absoluto. Llevábamos tiempo esperando a que algo pasara y, sobre todo, a que alguien dijera BASTA, pero jamás habríamos podido imaginar un desenlace como el que hemos visto.

El capítulo de esta semana ha sido soberbio en todos los aspectos, su reparto ha sabido plasmar perfectamente todo lo que sucede y, una vez más, nos quitamos el sombrero ante la magistral actuación de Highmore en uno de los momentos más duros que ha tenido que pasar su Shaun Murphy. Los minutos finales del episodio impactan, duelen y nos hacen sufrir con y por Shaun, pero también por Lea, Aaron y Lim, a la vez que ya estamos deseando (y temiendo) ver lo que sucederá a continuación.

 

Comencemos por Shaun y Lea, quienes van a tener que hacer frente a una crisis mayor a la que sufrieron tras el aborto. Lo que empieza siendo un día perfecto de la pareja yendo a ver la posible iglesia para su boda, acabará trastocando por completo a ambos y poniendo en peligro su relación. Los problemas sobre el ruido que hace el suelo del edificio quedan eclipsados rápidamente por el sentimiento de traición que Shaun experimenta al descubrir que Lea borró varias de las valoraciones negativas que hicieron unos pacientes sobre él.

Llevábamos esperando a que Shaun se enterara de lo que había hecho su prometida, y sabíamos que se iba a enfadar pero eso no significa que nos fuera a gustar verlo. El médico se siente dolido y engañado, pero además siente la necesidad de arreglar las cosas y le dirá a Lea que vuelva a poner dichas valoraciones en el sistema, pero cuando Lea le dice que no puede hacer eso, Shaun replica que tienen que contárselo a Salen aunque eso implique que su novia pueda ser despedida.

Shaun siempre sigue las normas y no contempla que los demás no lo hagan, ya lo vimos la semana pasada amenazando a Park con denunciarlo por tratar de entrometerse en su caso, e incluso piensa que si Lea pierde su trabajo se lo tiene merecido. Pero lo que más le duele a nuestro protagonista es pensar que Lea le mintió y sentir que ya no puede confiar en ella. Veremos que Shaun trata de entender lo que ha sucedido y hasta hablará con su paciente de las decepciones sufridas por gente a la que se quiere, pero es mucho que procesar por ahora.

 

Por si no fuera suficiente, Shaun se va a ver inmerso en un caso médico que le va a afectar muchísimo y que provocará que estalle en los minutos finales del episodio, incapaz de asimilar todo lo que ha vivido en las últimas horas y dejándonos con el corazón en un puño. Shaun y Lea se tropiezan con un accidente de coche y rápidamente se acercan a los heridos donde conocen a una joven embarazada que se tienen que llevar al hospital.

La mujer está bastante herida y solo tiene dos opciones, o guardar reposo absoluto durante varias semanas para que el bebé se desarrolle sin problemas pero con la probabilidad de que pueda perder la capacidad de caminar, o que le practiquen una cesárea sin saber si el bebé podrá seguir adelante. Finalmente la situación se complica tanto que se la tienen que llevar a quirófano para sacar a la niña y es cuando vivimos unos momentos desgarradores y traumáticos, ya que la bebé no respira por sí misma y no saben qué le pasa.

Shaun da con la posible causa y le inyecta un fármaco que supuestamente resolverá el problema, pero la niña sigue sin reaccionar y todos se empiezan a poner más y más nerviosos. Shaun comprueba otra vez el frasco que usaron y comenta consternado que el fármaco está caducado. Tras llamar a la farmacia del hospital y descubrir que solo tienen un lote de ese medicamento y todos los viales están caducados, Shaun improvisa otro remedio pero es demasiado tarde y la bebé ya ha perdido la vida.

 

En primer lugar veremos a Lim yendo a Salen a contarle lo que ha pasado y acusarla porque sus medidas de ahorro han sido las culpables. Salen se muestra afectada por lo sucedido pero vemos que no tarda en pensar una estrategia para evitar una más que merecida demanda, y es que no quiere que le digan a la mujer cómo murió su bebé.

Pero la reacción que más nos impacta es la de Shaun, entrando en la farmacia del hospital y tirando varios frascos al suelo mientras grita que están caducados. Lea va detrás de él para intentar calmarlo, pero nuestro protagonista tiene demasiadas emociones encima y no puede parar de gritar, le dice que ya no confía en ella, que no deberían casarse y comienza a hiperventilar. Será Aaron quien llegue a tiempo para lograr que se tranquilice un poco, Shaun también está enfadado con él y le hará varios reproches, pero acaba aferrándose a su mentor mientras llora desconsolado rompiéndonos un poquito más el corazón.

Paralelo a todo este drama, nos hemos reencontrado con Aaron Glassman que vuelve a ponerse su bata de médico para tratar al marido de su primera ex mujer. El shock inicial de saber que tiene pensado mudarse a otro estado, va cobrando sentido según mantiene varias conversaciones con su ex mujer que nos hacen comprender más y mejor al antiguo director del hospital. El divorcio lo ha dejado más tocado de lo que quiere asumir, está cansado de que todos esperen cosas de él y quiere marcharse donde nadie lo conozca y donde no tenga obligaciones de ningún tipo.

 

La presencia de la ex pareja de Glassman ha sido todo un acierto, hemos sabido más sobre su pasado, qué falló en su matrimonio, por qué Shaun es muy importante para él y que aún lo necesita. Es ella la que le dice que no se marche y que Shaun lo hace una mejor persona, lo que sumado a la gran crisis que sufrirá su protegido deja bastante claro que Aaron se quedará, al menos por ahora.

Nos quedamos así hasta el próximo año, con la relación de Shaun y Lea pendiendo de un hilo, una muerte que traerá consecuencias y una posible guerra abierta entre Lim y Aaron contra Salen. ¿Qué os ha parecido el episodio? ¿Os ha dejado tan destrozados como a nosotras?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.