The Good Doctor 4×14: Gender Reveal

The Good Doctor 4x14: Gender Reveal

The Good Doctor 4x14: Gender Reveal

Series: The Good Doctor

4 Stars

Summary

Shaun y Lea no se ponen de acuerdo con temas relacionados con el embarazo, mientras que en el hospital los residentes se encargarán de dos casos con diagnósticos complicados.

Coder Credit

The Good Doctor regresa tras el parón de dos semanas, algo muy habitual en las series estadounidenses y más en época de pandemia ya que los rodajes se alargan aún más, y entramos en la recta final de la temporada con un episodio que al margen de las tramas médicas nos sigue demostrando la evolución de Shaun. Análisis con SPOILERS a continuación.

Todos sabíamos que el embarazo de Lea iba a suponer un antes y un después, tanto para la pareja, como para la vida de nuestro protagonista. Ya vivimos la frustración de Shaun al ser incapaz de sentir nada por el futuro bebé, salvo enfado por ver que su novia se encontraba mal todo el tiempo, para luego acabar convenciéndose de que será un buen padre. Ahora llega el turno de desvelar el sexo del bebé y el resto de preparativos en lo referente al embarazo y el parto, algo que hará que Shaun y Lea choquen una vez más.

El entusiasmo y la alegría de la mujer al saber que van a tener una niña, contrasta bastante con la reacción más racional de Shaun al que le daba exactamente igual tener un niño o una niña porque ambos le parecían bien, algo a lo que Lea no le dará importancia hasta que llegue el momento de hablar de todo lo referente al momento del nacimiento. Veremos a ambos asistir a su primera (y última) clase de preparación al parto, de donde son expulsados después de que Shaun interrumpa varias veces a la profesora dando su opinión médica con respecto a los consejos, en su opinión desafortunados, que esta ofrece al resto de embarazadas.

Pero el gran problema llega cuando Lea confiesa que quiere contratar a una doula (una mujer que le ofrezca apoyo emocional y físico durante embarazo, parto y primeras semanas de vida del bebé), y Shaun se opone a la idea ya que considera que no la necesitan.

Poco a poco, se irá dando cuenta que Lea necesita sentirse segura y arropada durante esta etapa, y la doula puede ofrecerle todo eso de una manera que él mismo no puede darle a su novia. Serán buenos ejemplos para demostrar la necesidad de contratar a la mujer cuando Shaun es incapaz de darle un masaje a Lea para ayudarla con las molestias del embarazo, o que le costará mucho sostener su mano durante las contracciones.

Así tras depararnos un par de escenas muy divertidas, utilizando a Claire como entrenamiento para que le apriete la mano, o yendo al paritorio a interrogar a una mujer que está dando a luz, Shaun acaba siendo consciente de sus limitaciones en este aspecto y aceptando que la idea de la doula no es tan mala ya que servirá para que Lea tenga todo lo que necesita en estos momentos de miedo e incertidumbre.

Centrándonos ahora en los casos médicos, Morgan, Park y Asher tratarán a un luchador profesional que llega al hospital con un hematoma en el pecho. No parece nada de otro mundo hasta que Morgan comenta que le tienen que drenar líquido y el paciente enloquece, poco después nos develan que tiene unos implantes pectorales para presentar un aspecto físico más llamativo y así conseguir patrocinadores. La cosa podría haber quedado ahí pero todo se complica aún más cuando descubren que el paciente tiene cáncer de pecho y deben operarlo.

El hombre es reacio en un principio porque se juega su carrera, pero finalmente accede a la cirugía y al tratamiento, hasta que una vez en quirófano son conscientes de que el tumor está muy extendido y deben hacer una mastectomía completa y para ello necesitan en consentimiento del paciente. Este se negará por completo a perder sus implantes porque eso supondría perder a sus fans y su carrera, por lo que optará por someterse únicamente a la quimioterapia.

Finalmente será Park quien se decida a hablar sin tapujos con el paciente, reprochándole que sea capaz de arriesgar su vida y su salud por no querer ser sincero con sus seguidores. El hombre se da cuenta de su error y acaba dando el visto bueno a que lo operen, y posteriormente lo veremos compartir la noticia por redes y aceptando el nuevo camino que tiene por delante.

Por su parte, Claire, Shaun y Jordan tratan a una piloto de combate de las fuerzas aéreas que va a someterse a un reemplazo de cadera. Cuando están en plena operación la paciente sufre una caída drástica de la presión sanguínea y, aunque la recupera pocos segundos después, ninguno de los médicos está dispuesto a dejar pasar lo sucedido por lo que empezarán a hacerle varias pruebas para ver qué ha podido pasar.

Viendo que no encuentran nada anormal, deciden dejar que la mujer se ponga en pie para evaluar si puede andar tras la operación pero la paciente se desploma debido a otra bajada de presión y empiezan a preocuparse al no saber qué le está pasando. Hablando con la mujer y su hija, se enteran que la paciente ha sufrido otros “desmayos” anteriormente pero su médico de cabecera no les dio ninguna importancia y los achacó a síntomas de la menopausia. Shaun no puede quedarse callado e irá a la consulta del doctor para pedirle explicaciones, dejando muy claro que el tipo es un mal profesional (y hasta haciendo que una de sus pacientes se largue de la consulta tras escuchar la conversación que mantienen los dos médicos).

Claire, Jordan y Shaun siguen sin pistas sobre el motivo por el que su paciente está teniendo esos desvanecimientos, y acaban indagando en redes sociales y blogs después de que Jordan comente que puede ser una buena opción para encontrar a otras personas con sintomatología similar. Y la idea acaba llevándoles hasta la enfermedad de Parkinson, diagnóstico que se confirma tras las pruebas oportunas.

Lamentablemente lo han detectado muy tarde y no pueden revertir los síntomas que solo irán a peor con el paso de los años. Esto es algo que desafortunadamente ocurre más a menudo de lo que nos gustaría, puesto que por unos motivos u otros hay personas que tardan mucho en ser bien diagnosticadas, lo que se traduce en unas peores condiciones de vida además de que a veces ya es tarde y no hay ninguna solución para la enfermedad.

Por último hablemos de la “no relación” entre Morgan y Park. Después de que acordaran dejarlo en algo casual y ser simplemente amigos con derecho a roce, Morgan empieza a picar a Park diciendo que debería salir con más mujeres y que está dando un poco por sentado el lío que tienen: todo porque el hombre ha dejado un cargador de móvil en casa de su compañera para las noches que pasa allí.

Park insiste en que no le hace falta, pero Morgan no lo dejará tranquilo e incluso se meterá en su perfil de una app de citas para cambiar su foto y que así más mujeres se interesen en él. Aunque la mujer insiste en que lo hace por el bien del hombre, no tardamos en tener la impresión de que es su propia manera de protegerse y asegurarse que lo que tienen no pase a ser algo más íntimo. Algo que queda aún más demostrado cuando Park tiene una cita con otra doctora del hospital y Morgan apenas puede disimular sus celos. ¿Será capaz de aceptar pronto que siente algo por Park o reprimirá sus sentimientos hasta que sea demasiado tarde?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.