The Good Doctor 4×07: The Uncertainty Principle

The Good Doctor 4x07: The Uncertainty Principle

The Good Doctor 4x07: The Uncertainty Principle

Series: The Good Doctor

3 Stars

Summary

Los residentes se enfrentan a dos casos muy complejos y diferentes pero que les harán replantearse sus opiniones sobre las relaciones personales y el miedo a los cambios.

Coder Credit

The Good Doctor llega esta semana con un episodio que se centra en los distintos tipos de relaciones que mantienen los protagonistas, ya sean de amistad, familiares o románticas, así como la incertidumbre a los cambios: algo que afecta bastante a Shaun.

Tal vez sea por efecto de la pandemia o porque ahora hay unos cuantos personajes nuevos, pero The Good Doctor aún no termina de arrancar en su cuarta temporada. Después de tres años casi perfectos, los últimos capítulos no tienen la frescura y originalidad de antes y es algo que echamos de menos. Si bien la semana pasada tuvimos una visión muy interesante del estrés post traumático de Lim, algo que sufren muchos médicos a raíz de la COVID-19, el exceso de personajes hace que sea difícil que todos ellos tengan un mínimo de protagonismo para que vayamos conociéndolos mejor.

Ha sido esta semana cuando Enrique ha tenido algo de importancia, y no se ha limitado a tener un par de escenas de relleno, pero vuelvo a repetir que tantos protagonistas provocan un cambio en la rutina a la que estábamos acostumbrados y justo “el cambio” es el tema que trata este episodio: ¿una señal de los guionistas para que nos vayamos acostumbrando a esta nueva dinámica?

Está claro que las series tienen que evolucionar y los cambios son necesarios pero todo ha sido tan repentino que aún no terminamos de habituarnos. Seguimos teniendo al equipo original, pese a que Morgan ahora trabaje en otro departamento, pero el protagonismo de Shaun, Claire, Park, Lim y Andrews es cada vez más pequeño y son personajes que nos llevan acompañando desde la primera temporada y a los que nos gusta tener en pantalla.

Esta semana hay dos casos principales y los residentes se dividirán para trabajar en ellos. Por un lado tenemos a las novatas Jordan y Olivia lideradas por Claire, tratando a una paciente que ha superado dos veces el cáncer y llega con un extraño hematoma que tienen que drenar. Ya nos veíamos venir que la mujer iba a tener nuevamente un tumor y lo único que nos sorprende es cuando se descubre que la paciente tiene dos factores de riesgo: en primer lugar tiene una predisposición genética a padecer cáncer, pero además su cuerpo es altamente sensible a las condiciones de su entorno de manera que su organismo reacciona formando tumores: una condición que va a estar presente el resto de su vida.

La mujer se queda en shock no sólo por la noticia sino porque está segura de que su marido va a abandonarla incapaz de soportar vivir con una mujer que va a estar enfermando continuamente. Previamente ya habíamos visto a Claire hablar con el marido sobre la situación y este había dejado muy claro que era muy duro ver sufrir al amor de su vida y temer que vaya a morir pronto. La doctora le contará el diagnóstico antes de ser muy tajante con el hombre, diciendo que si no va a soportar la situación debe divorciarse de su mujer pero que espere a que el cáncer actual remita porque sería muy ruin dejarla cuando más apoyo necesita.

El esposo nos sorprenderá al final cuando decide renunciar a un trabajo que le encanta y que utiliza como válvula de escape con tal de estar ahí para su mujer en todo momento, dejando muy claro que la quiere y jamás la abandonará.

El otro paciente es un millonario obsesionado con alargar su vida todo lo que sea posible. A su llegada a urgencias es atendido por Morgan porque tuvo un percance en una sesión de crioterapia, pero de repente sufre un colapso y la doctora lo deriva rápidamente a quirófano por una perforación en el intestino. Mientras Andrews, Shaun, Park, Asher y Enrique lo operan se dan cuenta de que tiene la pared del intestino muy delgada y le diagnostican una enfermedad que sólo se ha visto en niños y, aunque tiene un tratamiento muy efectivo, quieren saber qué ha podido ocasionarla.

Es cuando el paciente nos sorprende a todos, la cara de Park a la noticia nos representa completamente, y dice que se ha sometido a un procedimiento para reescribir su código genético. Tras el asombro (y las ganas de pegar al hombre por su estupidez) deciden extraerle un poco de médula ósea para indagar un poco más. Los cinco hombres esperan ansiosos los resultados y, tras examinarlos, Shaun confirma que el procedimiento es efectivo y el paciente ha alargado su vida unos diez años, pero la historia no es tan bonita como parece ya que el hombre sigue empeorando: ahora del bazo.

Todos están bastante frustrados porque no saben cómo curar al paciente porque no hay ningún diagnóstico que se ajuste al 100% a los síntomas, momento en el que Enrique comenta que tal vez no lo haya porque están tratando con genoma modificado. Andrews se toma muy en serio sus palabras y opina que lo más sensato es tratarlo de aquello que sea lo más probable, es cuando Shaun tiene uno de sus momentos de lucidez y se marcha para estudiar lo que se le acaba de ocurrir.

Nuestro protagonista se pondrá a leer un antiguo estudio de Aaron que podrían usar, lo único que puede curar del todo al paciente sería inyectarle algo que vuelva a modificarle el genoma pero el estudio de Glassman no surtió efecto en su día y Shaun encontrará una solución gracias a los avances de la ciencia desde entonces. El problema llega cuando se lo plantean al paciente y este se niega en redondo a revertir el proceso, su novia intenta convencerlo porque va a estar sufriendo dolor y quién sabe qué más pero el tipo sigue en sus trece y prefiere perder a la que ha declarado en varias ocasiones como su alma gemela a renunciar a unos años más de vida.

Fuera de los temas médicos ha habido otras tramas. La relación de Shaun y Lea sigue viento en popa pese a que el chico va a estar un poco estresado en el episodio: todo comienza cuando se está duchando y Lea aparece con intención de tener sexo en la ducha algo que él descarta al momento por considerarlo peligroso. Pero ya sabemos que Shaun siempre intenta ser un mejor novio y necesita saber qué opinan los demás sobre el tema, y no se le ocurre otra cosa que crear una encuesta en el hospital para ver las opiniones a favor y en contra del sexo en la ducha.

Va a ser bastante divertido cuando Andrews le diga que se nota claramente que es un asunto privado entre Shaun y Lea y no algo anónimo como el residente creía estar haciendo. Al margen de este asunto, el chico también estará algo agobiado al descubrir que su novia estuvo casada y ahora asegura que aquello fue un tremendo error del que se arrepiente y un matrimonio al que no da importancia alguna. Los pensamientos de Shaun van directamente a plantearse si Lea también cambiará de opinión con respecto a sus sentimientos, de manera que estará preguntando a sus compañeros sobre sus relaciones y si creen que estarán para siempre con la persona a la que aman.

Por suerte las cosas no se complican demasiado porque Shaun repara en que los cambios en sí no son malos, porque después de todo ha cambiado muchas cosas de su vida para mejor y en cuanto a su relación con Lea ambos cambian en la misma dirección. Aún así comparte sus pensamientos con ella quien se muestra de acuerdo en que ambos avanzan juntos, además Shaun ya ve con otros ojos la idea del sexo en la ducha y se ha dedicado a quitar todos los botes de champú y jabón para que no haya incidentes.

También hemos visto un acercamiento entre Claire y Enrique, la mujer está muy intranquila porque el novato le ha pedido que vayan a tomar un café juntos y ella no quiere tener una cita con él porque lo ve inapropiado. Claire lo consulta con Morgan quien la anima a salir con el chico porque tiene que aumentar su vida social, las dos mujeres siguen teniendo muy buenas escenas juntas de amistad y piques que nos hacen reír.

Finalmente Claire acepta ir a tomar un café con el chico, quien vive en una furgoneta en el parking del hospital, cuando este le asegura que se trata de una cita sino de que hablen y se conozcan mejor ya que van a trabajar juntos. Los dos acaban conectando y vemos que Enrique es un personaje bastante interesante, y no sólo porque se trate de alguien poliamoroso y que no quiere poner etiquetas a nada, Claire sentencia que sólo van a ser amigos aunque él insiste en que más adelante puede cambiar de opinión y él estará ahí en ese caso.

Y no me olvido de Lim, la semana pasada tuvo un accidente de moto y al inicio del turno en este episodio todos le preguntaron por la marca que tenía en la cabeza y la jefa del departamento no duda en mentir tanto sobre el golpe como por el hecho de que ahora va en coche y no en moto. Pero al final del capítulo Claire va a su casa a cenar con ella y descubre la moto destrozada: nos tocará esperar para ver si logra que Lim se abra y comparta todo lo que está sufriendo.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.