The Good Doctor 4×04: Not the Same

The Good Doctor 4x04: Not the Same

The Good Doctor 4x04: Not the Same

Series: The Good Doctor

4.5 Stars

Summary

Claire y Shaun lideran cada uno un caso mientras tienen a su cargo a los nuevos residentes a los que tienen que aprender a tratar.

Coder Credit

La cuarta temporada de la serie protagonizada por Freddie Highmore empieza a coger ritmo tras dejas atrás la pandemia, y si creíamos que era complicado que pudiéramos seguir aprendiendo con Shaun descubriremos que nos equivocábamos: es hora de que nuestro protagonista aprenda a ejercer como jefe y va a ser un tema muy interesante.

En el capítulo de la semana pasada conocimos a los cuatro residentes de primer año que se incorporan a la plantilla, sabíamos que Claire, Shaun y Park iban a tener que supervisarlos pero no solo eso, sino que tendrán que ejercer de profesores con ellos: escuchar sus ideas, razonar sus teorías y decirles los aciertos y fallos. Para Claire y Park no es más que otro trámite, pero para Shaun es todo un desafío porque se siente incapaz de enseñar nada y lo veremos hablando con Glassman, Andrews y hasta Morgan sobre cómo tratar a las dos novatas que tiene a su cargo.

Morgan, como médica interna, estará involucrada en ambos casos ya que se trata de dos pacientes suyos que deriva a cirugía porque necesitan algún tipo de intervención. Vamos a ver a la mujer disfrutar incordiando a Claire y Park y hasta gastándoles bromas (como esconder todos los pijamas quirúrgicos de la talla del hombre para que se tenga que poner uno más pequeño), al principio nos puede cabrear su actitud pero con el paso del episodio vemos que solo es su manera de lidiar con las cosas y que además los provoca porque quiere que le repliquen.

Shaun es el único que se libra de las bromas de Morgan
 

El primer caso es el que lidera Claire, supervisando a Enrique y Asher, y al que posteriormente se unirá Park. Todo comienza con la llamada de Morgan porque ha atendido a un hombre con lo que parece ser un pelo enquistado que se ha infectado demasiado y tiene que ser un cirujano quien lo trate. Claire les preguntará a los dos residentes de primer año qué opinan y enseguida vamos a ver que Asher tiene mil ideas cada una más grave que la anterior. Claire le deja hacer las pruebas que solicita y al tener los resultados nos sorprendemos porque el novato tenía razón y la cosa era bastante más grave: el paciente tiene cáncer.

Asher siempre se pone en lo peor y vemos que Enrique hablará con él, también con intención de conocerse y hacerse amigos ya que van a trabajar juntos, para saber si esa forma de actuar es consecuencia de su severo pasado religioso pero el primero no está muy comunicativo. Cuando los cuatro estén en quirófano para extraer el tejido dañado, el paciente empeora muy rápidamente porque parece ser alérgico a uno de los compuestos que le han puesto. Claire decide ir a hablar con Lim, cuya amistad sigue creciendo según pasan las semanas, para ver qué opciones tienen, pero en todas tienen que operar.

Claire opta por uno de los procedimientos y logran extraer todo el tumor del cuerpo del paciente, pero ha sufrido una infección muy grave tras la operación y, aunque le están administrando los medicamentos necesarios, no están seguros de si saldrá o no con vida. El hombre no se enfada ni se entristece, ha estado muy tranquilo todo el tiempo pese a las malas noticias y Claire le pregunta cómo puede ser que no le afecte el saber que puede morir. Su paciente explica que tras la muerte de su mujer pensó en suicidarse pero finalmente cambió de idea porque le gusta ayudar a los demás, y ve en ello un motivo excelente para seguir viviendo y aceptar lo que le sucede.

No tenemos que sufrir con la muerte del hombre ya que al día siguiente se despierta mucho mejor y sabemos que se recuperará por completo. Es momento de que Claire felicite a sus residentes por haber ayudado a salvar una vida, para posteriormente echarles la bronca: a Asher por dejar que su pasado lo condicione a la hora de tomar sus decisiones presentes, y a Enrique porque aunque es bueno viendo los problemas de los demás aún no ha hecho mucho que nos deje conocerle y saber qué cargas arrastra.

Claire lleva la voz cantante en el caso
 

El caso que llevará Shaun, acompañado de las novatas Jordan y Olivia, comienza precisamente con el médico huyendo de ellas y encontrándose con Morgan que atiende a una mujer embarazada de gemelos. El joven le cuenta a su compañera que no sabe qué hacer con las residentes y Morgan le dice que piense que él es el jefe y harán lo que les mande, como si quiere pedirles que le traigan una manzana. Mientras hablan vemos que a la mujer embarazada le sube mucho la presión y la tienen que atender a toda prisa creyendo que tiene preeclampsia.

Mientras Shaun come una manzana (al final acepta los consejos de Morgan) les dice a sus residentes lo que tienen que hacer para ayudar a la paciente, pero enseguida se da cuenta que Olivia no sabe y es Jordan quien al final hace el trabajo. Viendo los resultados de la presión de la paciente, Shaun le pregunta si ha estado embarazada antes y esta contesta que abortó siendo una adolescente. El médico es consciente ahora que se ha equivocado de diagnóstico y lo que ocurre es mucho peor, ya que uno de los bebés es RH positivo mientras que la madre es negativo y su propio cuerpo está atacando al feto creyendo que es dañino.

Los tres irán al quirófano junto a Andrews para ponerle un catéter a la paciente y ver si así el bebé mejora, mientras trabajan veremos a cirujano preguntarle a Olivia qué pasos deben seguir y la residente se los irá diciendo pero se acaba equivocando y es cuando Andrews dice que no es culpa suya sino de Shaun por no haberle enseñado mejor. Voy a terminar de comentar el caso para luego hablar de los problemas de nuestro protagonista con este asunto.

Huyendo de las recién llegadas, Shaun se tropieza con un caso
 

Cuando el bebé más debilitado mejora es el fuerte el que empeora, y todo el equipo se reúne para ver qué pueden hacer. Por un momento parece que la madre va a tener que decidir salvar solo a uno de sus dos hijos y es cuando Shaun propone una idea un poco loca pero que podría funcionar: provocar el parto para que el bebé que es más fuerte nazca para justo después detener el parto y que el otro bebé continúe gestándose en el útero materno (controlando que el sistema inmune de la madre no lo ataque otra vez).

Morgan se niega a hacer esto porque hay muchísimas opciones de que ambos bebés mueran y siente que debe velar por lo que es mejor para su paciente, pero Andrews cree que la idea de Shaun sigue siendo una opción válida y la madre tendrá toda la información para que tome la decisión que crea conveniente. Solo bastará que Jordan hable con la mujer sobre si ya había pensado en nombres para los niños, para que la paciente decida arriesgarse con el plan de Shaun.

Una vez provocado el parto, y tras unas horas de espera, nace el primer bebé que rápidamente es llevado a cuidados intensivos para que le coloquen un ventilador para poder respirar ya que sus pulmones no están desarrollados del todo. La parte difícil es detener el parto, y casi creemos que no lo van a conseguir y tendrán que hacer una cesárea de urgencia para evitar la muerte de la paciente cuando de repente todo se estabiliza y las contracciones paran. Han conseguido salvar a los dos bebés.

A Shaun no le gusta que Andrews lo culpe del error de la residente de primer año
 

Hablemos del problema de Shaun teniendo a gente a su cargo. Todo empieza cuando Olivia comete el primer fallo, y cuando Shaun se lo comenta a Andrews este le dice que tiene que ayudarla y enseñarla y no dejará de repetirlo. Veremos poco después a Shaun y Olivia practicando el procedimiento que hizo mal y que ahora ejecuta a la perfección, la joven le explica que antes estaba nerviosa, que es algo que siempre le ocurre las primeras veces que hace algo y más ahora que hay vidas en juego. Tras este momento de confidencias parece que todo mejora pero Shaun cree que no es justo que ayude a Olivia y no a Jordan, a lo que Glassman le replica que cada residente tiene unas necesidades diferentes y tiene que ayudarlas según estas.

Entre medias nos enteramos que Olivia es sobrina de Andrews y no quiere ningún tipo de privilegios, motivo por el que no ha dicho nada, pero ya hemos visto que su tío ha estado presionando a Shaun para que la ayude. La sorpresa será grande cuando se desvele que el protagonista sabía de esa relación familiar porque investigó a Olivia por Google, la joven se siente dolida y ofendida creyendo que Andrews no la ve capaz de conseguir las cosas por sí misma y se lo reprochará al final del episodio.

Shaun acabará yendo nuevamente a hablar con Aaron porque siente que es un profesor terrible, es cuando Glassman tiene uno de esos momentos que nos encantan, siendo un apoyo incondicional para su protegido y diciéndole que se equivoca porque desde que se conocieron él ha estado aprendiendo constantemente gracias a Shaun. Le explicará que la situación es difícil y no tiene por qué aprender a tratar a sus residentes a la primera, que es un proceso que requiere un tiempo y hasta él mismo aprenderá cosas de las novatas.

Al final veremos que Shaun le entrega a Olivia una lista de todas las cosas que ha hecho bien durante el caso, demostrándole así que es una doctora competente, mientras que a Jordan le da un listado de todos sus errores para entonces añadir que él estará ahí cubriéndola con cualquier fallo que pueda tener (justamente lo que la residente le había pedido tras decirle que no destilaba autoridad ninguna).

Shaun logra darle a cada residente lo que necesitaba
 

También hubo tiempo para un importante avance en la relación de Shaun y Lea. El chico le vuelve a pedir a su novia que se traslade a vivir con él, y la mujer le intenta explicar que es muy pronto aún porque no es lo mismo vivir como simples compañeros de piso que como pareja. E intentará explicárselo con un ejemplo pero no funciona y finalmente cede porque sabe que antes o después acabarán viviendo juntos aunque aún le parezca pronto. Al final del episodio ya los vemos tras la mudanza y Shaun nos desarma diciendo que es cierto que las cosas no son como antes sino que son mejores y él se siente muy feliz cada vez que están juntos.

Por último tenemos el drama de Park. Morgan es la única que se da cuenta de que le ocurre algo, ya que el hombre no contraataca a ninguna de sus bromas ni frases hirientes, y Park acaba confesándole que ha terminado de formalizar su divorcio y se siente triste y mal. La mujer nos sorprende al ofrecerle una habitación en su casa para que no siga viviendo en un motel, pero a cambio Park tiene que devolverle las burlas e insultos. Park lo rechaza en un primer momento pero acaba mudándose con ella tras meterse con su ropa: ¡Va a ser gracioso tener a estos dos conviviendo bajo el mismo techo!

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.