The Good Doctor 4×02: Frontline Parte 2

The Good Doctor 4x02: Frontline Parte 2

The Good Doctor 4x02: Frontline Parte 2

Series: The Good Doctor

3.5 Stars

Summary

Los miembros del hospital continúan plantando cara al virus mientras intentan salvar la vida de los pacientes.

Coder Credit

Ayer se emitió el segundo y último episodio de la serie dedicado al coronavirus, por lo que de ahora en adelante The Good Doctor retomará sus casos semanales dejando la pandemia a un lado y dando el protagonismo a otros temas. Tal y como sucedió la semana pasada, estamos ante cuarenta minutos duros e intensos que reflejan el lado más triste y amargo de la enfermedad.

La acción va a seguir los pasos marcados por la primera parte: semana a semana iremos viendo la evolución del virus, el cansancio acumulado en nuestros protagonistas y la suerte que correrán los enfermos. La pasada semana ya conocimos a dos de los pacientes: la mujer embarazada a la que atendió Park y a quien tuvieron que hacer una cesárea de emergencia, y el hombre al que trataban Shaun y Andrews y que acabó conectado a un ventilador tras despedirse por videollamada de su mujer. Pero además nos dejaron con el corazón en un puño cuando supimos que tanto Morgan como la enfermera Petringa se habían visto expuestas al COVID-19.

Nada más comenzar veremos que Morgan está lista para reincorporarse, pasó la enfermedad con síntomas leves y tras dos pruebas negativas ya puede regresar al hospital. Por el contrario, Deena Petringa está cada vez peor y su hijo la lleva al hospital con fiebre y dificultad para respirar y acaban ingresándola. Si la semana pasada vimos cómo reaccionaban los distintos personajes a la llegada del virus, ahora vamos a verlos sufrir con cada pérdida y la escena en la que vemos a Lim desconectando a diferentes pacientes que ya han fallecido, mientras sus familias se despiden por vídeollamada, va a ser muy difícil de olvidar.

Morgan se recupera enseguida
 

Sigamos con la trama de Morgan y la enfermera, quienes a lo largo de la serie han tenido sus más y sus menos, es a través de sus conversaciones que nos enteramos que ahora Morgan ha pasado a medicina interna. Petringa le comenta que tendrá que aprender a ser amable con los pacientes y a tratar con ellos, y vemos que Morgan está dispuesta a adaptarse a sus nuevas circunstancias ya que la cirugía es una puerta cerrada por completo para ella. Pero la enfermera también tiene una relación muy especial con Lim, quien irá a verla en varias ocasiones y la convencerá para que firme el consentimiento de conectarla a un ventilador si las cosas se pusieran muy mal.

Viendo estas escenas, ya nos temíamos que el desenlace no fuera a ser feliz sobre todo viendo como poco a poco la mujer va empeorando y acaba teniendo que ser sedada e intubada. Antes de que esto ocurra hablará con Morgan, y le pedirá que coja un recorte de periódico que lleva en el bolso para que se lo entregue a su hijo si no vuelve a despertar. Un momento bastante emotivo será ver a un gran grupo de sanitarios que se acercan a la habitación para, desde fuera, transmitir todo su apoyo a su compañera.

Lamentablemente, la enfermera fallece mientras su hijo se despide a través de un teléfono que sostiene una afectada Morgan, acompañada de Lim que tampoco pasa por su mejor momento. La jefa del departamento de cirugía ha perdido a muchos pacientes en poco tiempo, pero el perder a una amiga a la que ha intentado salvar es la gota que colma el vaso.

Uno de los momentos más tristes del capítulo
 

Es turno de hablar de Shaun Murphy. Si en las primeras semanas de pandemia parecía estar adaptándose bien a la situación ahora lo vemos completamente desquiciado, incapaz de seguir así y estallando. Primero veremos que pierde la paciencia con la mujer de su paciente, y le gritará por teléfono que ella tiene la culpa de que su marido esté muriéndose de COVID, algo que Andrews le reprochará de inmediato diciendo que no puede hablar así a la familia de los pacientes.

Pero es que el chico también está preocupado por Lea y su relación. Al principio lo veremos alterado cuando descubra que su novia se hizo la prueba porque tenía dolor de garganta, pero ni siquiera se tranquilizará cuando ella le dice que salió negativa. Shaun dice que hay muchos falsos negativos y empieza a perder el rumbo, por lo que acabará yendo a casa de Aaron para hablar con su mentor. Glassman baja enseguida, sobre todo por miedo a que Shaun le rompa una ventana de una pedrada, y logrará hacer que se calme.

Shaun no es el único que se siente superado por la situación, sin saber qué hacer y que quiere que todo vuelva a ser como antes. Aaron se lo hace ver: todos estamos en el mismo barco y nos gustaría que esto no estuviera pasando, pero lo único que podemos hacer es seguir adelante y ser amable con los demás y no pagar con ellos nuestra frustración. El residente seguirá su consejo y logrará mantener la calma con la mujer de su paciente durante una videollamada, y hasta la escuchará mientras ella le cuenta anécdotas de su matrimonio. Pero el paciente sigue empeorando y pronto se lo tienen que llevar a quirófano.

Shaun quiere volver a la normalidad
 

Más tarde veremos que Shaun intenta colgar otra llamada de la esposa porque no quiere darle malas noticias, ya que teme que esta le grite, pero acaba diciéndole que a su marido le han tenido que amputar un pie y el tobillo. El hombre sigue grave pero estable y Shaun se sorprende cuando la mujer le da las gracias por lo que está haciendo. No voy a alargarme más contando la trama del paciente, solo que al final tenemos final feliz y este se recupera y lo veremos salir del hospital acompañado de su mujer que vuelve a dar las gracias al médico.

Park tendrá una discusión con su hijo porque este cree que le importa más su trabajo que él y por eso no irá a su graduación. El médico le hará entender que él es lo más importante de su vida, pero no puede dejar abandonada a su paciente cuando está tomando toda la responsabilidad de su tratamiento. Park sigue haciendo todo lo posible por hacer que la mujer mejore, e incluso llevará a su hija recién nacida a la habitación para ver si así responde y, finalmente, tendrá éxito porque la chica también se recupera y tanto ella como el bebé saldrán adelante.

Sin embargo, Park acaba tomando la decisión de quedarse en California y no volver a Phoenix. El motivo es que, tras haber estado hablando con Shaun, se da cuenta que no quiere de forma romántica a su ex mujer y tan solo regresaría con ella por su hijo. Cuando le comunica la decisión a su ex, esta se da cuenta de que en su situación ocurre lo mismo: los dos quieren lo mejor para Kellan pero eso no significa que deban ser pareja cuando claramente ya no tienen esos sentimientos.

El hombre abre los ojos gracias a Shaun
 

No me olvido de Claire y la sorpresa que supuso la repentina visión de Melendez, que realmente me hizo temer que la doctora tuviera algún problema más grave. En el capítulo veremos varias conversaciones entre ambos, en realidad Melendez es una proyección de la mente de Claire que le dirá las cosas que necesita escuchar para poder pasar página. Todo mientras la residente se empeña en encontrar al dueño de unas placas del ejército que han aparecido en el almacén donde guardan las cosas de los pacientes COVID-19.

“Melendez” le dice que tiene que dejar de obsesionarse con los muertos pero Claire opina que encontrar al dueño de las placas y cerrar esa historia es algo que necesita, puesto que la hará feliz y la hará olvidarse por un rato de toda la tristeza y sufrimiento que hay a su alrededor. Finalmente logra dar con el hombre y a la vez consigue un cierre para sí misma, “Melendez” se lamenta por la historia que no pudieron vivir juntos pero le augura un buen futuro a la mujer segundos antes de desaparecer.

Todo esto sirve para que Claire decida que es momento de pasar página, hacer frente al duelo y seguir adelante porque no puede quedarse anclada para siempre en el dolor. Lim, quien la ha estado acompañando en este proceso, se alegra de ver que la joven va dando pasitos hacia su recuperación: ninguna olvidará jamás a Melendez pero eso no implica que no puedan seguir con sus vidas.

Claire acabará superándolo
 

Aaron se pasa parte del episodio tratando de hacer las paces con Deb, y acabará siguiendo el consejo de un adolescente con el juega online a videojuegos de pedirle perdón a la mujer. Al principio parece que funciona pero no, porque Debbie se da cuenta de que su marido solo lo está diciendo por decir y no porque realmente sienta nada de su comportamiento. Será al final cuando Aaron admita que lo está pasando mal con la situación y que se siente un cobarde por estar seguro en casa mientras otros se juegan la vida en el hospital, Deb acabará abrazándolo y harán las paces.

Pese a todo el drama, los últimos minutos del episodio nos dan a entender que la vida sigue: sí, hay que tener cuidado con el virus y mantener unas normas de seguridad pero la situación ya no es tan desesperada como con el inicio de la pandemia. Y esto provoca que Lea vaya a casa de Shaun con la intención de pasar la noche allí: ¡incluso llevará un informe de que se hizo la prueba y salió negativa! Shaun la abraza sonriendo de ver que las cosas, dentro de la pandemia, van volviendo a su cauce y los dos se sentarán a ver la televisión.

Con esto ponemos punto y final a la presencia protagonista del virus en The Good Doctor, la serie volverá a lo que nos tiene acostumbrados: los diferentes casos médicos, los asuntos personales de los protagonistas y... ¡llegan nuevos residentes!

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.