The Good Doctor 3×20: I Love You (Final de Temporada)

The Good Doctor 3x20: I Love You (Final de Temporada)

The Good Doctor 3x20: I Love You (Final de Temporada)

Series: The Good Doctor

4 Stars

Summary

Tras el terremoto, los médicos del hospital que siguen en el bar derruido tratan de salvar a sus pacientes. La situación de Melendez se complica en el hospital.

Coder Credit

The Good Doctor dice adiós a su tercera temporada y lo hace dándonos un contundente puñetazo en nuestras emociones. En el episodio de la semana pasada ya vimos que casi todos nuestros protagonistas estaban en situación de riesgo y, en esta continuación, vamos a estar todo el tiempo temiendo y sufriendo por su integridad física.

Recapitulemos cómo habíamos dejado a cada personaje en el capítulo anterior ya que la acción se sitúa pocos minutos después de lo último que habíamos visto. Melendez, Glassman y Lea estaban en una cervecería donde se celebraba un evento de caridad cuando un terremoto sacudió la ciudad. Los dos hombres sufrieron varias magulladuras mientras que Lea desapareció, motivo por el que Shaun (que llegó a prestar ayuda junto a Claire, Park y Lim) llegó hasta el sótano del edificio en busca de su amiga. Allí se encontró con una mujer que tenía la pierna atravesada por una vara de hierro y se dispuso a esperar los refuerzos, pero una réplica del terremoto rompió una tubería y la estancia empezaba a inundarse.

Por su parte, Park y Lim atendían a un adolescente al que era prácticamente imposible salvar y con el que residente conectó especialmente al recordarle a su propio hijo. Pero la mayor preocupación nos la llevamos cuando Melendez comenzó a vomitar y se desplomó ante Claire. Justo es aquí donde comienza el nuevo episodio, con ambos en una ambulancia en dirección al hospital. El jefe de residentes le quita importancia a lo que ha ocurrido pero Claire está preocupada e insistirá en comprobar que el golpe en su cabeza no tenga serias consecuencias.

El médico despierta en la ambulancia sin saber lo que ha pasado
 

La prueba sale normal pero el hombre muestra claros signos de confusión y es cuando Claire vuelve a examinarlo y descubre que tiene una hemorragia interna. Cuando al fin tiene los resultados acude a Lim, que ya ha regresado al hospital, y no tarda en contarle lo que ha pasado. Le proponen dos procedimientos a Melendez quien en un principio elige el menos invasivo, pero otra vez más es Claire la que dice que es más fiable la cirugía y el hombre acaba accediendo.

Ya en quirófano, mientras operan y comprueban que la residente hizo bien insistiendo en el segundo procedimiento, Lim se queda paralizada por unos segundos al ver que hay algo mal en el intestino de Melendez. Las caras de las dos mujeres cuando se lo cuentan al médico ya deja entrever que es grave, y Melendez es bastante competente como para atar cabos enseguida. El tejido de su intestino está muriendo, lo que significará fallo intestinal y acabará con un shock séptico sin solución ni tratamiento alguno.

Lim y Claire tratarán de animarlo diciendo que aún hay que esperar y quizá la cosa no llega a esos niveles pero parece que Melendez ya da por perdida la batalla: y no se equivoca. Poco a poco, con cortas conversaciones con Aaron, Lim y Claire, uno de los protagonistas de la serie se irá despidiendo mientras su cuerpo falla hasta producirle la muerte. Y duele, duele pensar que no vamos a seguir teniendo a un personaje que aún tenía mucho que ofrecer, cuya historia no estaba cerrada y quien, para colmo, correspondía los sentimientos de Claire.

Ya de poco nos sirve que confiesen que se quieren porque Melendez nos abandona poco después, tras un emotivo episodio que gira en torno a su deterioro de salud y que nos deja completamente aturdidos por la pena.

Te echaremos de menos, Neil
 

Pero no va a ser el único mazazo emocional que suframos, que cuarenta y dos minutos dan para amargarnos un poco más. Park y Lim se dan cuenta que no hay manera posible de salvar la vida del joven y paran la operación, hagan lo que hagan se va a acabar desangrando y no hay nada que puedan hacer. Park se quedará a hacerle compañía en sus últimas horas de vida y tratará en vano de contactar con el padre del adolescente (quien estaba en mitad de un vuelo). Finalmente, el chico comenzará a delirar por la pérdida de sangre y confundirá a Park con su propio padre, el médico fingirá ser su progenitor para que así el chico pueda despedirse y aliviar la culpa que lo atormentaba.

El dolor y el trauma sufrido hacen que, cuando todo ha pasado, Park llame a su ex mujer en Phoenix y le diga que quiere trasladarse allí para estar más cerca de ella y de su hijo. El hombre está muy afectado y parece que tiene pensado marcharse del hospital, podríamos estar ante otra baja del reparto para la cuarta temporada aunque según el showrunner de la serie: la marcha de Park no es algo definitivo, así que tendremos que esperar unos cuantos meses para saber qué ocurre con él.

No nos olvidamos de Morgan Reznick quien debería estar de baja tras la cirugía de manos a la que se sometió, pero la crisis en el hospital hizo que se pusiera a trabajar y acabó operando a una paciente con un embarazo en las trompas de falopio. Morgan lo tuvo muy claro, si no operaba de urgencia a la mujer esta moriría, y no había ningún otro cirujano disponible así que arriesgó su salud por el bien de la mujer.

A mitad de intervención aparece Andrews para echarle la bronca y mandarla de vuelta a la habitación donde debería estar descansando. Más tarde el médico irá a examinar sus manos y hablarán sobre lo equivocado que estaba con ella, porque siempre pareció más pendiente de su carrera que de los demás y ahora ha demostrado que lo que más le importa es salvar vidas. Sin embargo, ha tenido un coste muy caro porque se ha destrozado del todo las manos y ya no va a poder ser cirujana. Un final totalmente injusto para la mujer, pero que aún le permitirá ejercer la medicina en otro campo.

El residente acaba destrozado
 

Por último teníamos a Shaun atrapado en el sótano con la mujer a la que encontró entre los escombros. Ambos habían estado hablando del amor, del ex de la mujer y sobre todo de Lea (sin que Shaun supiera que su amiga estaba escuchando cada palabra a través del walkie talkie). Shaun insiste en seguir luchando por el amor de la mujer, pero su paciente le dice que a veces es mejor pasar página: algo en lo que no están de acuerdo porque para Shaun eso significaría rendirse.

Es emocionante ver al joven cirujano enfrentarse con determinación a cada nuevo desastre que ocurre mientras esperan la llegada de los bomberos. No pierde los nervios cuando la zona empieza a inundarse, sino que rápidamente toma la decisión de serrar la vara de hierro para sacar a la mujer de allí, si no lo había hecho antes era porque había riesgo de perforar la arteria pero ahora corren peligro de ahogarse así que opta por comenzar a cortar.

Las cosas se complican una vez más con otra réplica del terremoto que provoca que la tubería se rompa del todo y el tiempo que les queda antes de morir ahogados disminuya drásticamente. Lea se comunica con él a través del walkie y le pedirá que salga de ahí y se salve, pero Shaun es incapaz de abandonar a su paciente, incluso cuando ella misma le dice que la deje atrás y se marche.

Shaun aguanta muy bien la presión a la que está sometido
 

Shaun es rápido pensando alternativas y solo queda una opción viable para que salgan los dos vivos de allí: cortar la pierna de la mujer. Esta accede con una condición y es que si la cosa no sale bien y ella muere, Shaun debe prometer que pasará página y dejará de insistir con el tema de Lea. Shaun le da su palabra y comienza una escena bastante dura de ver. No solo por la crudeza de lo que hace el médico y el dolor que siente la paciente, sino porque poco a poco hay más agua y dudamos de sí nuestro protagonista tendrá tiempo suficiente.

Lea aguarda en el exterior muerta de preocupación cuando los bomberos anuncian que han visto algo y se acercará corriendo a tiempo de ver cómo rescatan a la paciente y al propio Shaun que está sano y salvo. Ya en el exterior lo besa para sorpresa de Shaun que no sabe a qué ha venido eso y se lo dice abiertamente, será cuando por fin Lea confiese que ha sido una tonta por no haberse dado cuenta antes y que le quiere. Shaun nos hace sonreír al recordar la promesa que le hizo a su paciente, pero como ella no ha muerto no está faltando a su palabra si sale con Lea y volverán a besarse una vez más.

Shaun y Lea se reencuentran al fin
 

Así llegamos al final de la tercera temporada de The Good Doctor, que ha estado muy marcada por el despertar de Shaun en el tema de las relaciones sentimentales. Todo comenzó con Carly para acabar dándose cuenta de que es a Lea a quien realmente ama y ahora parece que esos sentimientos son correspondidos. La escena habría sido más bonita y emotiva si no fuera porque justo acabábamos de ver morir a Melendez y aún estábamos en pleno shock, pero era el momento pensado por los guionistas para dar luz verde al inicio de algo más que una amistad entre Shaun y Lea.

¿Y a vosotros qué os ha parecido el último capítulo de la temporada? ¿Pensáis que ha sido una buena idea matar al personaje de Melendez o es una decisión arriesgada por parte de los guionistas? ¿Qué esperáis para la próxima temporada? ¿Funcionarán las cosas entre Shaun y Lea?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.