The Good Doctor 3×15: Unsaid

The Good Doctor 3x15: Unsaid

The Good Doctor 3x15: Unsaid

Series: The Good Doctor

3.5 Stars

Summary

Los residentes de tercer año se enfrentan a dos complejos casos médicos mientras lidian con sus propios problemas personales.

Coder Credit

The Good Doctor entra en la recta final de la temporada y ya nos va dejando entrever lo que nos espera en el futuro: drama y más drama. Mientras que las tramas médicas siguen trayendo buenos momentos, los asuntos personales de los protagonistas están suponiendo muchos más problemas que en temporadas anteriores.

Comencemos por la queja que recibió la doctora Lim sobre el hecho de que Melendez estaba favoreciendo a Claire ante el resto del equipo. El jefe de residentes habla con sus subordinados sobre este tema, sin decir nombres, y asegura en más de una ocasión que no tiene favoritos y que la próxima vez que tengan algún problema con él que vayan a verlo en vez de ir a Lim (algo que no le hará ninguna gracia a la jefa del departamento).

La queja va a tener bastante peso en el episodio ya que en primer lugar, veremos que Melendez se aparta de Claire y ya no quiere mantener la amistad que tenían fuera del trabajo, algo que la mujer no va a aceptar fácilmente porque considera a su mentor como un aliado y un apoyo importante en el duro momento que está pasando, y no quiere que por culpa de unos estúpidos rumores no pueda ser amiga de su jefe.

La residente va a notar el efecto de la queja
 

Pero además vamos a ver cierto grado de competencia entre Claire y Park cuando este confiese ser el autor de la queja, su compañera no entiende el motivo y este se escuda diciendo que lo hizo por su bien porque si los demás ven que tiene favoritismo acabarán resintiéndose en su contra. A Claire no le gusta que Park la “proteja” y se quejará de que él haya salido ganando en el caso que trabajan con Melendez ya que su jefe ahora le encarga al ex policía más tareas dentro de quirófano.

Los tres tratarán a una mujer atacada por un perro, su brazo ha quedado gravemente destrozado y tendrán que hacerle varias cirugías: primero para evitar que se desangre y, posteriormente, para ir arreglando tejidos y nervios. Además la cosa se complica cuando la paciente dice no sentir nada en el brazo herido, a lo que suma que necesita recuperarse por completo ya que pertenece al cuerpo de bomberos y jamás podrá volver al servicio activo si no está totalmente recuperada.

Park acabará teniendo una idea algo temeraria a la que Melendez da el visto bueno y que acabará con final feliz y la promesa de que la mujer se recobrará por completo. Una vez resuelto el caso veremos que Claire va a un bar en busca de su jefe para insistir una vez más en mantener su amistad fuera del hospital, alegando que Melendez se está comportando de un modo que no parece él mismo. El hombre se marcha en un principio pero finalmente regresa para cenar con ella, dando a entender que todo va a seguir igual a como era antes.

Hay bastante tensión en el ambiente
 

Por otro lado, Lim ha contado con la ayuda de Shaun y Morgan para tratar a un niño con la tráquea superior no desarrollada y que es incapaz de hablar, por lo que se comunica con el lenguaje de signos con sus padres. El chiquillo va a ser operado para mejorar su salud ya que sufre muchas infecciones y neumonías, además el proceso lo ayudará a respirar mejor y por sí mismo sin necesidad de un tubo que lleva a todas horas. La intervención será un éxito pero la historia no acaba ahí porque Shaun está obsesionado con el caso y cree que el niño va a estar limitado toda su vida si sigue siendo incapaz de hablar.

Nuestro protagonista se ve reflejado en cierta manera en su paciente, empatiza con él y quiere que sea capaz de comunicarse con todo el mundo y no solo con aquellos que saben lengua de signos. Así acaba dando con una posible operación bastante arriesgada pero que capacitaría al niño a ser capaz de hablar con ayuda y entrenamiento, se lo planteará a Lim y Morgan y su jefa accede a hablarles del procedimiento a los padres del paciente, quienes se niegan por completo a una nueva operación.

Será el día antes de darle el alta cuando Morgan se dé cuenta de que el niño está triste y le preguntará si está bien y si tiene algo que decirles: momento en que el chico explota y se pelea con sus padres porque piensa que Shaun tiene toda la razón y su vida está muy limitada, le cuesta hacer amigos y quiere someterse a la cirugía que tal vez le permita hablar. Los padres no sabían de la frustración de su hijo y dan el consentimiento para llevar a cabo la operación. Tras un susto a mitad de intervención que acaban resolviendo, vemos que el niño se recupera y es capaz de hacer sonidos que eventualmente se convertirán en palabras.

La obsesión de Shaun supone una victoria
 

Hablemos ahora de Morgan y la supuesta involución del personaje. Llegó como una apisonadora dispuesta a llevarse por delante a quien hiciera falta para conseguir estar por delante de sus compañeros, pero con el tiempo ha ido suavizando su trato y hasta apoyando a Claire con todo el tema de su madre. También la hemos visto ayudar a Shaun a comprender a las mujeres, y a Carly en particular, nunca ha perdido su competitividad pero ya no era tan borde como antes.

Es entonces cuando llega este episodio y vemos las dos caras de Morgan Reznick. Primero siendo de ayuda para Shaun, e incluso halagándolo por haber encontrado una manera de ayudar al niño para que pueda volver a hablar. Pero al final del capítulo vemos una conversación entre Lim y ella que desvela que fue Morgan quien puso la queja a Melendez (me gustaría saber por qué Park ha asumido la culpa ante Claire), y que todo parece una estrategia para evitar que la despidan más adelante.

Vuelven a llover las críticas de los fans hacia Morgan y este movimiento tan rastrero, pero también hay que recordar que sufre artritis y hemos visto las consecuencias en plena cirugía. ¿Es su forma de protegerse sabiendo que su tiempo en el departamento se agota? La mujer no va a poder ocultar mucho más que está enferma o puede acabar causando la muerte de algún paciente: después de todo, Shaun tuvo que sustituirla porque era incapaz de seguir una orden de Lim en mitad de la operación. Espero que en los próximos capítulos nos desvelen qué motivó a Morgan a hacer lo que ha hecho y si será capaz de aceptar que no va a poder ser cirujana.

¿Es Morgan tan mala como nos hacen creer?
 

Por último nos queda la trama que ha estado presente todo el tiempo: Shaun y Carly. En esta temporada hemos visto a la pareja pasar de su primera cita hasta tener una relación completa, han habido altibajos por el camino pero los han ido superando hasta que hemos vuelto a tropezar con la misma piedra una vez más: la amistad entre el chico y Lea. Carly ha estado celosa de la amiga de su novio desde casi el principio pese a que Shaun prometiera que no sentía nada romántico por ella.

Carly se dio cuenta en el episodio de la semana pasada de sus celos y su inseguridad, pero acabó afrontándolo y aceptando que no tenía de qué preocuparse. Pero todo cambia cuando sale con Shaun a celebrar el éxito de su caso y se encuentran en un bar con Lea y un amigo/novio, los cuatro acaban juntándose y, tras un inicio de la velada algo incómodo, terminan cantando una canción en el karaoke. Será aquí cuando Carly vea la complicidad existente entre Shaun y Lea y tome la drástica decisión de romper con su novio porque está segura de que él tiene sentimientos por Lea.

La escena de la ruptura nos deja a Shaun llorando delante del hospital tras repetir en más de una ocasión que no quiere a Lea, pero Carly insiste en que se engaña a sí mismo y que debería hablar del asunto con su amiga y confesarle lo que siente realmente. Llegamos al final de la primera relación sentimental de nuestro protagonista y el sabor es amargo, por un lado nos duele ver que la cosa no haya durado más cuando los dos se complementaban tan bien, pero los celos de Carly han supuesto problemas en más de una ocasión: era de esperar que antes o después volvieran a aparecer. Eso sí, hay que valorar la sinceridad de Carly de dejar marchar a Shaun cuando sabemos que realmente le quiere y animarlo a declararse a Lea.

La noche que marca el comienzo del fin
 

Así nos quedamos hasta la próxima semana donde veremos cómo afronta Shaun todo esto, ya podemos suponer que va a tener multitud de pensamientos y sentimientos que le costará gestionar y es más que probable que tenga que recurrir a sus amigos y compañeros en busca de ayuda. ¿Y a vosotros qué os parece la ruptura? ¿Creéis que hay opciones de reconciliación o es un punto y final?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.