The Good Doctor 3×11: Fractured

The Good Doctor 3x11: Fractured

The Good Doctor 3x11: Fractured

Series: The Good Doctor

4 Stars

Summary

Shaun debe afrontar multitud de sentimientos confusos mientras trabaja en un caso médico bastante complicado. Claire trata de volver a ser la misma de siempre ayudando a su paciente.

Coder Credit

Los trabajadores del hospital San Jose St Bonaventure regresan tras el parón navideño con muchos problemas que solucionar, tanto en el ámbito profesional como en el personal. Shaun Murphy será quien lo tenga más difícil ya que los sucesos del anterior capítulo pueden suponer un cambio total en su vida.

El último episodio de 2019 nos dejó a un Shaun destrozado e histérico, tras la muerte de su padre, siendo consolado por Lea que había viajado con él y con Aaron hasta el pueblo donde se crió el médico. La acción comienza a la mañana siguiente y vemos que Lea y Shaun han dormido juntos y abrazados, algo que va a traer más de un quebradero de cabeza a nuestro protagonista. Lea es la primera en quitarle importancia y dice que es mejor no decirle nada a nadie, pero Shaun se lo cuenta a Aaron en cuanto puede ya que ha notado una diferencia entre abrazar a Lea y a Carly.

El mentor del residente le dice que tiene que pensar bien su próximo movimiento para evitar que alguien salga herido con este triángulo que se está comenzando a formar. Es comprensible que Shaun, muy poco habituado a tener este tipo de sentimientos, esté muy confuso y no sepa cómo gestionar todo lo que pasa por su cabeza. Por un lado valora mucho lo que tiene con Carly pero el abrazo de Lea y el haber sido capaz de mantener contacto físico con ella, algo que no ha podido hacer con su novia, le hace dudar.

¿Se verá afectada su amistad?
 

Veremos que Shaun rehuye en un primer momento a Carly pero la mujer no se va a quedar cruzada de brazos y quiere saber lo que le ocurre a su novio, qué pasó durante los días que estuvo fuera y el motivo por el que la está evitando. Después de haber hablado con Morgan y Andrews, cada uno tratando de ayudar a su manera, Shaun valorará los pros y contra de Lea y Carly en busca de una respuesta a lo que siente por cada una de ellas.

Finalmente, Shaun acudirá a Carly y le leerá todo un listado de cosas que le gustan de ella. La mujer le pide sinceridad ya que, después de todo, tienen una relación y se supone que tienen que ser capaces de hablar de cualquier cosa. Shaun acabará confesándole que se alteró mucho en el viaje y Lea lo consoló con un abrazo que se alargó toda la noche; está claro que no es lo que Carly esperaba oír porque le duele pensar que su novio puede abrazar a su compañera de piso sin problemas pero con ella apenas puede mantener el contacto más que unos segundos.

Carly le pedirá tiempo para sobreponerse y al final del episodio volverán a hablar de lo sucedido, y aquí es donde llega el punto clave que puede generar más problemas. Carly valora la honestidad de Shaun pero no puede evitar sentir celos de la amistad de este con Lea y acaba dándole a entender que su relación no va a funcionar si sigue compartiendo piso con la chica. Shaun lo medita unos pocos instantes antes de aceptar este ultimátum y declararle su amor a Carly.

La verdad es que no sé muy bien qué pensar de todo esto, es la segunda vez que Carly se pone un poco posesiva con Shaun (la primera vez fue cuando le dijo a Claire que no se entrometiera en su relación) y ahora quiere apartar al chico de su mejor amiga. Entiendo que no es agradable pensar que tu novio tiene más confianza con otra mujer, pero Shaun ya ha dejado claro que para él Lea es solo una amiga y le va a privar de una relación personal que enriquece mucho a nuestro protagonista. Veremos a ver las consecuencias de esta decisión y si finalmente Shaun se muda de apartamento.

La pareja tiene su primera pelea
 

Además de sus problemas sentimentales, Shaun ha trabajado junto a Morgan y Andrews en un caso bastante complejo porque la paciente se negaba a tomar cualquier tipo de analgésico. La mujer llega al hospital con la pierna fracturada, y les confiesa que fue adicta a los opiáceos y por eso no quiere que le den ninguna droga que pueda provocar una recaída. Esto descarta la cirugía que habían planificado porque no le pueden poner anestesia y probarán otro método bastante doloroso que la mujer soportará estoicamente y sin tomar medicación alguna.

Pero las cosas se complicarán tras la operación, corre el riesgo de que le tengan que amputar la pierna y nada de lo que digan servirá para convencerla de usar la anestesia. También se suma que la paciente ha mantenido su pasado en secreto para su marido, y este no comprende que su esposa tenga que pasar por un proceso tan doloroso: los médicos no pueden romper la confidencialidad pero Andrews hace un movimiento bastante inteligente dejando entrever al hombre que su mujer no les permite compartir toda la información.

El marido tratará de convencerla para que pase por la intervención con los medicamentos, después evitarán que sufra una recaída y la ayudará en todo lo posible para que vuelva a estar sana. Pero la paciente no se fía de sí misma y rechaza todo lo que pueda provocar adicción, de manera que pasará por una operación que resulta hasta dolorosa y desagradable para el espectador.

No es una situación fácil para los médicos
 

Por otra parte, Claire y Park tratan a un hombre con dolor de estómago que rechaza hacerse pruebas alegando no tener seguro ni dinero. El instinto de ex policía de Park le hace darse cuenta enseguida que el paciente tiene el estómago lleno de globos de droga para su transporte y propone llamar a la policía. Claire, que ha estado yendo a terapia, va recuperando su fe en la humanidad y siente lástima por su paciente y hará todo lo posible por ayudarlo sin involucrar a la policía.

Melendez acaba cediendo al entusiasmo de su residente y propone un plan: extraer toda la droga como si no supieran lo que es y mandarla a analizar al laboratorio, de manera que cuando obtengan los resultados, el paciente ya se habrá marchado del hospital y no lo podrán mandar a la cárcel. El hombre se muestra agradecido y hasta promete devolverle el favor a Claire una vez sale con éxito de la cirugía, pero la mujer se encontrará con otro varapalo cuando descubra que el paciente ha robado la droga del lugar donde la tenían almacenada y ha huido con ella.

Claire siente que es su culpa y se desanima, lo que no ayuda ya que además está lidiando con todos los traumas que arrastra ocasionados por su madre, será Melendez de nuevo quien acuda a apoyarla y decirle que no ha hecho nada malo y que le gusta trabajar con ella. Sorprende ver a Neil Melendez siendo tan protector y empático con ella y nos hace plantearnos una vez más si puede ser el inicio de algo entre ambos.

Esta temporada está siendo particularmente dura para Claire
 

Pese a todas las situaciones emotivas que se han vivido en el capítulo, la que más me ha gustado y marcado ha sido sin duda la compartida por Aaron y Shaun cuando este va a su despacho totalmente fuera de sí y temiendo ser abandonado por todo el mundo. Shaun ha tenido una vida muy difícil, sus padres le dieron de lado y solo contó con Glassman, y ahora teme que el hombre acabe cansándose de él, al igual que teme perder a Carly y Lea.

Shaun acaba histérico y llorando diciendo que todo lo hace mal y es su culpa, Aaron tendrá que calmarlo como solo él sabe, diciéndole que no diga eso y que siempre va a poder contar con él. Una escena realmente conmovedora que nos recuerda el hermoso vínculo que hay entre ellos, además de una grandísima actuación de Freddie Highmore y Richard Schiff. ¿Y a vosotros qué os ha parecido el regreso de The Good Doctor?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.