The Good Doctor 3×07: SFAD

The Good Doctor 3x07: SFAD

The Good Doctor 3x07: SFAD

Series: The Good Doctor

4.5 Stars

Summary

Los residentes conectarán con sus pacientes mientras tratan de ayudarlos a superar los duros momentos por los que pasan, todo mientras Melendez sigue afectado por la muerte de una paciente y Aaron y Debbie tienen un encontronazo.

Coder Credit

El capítulo de esta semana de The Good Doctor tiene de todo. Vamos a pasar de la risa al llanto y viceversa según van pasando los minutos, nuestros protagonistas prosiguen con sus vidas y el trabajo pero algunos aún tienen cosas en las que mejorar.

Los miembros del hospital van a tener un día bastante movidito y no solo en lo relativo a su trabajo, aunque casi todos los problemas surgirán a raíz de este. Shaun vuelve a enamorarnos con su inocencia y su poca experiencia en las relaciones sociales, sobre todo ahora que tiene novia y no entiende el por qué tienen que mensajearse por móvil mientras Carly está de viaje: su imitación del emoji es de lo más hilarante que hemos visto en un tiempo. Por suerte cuenta con Lea para guiarlo en el complicado mundo de los sms, y le hace ver que debe contestar a los mensajes para demostrarle a la chica que está ahí.

Pero Shaun también va a mostrarnos de nuevo su lado más vulnerable y sensible conectando plenamente con su paciente y siendo el que mejor la va a ayudar. Por otro lado también nos vamos a llevar una agradable sorpresa con Morgan Reznick en este episodio, la doctora estaba mejorando bastante su comportamiento hacia los demás y esta vez ha demostrado con creces que puede ser totalmente empática y preocuparse por el bienestar de los que la rodean.

Morgan empieza a ejercer el papel amable y cariñoso que antes destacaba en Claire
 

Comencemos por el caso de Shaun, Park y Melendez. Los tres hombres van a tratar con una paciente con una rara condición genética que la obliga a vivir aislada del mundo ya que su cuerpo no tiene defensas y cualquier infección puede matarla. Tienen que extraerle tejido del pulmón, y deben extremar las precauciones durante el procedimiento para que no haya la mínima opción de exponerla a algún virus o bacteria ya que podría morir. Veremos que Melendez sigue afectado por la muerte de la paciente embarazada de la semana pasada, y le temblará la mano antes de comenzar la intervención.

El hecho de sentirse culpable va a complicar su forma de ver el nuevo caso y hará que haya tensiones con Lim, la jefa de cirugía quiere apoyarlo pero él insiste en mentir diciendo que está bien y Lim no sabe qué hacer para poder ayudarlo. El miedo del hombre es tal que rechaza al momento una propuesta de Park para probar un método de curar a la paciente con un riesgo de muerte del 50%, ni se plantea proponérselo hasta que Lim lo obliga a ello ya que opina que es la chica quien debe tomar la decisión y no él.

Esto solo va a crear más tirantez en la pareja, que acaba con Melendez admitiendo estar mal pero diciendo que la culpa de la muerte de la embarazada fue de ambos, tanto suya como de Lim y esta se queda de piedra al escucharlo. En opinión del médico, ella no está siendo objetiva porque mantienen una relación y sobreestima las capacidades de su novio, Lim se enfada (con razón) y le dice que ella sabe diferenciar entre trabajo y vida personal, Melendez le expuso la operación y cómo iba a llevarla a cabo y ella vio que era capaz de realizarla. Veremos a ver si la pareja logra encontrar una solución a sus problemas o este es el final de la relación.

El médico no está en su mejor momento
 

Volviendo al caso, la paciente rechaza en un principio la posible cura porque teme el riesgo pero será Shaun quien la convenza para dar el paso. Hay varias escenas de nuestro protagonista hablando con la joven sobre que ambos son “bichos raros” que viven aislados, con padres que no los comprenden y se quedaron solos. Shaun le dice que le daba miedo relacionarse con los demás pero se atrevió a dejar entrar en su vida a otras personas como Aaron, Lea y Carly y ahora su vida es mejor.

Me gusta ver que Shaun es consciente de lo mucho que ha cambiado su vida y de que puede estar a gusto y feliz con otras personas, ya no pone tantas barreras y se muestra mucho más abierto a comunicarse aunque aún no controle del todo cuando debe decir algunas cosas y cuando no. Su relación con Carly sigue viento en popa y la paciente también le echa un mano con el asunto de los mensajes de texto, entre ellos surge una conexión que la joven no podría haber tenido con Park o Melendez, surge porque Shaun es como ella y le es más fácil tratar con alguien “diferente” que con el resto.

Deben tener mucho cuidado para no exponer a la chica a ningún patógeno
 

El otro caso médico involucra a un preadolescente con cáncer en el ojo, el chico parece tomarse bien que se lo tengan que extirpar y colocarle uno falso pero la realidad es que le aterra saber que va a quedarse ciego y se va a perder muchas cosas. Morgan y Claire llevarán el peso de toda la trama cuando descubren que el paciente se ha fugado del hospital y corren a buscarlo antes de que se enteren los padres. Morgan rastrea al chico hasta un estadio donde se está jugando un partido de béisbol, comprende que quiera unas horas de libertad y diversión antes de perder la vista.

Por su parte, Claire no va a ser tan comprensiva y seguirá a regañadientes a Morgan y el paciente en la última gran aventura del muchacho antes de regresar al hospital. Así veremos como tratan de ayudarlo a ligar con una chica del estadio, después le permiten conducir en un aparcamiento desierto e incluso tratarán de colarlo sin éxito en un sitio de streaptease para que vea por primera y última vez a una mujer desnuda.

Aquí será cuando Claire explote y le diga al chico que se tienen que marchar ya, que tanto sus padres como Andrews están preocupados, que los esperan en el hospital y que lamenta que vaya a quedarse ciego pero tendrá que aprender a vivir con ello. Él se niega, grita que no quiere operarse y se aleja del coche bastante dolido ante la sorpresa de Morgan que no puede creer que su compañera haya sido tan dura con el joven.

Ya sabemos que Claire está en una espiral peligrosa desde que murió su madre pero cada vez se va hundiendo más y, aunque Morgan está ahí para hacer que se disculpe con el chico, como no espabile va a acabar muy mal. Por suerte para el paciente, puede contar con la simpatía de Morgan que no solo lo apoya y es su cómplice en esa escapada que tanto necesitaba sino que antes de la operación decide enseñarle las tetas para que el chico vea un desnudo femenino antes de quedar ciego para siempre: otro momento que nos arranca una carcajada al ver la expresión de este mientras lo llevan a quirófano.

No podemos evitar sentir pena por el joven Charlie
 

La última trama del episodio ha sido la de Aaron y Debbie. Lo último que supimos es que la mujer iba a trabajar con su marido en la clínica como ayudante, pero lo que nos encontramos es que marca demasiado los horarios, el tiempo que Aaron debe estar con cada paciente hasta el punto de ser asfixiante, y no nos olvidemos que hasta echa a Lim cuando le está pidiendo consejo a Glassman. Era de esperar que la situación estallara por algún lado y discuten, momento en el que Deb cumple lo que prometió y decide dimitir.

Al final del episodio Aaron vuelve a casa y le pide que vuelva, Debbie dice que no y se disculpa por haber sido tan exigente y controladora con las cosas, pero acaban haciendo las paces y decide regresar. Entiendo que la mujer quiera hacer más eficiente la clínica y se agradece su entusiasmo, pero también debe saber que hay pacientes que requieren más tiempo que otros y eso es algo que me encanta de Aaron: su preocupación por cada persona que entra en la consulta.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.