The Good Doctor 2×14: Faces

The Good Doctor 2x14: Faces

The Good Doctor 2x14: Faces

Series: The Good Doctor

4 Stars

Summary

Todo el departamento de cirugía trabaja en uno de los casos más complicados e importantes llevados a cabo en el hospital. Por su parte Shaun decide tomarse un día libre para hacer compañía a Aaron.

Coder Credit

A estas alturas no debería sorprendernos que los guionistas de “The Good Doctor” sean capaces de hacernos reír hasta la carcajada en una escena para cinco minutos después exprimirnos hasta la última lágrima, y eso es justo lo que pasa en este episodio de contrastes: un caso médico que nos toca la fibra sensible y la trama de Aaron de Shaun que, además de enternecernos, nos proporciona bastantes risas.

El capítulo de esta semana no tiene un claro protagonista ya que todos los personajes aportan su parte ya sea más grande o pequeña, pero voy a destacar a Shaun, Aaron y Claire. Los dos primeros por esa gran amistad y relación que los une, los hemos visto discutir y sufrir por los malentendidos que han tenido a lo largo de este tiempo, pero ese vínculo casi de padre e hijo es realmente precioso y conmovedor, incluso cuando a la mezcla le añadimos marihuana.

Si en un primer momento nos sentimos conmovidos por el gesto del joven médico de prescindir de un día de vacaciones para entretener a Aaron y que no esté solo, poco a poco nos embarcamos con ellos en una rocambolesca historia donde las drogas son las culpables. Todo empieza con Glassman pidiendo a Shaun que recoja sus medicinas, después descubrimos que se trata de marihuana medicinal y Shaun tiene curiosidad por probarla a ver si lo ayuda a parecer más normal. ¿Y cuál es el resultado? Tener a los dos drogados jugando al golf dentro de la casa, sembrando el caos y riéndose por tonterías, seguramente una de las escenas más hilarantes de toda la serie.

El subidón de las drogas les da hambre y acaban pidiendo un Uber para ir a comprar unas extrañas chocolatinas que no encuentran por ninguna tienda. La conductora acaba un poco harta y se interesa por saber la obsesión de Aaron por ese producto concreto, momento en el que el hombre confiesa que era el dulce favorito de una chica de su instituto de la que estuvo enamorado.

Y entonces emprenden una nueva búsqueda para encontrar a la mujer y que así Aaron pueda hablar con ella, hasta acabar en otro estado. Es a la vuelta a casa cuando vemos que todo este viaje ha servido para algo más que para que Aaron se quitara un peso de encima, y es que Shaun admite que no está contento con la idea de que Lea tenga novio. Veremos a ver cómo afecta todo esto a su convivencia y relación con la mujer.

Estos dos nos ayudan a soportar la carga dramática del caso
 

Lo que se ha vivido en el hospital es uno de esos casos que se ven una vez en la vida y que nos ha otorgado un par de momentos muy estremecedores. Por un lado tenemos a Andrews y Claire hablando con una adolescente que necesita una reconstrucción facial ya que dos años atrás sufrió un accidente en el que perdió huesos y tejidos, le están arreglando el rostro poco a poco pero la situación cambia por completo con la muerte cerebral de otra adolescente cuya cara podría usarse para reparar la de la paciente.

Antes mencioné a Claire como la tercera protagonista del episodio, y es que su dulzura y la forma de tratar a pacientes y familiares es maravillosa, vemos que tiene una gran conexión con su paciente, la hace reír, sabe resolver sus dudas y miedos sin que le tenga que preguntar y, sobre todo, hace que se sienta tranquila y segura ante todos los cambios abrumadores que va a sufrir con la operación.

La segunda chica viene de un accidente de coche y mientras Lim y Melendez la operaban acaban perdiendo la oportunidad de salvarla. Andrews hablará con la madre de la joven para pedirle que firme los formularios para donar su rostro pero esta se niega, es cuando Claire y Morgan hacen la típica estratagema de hacer que la paciente y la madre crucen sus caminos para que esta última cambie de idea: algo rastrero pero efectivo. El momento en el que la madre acompaña a su hija (quien solo sigue viva por las máquinas) hacia el quirófano mientras todo el equipo médico les hace un pasillo de honor es sobrecogedora y no podemos evitar emocionarnos.

Uno de los momentos más tristes y bonitos de la serie
 

Tras llevar a cabo todas las pruebas necesarias para comprobar compatibilidad y evitar cualquier riesgo o contratiempo, comienza una operación que se alargará durante horas y en la que el personal se tendrá que ir reemplazando cada cierto tiempo para poder descansar y rendir al máximo. También habrá tiempo para ver algunos piques entre Lim y Melendez, ya que el comportamiento entre ambos ha cambiado desde que salen juntos y eso puede acabar complicando las cosas.

Por suerte la operación es todo un éxito y la paciente se atreve a ver su nuevo rostro, le llevará meses tener la recuperación completa ya que tiene que pasar por varios especialistas para recuperar la movilidad pero podemos ver la alegría en sus ojos. Otro momento emotivo lo vivimos con la madre de la donante que se acerca a conocer a la chica y despedirse para siempre de su hija, realmente ha sido uno de los casos más complejos y emotivos que hemos visto.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.