The Good Doctor 2×11: Quarantine Part Two

The Good Doctor 2x11: Quarantine Part Two

The Good Doctor 2x11: Quarantine Part Two

Series: The Good Doctor

5 Stars

Summary

Con el hospital en una situación de absoluto caos, los médicos y residentes tendrán que hacer todo lo posible para salvar la vida de sus pacientes.

Coder Credit

La espera se ha hecho larga después de que “The Good Doctor” se despidiera el pasado mes de diciembre dejándonos con un final tan abierto como dramático. El nuevo episodio nos va a tener con el corazón en un puño mientras sufrimos junto a los protagonistas, pero no solo vamos a centrarnos en la cuarentena sino que habrá tiempo para otras tramas que sirven como distracción momentánea a lo que estamos viendo.

Hagamos un rápido recordatorio de la situación tal y como la habíamos dejado: la zona de urgencias en cuarentena por un virus procedente de Malasia que había dejado ya tres muertos y a la doctora Lim infectada, allí teníamos a Shaun en medio de un ataque de pánico y al hijo de Park sufriendo un ataque de asma. Por otro lado estaban Melendez y Claire con un paciente que necesitaba urgentemente un trasplante de médula pero el donante, su padre, estaba atrapado en la zona de cuarentena. Y, por último, Aaron acompañado de Lea descubría que su cáncer había vuelto.

Comencemos con nuestro protagonista. Shaun se vio superado por la situación, el estrés, el ruido y la dichosa luz del techo que no hacía más que distraerlo. Encontramos al residente en el suelo con los ojos cerrados tratando de tranquilizarse pensando en su rutina, pero Morgan necesita ayuda con la operación que está llevando a cabo y solo tiene a Shaun como refuerzo. Uno de los puntos fuertes de este capítulo ha sido ver en acción a Morgan Reznick, ver cómo ha tomado el control de la situación y ha sabido manejarse en unos momentos tan duros, recordemos que una de las víctimas del virus era un amigo suyo.

La enfermera intenta que Shaun reaccione pero es Morgan la que le dice que no le chille, a estas alturas ya sabemos que gritar solo sirve para causar más estrés al chico, y le indica cómo ayudar al médico para que se reponga y pueda ir a echarle una mano. El tener a Shaun pensando solo en las cuestiones médicas lo hacen olvidarse de todo el caos y mantenerse centrado, por lo que puede seguir con su trabajo.

La mujer ha evolucionado con respecto a sus inicios en la serie
 

Pero los dos residentes no estarán solos mucho más tiempo porque Park acaba saltándose las normas y se cuela en la zona de cuarentena para ayudar a su hijo a superar la crisis provocada por su asma. El hombre tiene que improvisar para ayudarlo a respirar pero salva su vida y ya se queda en la zona para ayudar con la situación, especialmente con el donante de médula.

Pero Park tiene también que lidiar con su hijo con quien su relación no es precisamente buena, y según pase el capítulo veremos por qué llegaron a estar tan distantes pero también habrá un inicio de reconciliación. Pero si hay algo que agradecer especialmente al médico es que rompa la luz que ha tenido nervioso a Shaun todo el día, ¿por qué no tuvo alguien esa idea antes?

Con Park en cuarentena y acceso al padre del paciente de Melendez y Claire, el jefe de residentes busca la manera de salvar al hombre y propone extender la parte cerrada del hospital para así poder extraer la médula del donante y trasplantarla a su paciente. Andrews se niega en un principio porque aparte de ser arriesgado, podría ser que el padre esté infectado del virus y se lo pase al hijo pero Melendez es claro: su paciente va a morir en cuestión de horas si no hacen el procedimiento y acaban llegando a un acuerdo.

Así que asistiremos a la extracción de la médula ósea del padre a manos de Park ayudado por una veterinaria ya jubilada que estaba en la sala de espera cuando se cerró el hospital. Una vez extraída la mandan a través del conducto de la lavandería al piso inferior donde esperan Melendez y Claire para llevar a cabo la operación. Logran salvar a su paciente pero el padre muere tras la donación por un ataque al corazón.

Los tres médicos llevan casi todo el peso del episodio
 

Y por si no fuera suficiente con todo lo que tenían encima, la mujer embarazada se pone de parto en ese preciso momento y será Shaun quien tenga que cuidar de ella. Pese a la tensión de todo lo que está pasando, no podemos evitar sonreír cuando el chico se queja de que los gritos de la mujer en las contracciones son demasiado ruidosos, pero Shaun logra ir manteniendo la calma y junto a la enfermera harán todo lo posible para que el parto vaya bien.

No lo tienen fácil porque primero se encuentran con que el bebé no está bien colocado y cuando intentan ponerlo bien la paciente sufre una hemorragia severa. Por suerte cuentan con la asistencia de la jefa de ginecología del hospital que les va dando instrucciones a través del cristal que los mantiene aislados. Por un momento tememos que Shaun vaya a sufrir otro ataque de pánico al tener que operar por su cuenta y teniendo dos vidas en sus manos, tanto que tiene que pedir a gritos que todos se callen para poder concentrarse.

En primer lugar opera a la mujer para extraer al bebé que no respira y pide ayuda al hijo de Park para que le aplique RCP mientras él intenta salvar a la madre. Durante unos terribles minutos pensamos que ninguno va a sobrevivir pero consiguen detener la hemorragia y luego limpiar las vías respiratorias del bebé salvando a madre e hijo.

Shaun hace su primera operación en solitario
 

No nos olvidamos de Lim que ha estado en la mente de todos los personajes a lo largo del capítulo. El tratamiento que le aplican es el mismo que a los pacientes fallecidos con la única diferencia de que con la doctora han empezado mucho antes, por lo que sus esperanzas son mayores. Sin embargo, Lim va empeorando con el paso de las horas y Morgan tiene una idea arriesgada pero que acaba salvando la vida de la cirujana.

En último lugar tenemos la trama de Aaron y Lea. Me gusta ver a los dos compartir escenas y las de este episodio han sido bastante significativas, lo único que los dos tienen en común es su cariño y preocupación por Shaun. Los veremos discutir sobre los resultados de Aaron y los motivos por los que el hombre no quiere decirle nada a su protegido, algo que Lea no comprende. Ambos se pelearán hasta el punto de que el ex director del hospital le reprocha a la mujer que se marchara abandonando a Shaun y añade que volverá a hacerle daño al chico.

Lea no le responde nada porque sabe que el hombre está afectado por el diagnóstico del cáncer y no quiere complicar más las cosas, pero sí que opina que sobreproteger a Shaun no es beneficioso para nadie y le recuerda que es un hombre adulto capaz de encajar esos golpes. Finalmente recibimos una buena noticia y es que las pruebas de Aaron no eran lo que parecían y no ha vuelto a desarrollar un tumor sino que tiene meningitis y lo deben operar cuanto antes, algo que encaja con su pérdida de memoria tal y como comenta Shaun Murphy cuando el hombre se lo cuenta al salir de la cuarentena.

Aaron y Lea tienen distintas opiniones sobre cómo tratar a nuestro protagonista
 

La presencia de Lea es muy beneficiosa tanto para Shaun como para Aaron y la relación entre ambos, así que estoy deseando poder ver más momentos de los tres juntos, algo que los guionistas ya tienen planificado tal y como hemos podido ver en imágenes promocionales de los próximos episodios. ¿Y a vosotros qué os ha parecido la vuelta de la serie?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.