The Good Doctor 2×06: Two-Ply (or not Two-Ply)

The Good Doctor 2x06: Two-Ply (or not Two-Ply)

The Good Doctor 2x06: Two-Ply (or not Two-Ply)

Series: The Good Doctor

4.5 Stars

Summary

Los residentes se enfrentan a dos casos bastante complejos mientras que Lea y Shaun descubren que la convivencia no es tan fácil como pensaban.

Coder Credit

El episodio de esta semana nos trae un poco de todo. Además de los dos casos médicos muy distintos, gracias a los cuales simpatizaremos un poco más con Park y Morgan, veremos a Shaun y Lea habituándose a la nueva situación en la que se encuentran.

Compartir piso es algo que requiere paciencia y esfuerzo por parte de todos, los compañeros deben aprender a lidiar con las rarezas y manías de los demás y limar asperezas, pero si nuestro compañero de apartamento es Shaun Murphy la cosa se vuelve mucho más complicada. Eso es lo que descubrirá Lea tras los primeros días de compartir casa con su amigo, la mujer ya sabía que Shaun es peculiar y tiene sus manías con respecto a ciertas cosas, pero no se esperaba que el chico tuviera una forma de hacer las cosas en cada aspecto de su vida como, por ejemplo, cómo colocar el papel higiénico.

Veremos a los dos tener sus más y sus menos y temeremos tanto por la convivencia como por su amistad, pero Lea no quiere perder a Shaun y acudirá a Aaron en busca de consejo. Tratar con el residente no es fácil, pero igual que ella tiene que ceder en ciertas cosas, le acaba diciendo a Shaun que tiene que ser más flexible para que los dos puedan convivir bajo el mismo techo y al final acaban llegando a un entendimiento. Lo que está claro es que esto solo acaba de empezar y seguro que habrá más de una escena en el futuro que nos sacará una sonrisa con la pareja como protagonista.

Ambos tienen que poner de su parte
 

En el hospital las cosas no han sido tan sencillas, al menos en el caso de la violinista a la que han tratado Morgan y Shaun con la supervisión de Melendez. La paciente llega al hospital con lo que parece una simple infección bacteriana en un dedo tras una manicura, tan solo tienen que quitarle el pus, limpiar la zona y todo estará bien, o eso creían porque la mujer nota dolor cuando están empezando el procedimiento pese a que está anestesiada. Shaun le pregunta si siente dolor en alguna otra parte del cuerpo y la mujer comenta que sí, Morgan enseguida aduce a las típicas molestias de los músicos pero Shaun empieza a hablar de una bacteria carnívora.

Morgan se llevará aparte a su compañero para recordarle que tiene que medir sus palabras y no asustar a los pacientes, pero el chico insiste en que deberían extraerle una muestra de tejido para confirmar o no el diagnóstico. Morgan se niega porque podrían estropearle algún nervio del dedo y lanzar por la borda la carrera artística de la mujer, además los porcentajes están de su lado porque es muy improbable que se haya infectado de ese tipo de bacteria y lo más probable es el diagnóstico inicial.

Los problemas llegan cuando, con el paso de las horas, la paciente empieza a empeorar con fiebre y más dolor, Morgan tiene que ceder ante la propuesta de Shaun y cogerán una muestra de tejido con la que se confirman los peores pronósticos. Melendez también echa un vistazo al tejido que está necrótico y les dice que se den prisa e intenten salvar la mano de la mujer. Pero es tarde y la medicación ya no hace efecto, por lo que acaban en quirófano teniendo que amputarle el brazo.

Nadie esperaba este desenlace
 

Cuando la paciente despierta y descubre lo que ha ocurrido no se lo puede creer. No tarda en recordar que Shaun lo advirtió al poco de llegar al hospital y que si Morgan le hubiera hecho caso no habrían llegado a este punto, llegando a culpar a la doctora residente de lo que ha pasado. Morgan ya se siente bastante culpable por lo sucedido y no puede esconder cómo se siente, será Melendez quien hable con ella para tratar de animarla.

Hasta ahora hemos visto siempre a Morgan Reznick como una mujer competitiva dispuesta a dar lo mejor de sí misma para conseguir una plaza fija en el hospital, pero poco a poco la hemos visto aprender a implicarse un poco más con los pacientes y esa preocupación es la que hizo que no quisiera hacer la prueba en un principio. Morgan comete el error de compararse con Shaun que evita todo factor emocional y se centra en los síntomas, a lo que Melendez le dice que el chico se equivocará en otras ocasiones, pero lo peor que puede hacer es compararse y competir con él.

Shaun ya ha dejado claro que él no compite con nadie, está ahí para aprender y ser un buen cirujano y eso es lo que tienen que hacer los demás residentes. Para ello Melendez se pone como ejemplo hablando de la que era su rival en la residencia hasta que se dio cuenta que la otra no competía con él, cuando Morgan le pregunta si la mujer acabó siendo una buena doctora, Melendez revela que se refiere a Lim y que es de las mejores en su campo. Por fin hemos visto que Morgan tiene un lado humano aunque haya tenido que ser en estas circunstancias, esperemos que siga evolucionando a mejor.

El jefe de residentes sabe lo que decir
 

Regresando a la doctora Lim, liderará a Claire y Park en el caso de una adolescente que ingresa con hemorragia nasal. Pronto nos cuentan que se trata de una chica con multitud de problemas médicos desde que sus padres se divorciaron, durante un tiempo la llevaban siempre al médico por sus dolencias pero nunca le encontraban nada por lo que acabaron llegando a la conclusión de que solo quiere llamar la atención.

Claire enseguida congenia con la chica para desesperación de Park, que opina que no debe involucrarse tanto con los pacientes, Claire le replica que él es demasiado cerrado y de repente nos enteramos que Park es padre. Su compañera le recrimina que tenga tantos secretos y también lo acusa de estar mirando a la paciente como padre y no como médico, ella sí cree que la joven tiene una dolencia real pero todas las pruebas parecen demostrar lo contrario y le tienen que dar el alta.

El padre volverá a traer a su hija tiempo después con muchísima fiebre y sin saber qué le pasa. Claire está convencida de que se les ha escapado algo y tras revisar una tomografía descubre una sombra junto a uno de sus pulmones y dice que podría ser un tumor. Lim y Park no están muy seguros pero saben que algo le pasa a la joven, así que deciden hablar con los padres y exponerles la situación en la que se encuentran. Estos no están muy seguros de someter a su hija a una operación cuando está tan débil pero Park les dice que tienen que creer en su hija, logrando que les den permiso.

Los dos residentes comienzan a entenderse
 

La intuición de Claire era la correcta porque aunque no hay ningún tumor, la sombra de la prueba era una pieza de lego que la paciente se comió siendo niña. El trozo de plástico se quedó ahí inmovilizado causando todos los síntomas que ha sufrido con los años y empeorando hasta que ha sido necesaria una intervención quirúrgica.

Por último nos enteramos que Aaron ya está en casa, tiene a una enfermera que va a diario a comprobar que se está recuperando, y a repetirle las medicinas que debe tomarse y la rehabilitación que debe hacer. Nos alegramos por Glassman, sobre todo cuando vemos que Debbie va a visitarlo y los dos tienen una cita al día siguiente.

Pero Aaron sigue débil y se marea poco después de que se besen, el hombre no soporta estar así de débil y le pide a la mujer que se marche de su casa dando a entender que no va a haber nada entre ellos. Espero que Shaun se entere de esto y haga algo para hacer que su mentor cambie de idea, Aaron merece algo de felicidad en su vida y Debbie puede aportársela.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Deja un comentario