The Good Doctor 1×16: Pain

The Good Doctor 1x16: Pain

The Good Doctor 1x16: Pain

Series: The Good Doctor

4 Stars

Summary

Los miembros del departamento de cirugía del hospital tendrán que dar lo mejor de sí mismos para diagnosticar y salvar a dos pacientes con dolencias muy distintas pero cuyo paso por quirófano es peligroso.

Coder Credit

El capítulo de esta semana de “The Good Doctor” nos presenta a dos matrimonios con diferentes circunstancias que acaban llegando al hospital. Será imposible no comparar a las parejas, su forma de tratarse y la manera en que afrontan las cosas, aparte de que tratar con ellos supondrá un aprendizaje para todos, sobre todo para Shaun.

Las tramas personales de los protagonistas, a excepción de nueva información que tendremos sobre Claire y de la que hablaré más adelante, quedan a un lado para mostrarnos a los pacientes, su forma de ver el mundo y mostrarnos las muchas diferencias que hay entre unas parejas y otras. Comenzaremos con el caso que lleva el doctor Andrews asistido por Jared y Morgan Reznick.

Al hospital llega una mujer con la mejilla inflamada como consecuencia de una infección por un implante que se ha puesto en la cara. Andrews le dice que van a tener que operarla para quitárselo. Ella no parece muy convencida pero después de que le prometan dejarle la mejilla como la tenía, da el visto bueno a que la lleven a quirófano.

Todo sale perfectamente y la mantienen en observación pero entonces empieza a sufrir otra infección en la parte baja de la espalda. El diagnóstico es muy claro: le tienen que quitar todos los implantes que se ha puesto, y alguna de esas extracciones le dejará cicatriz. La paciente se niega en rotundo, le gusta su aspecto con ellos y no quiere volver a sentirse mayor y el marido lo remata diciendo que al ser una infección si no pueden tratarla con antibióticos.

Podría haber sido un caso sencillo...

En vista de que no hay forma de convencer a la pareja de que están corriendo un riesgo innecesario, deciden darle los medicamentos que, como ya era de esperar, no hacen nada y la mujer continúa empeorando cada vez más rápido. Cuando vuelven a insistir en que deben operarla o podría morir, la paciente continúa negándose y quiere una segunda opinión. Será finalmente Morgan la que hable con el marido para que convenza a su esposa para someterse a la operación.

Veremos la conversación entre el matrimonio, era obvio que la negativa de la paciente a quitarse los implantes era porque tenía miedo a que su marido la abandonara. Nos desvelan entonces que él estuvo distante hasta que la mujer comenzó con las operaciones y se sintió nuevamente atractiva. Y de verdad que da rabia ver estas situaciones porque son reales y las vemos en el día a día, no tan drásticas pero existen, la capacidad de algunas personas de hacer cosas que odian o con las que no están de acuerdo por miedo a perder al ser querido.

Está claro que el miedo al abandono es algo muy humano y la situación es terrible pero arriesgar tu vida me parece demasiado, y su presencia en el episodio me ha parecido un toque de atención para que nos replanteemos nuestras relaciones. Al final el marido convence a la mujer para que se opere, aclarándole primero que nunca la ha engañado sino que tenía una adicción al juego y le daba vergüenza contárselo.

Las pruebas demuestran la gravedad del asunto

Todo habría quedado en un susto con final feliz si hubiera habido comunicación entre ellos antes de que los médicos los pusieran contra las cuerdas, pero no es así. La paciente entra en quirófano demasiado tarde y fallece en mitad de la operación dejándonos con un sabor de boca muy amargo. ¿Seríamos capaces de arriesgar nuestra vida de una forma así para evitar perder al ser amado?

Toda esto ha tenido también otra subtrama que involucraba a Morgan y Jared. Recordemos que la residente es muy competitiva, sabe que solo hay dos plazas en el hospital y son cinco residentes. Ya da por hecho que una de ellas va a ser para Shaun por su condición de favorito del director del hospital, y la otra cree que se la disputarán entre Claire, Park y ella.

A Jared no lo contempla como rival después de su despido y la forma en que logró su readmisión, y hace un pequeño experimento para demostrarle que no tiene la confianza de Andrews. Para ello le otorga el crédito de los avances que ha logrado ella en el caso y, sin embargo, es Morgan la elegida por el cirujano jefe como su asistente. Morgan le ofrece a Jared llamar a una conocida en un hospital de Denver para conseguirle plaza allí y él acaba aceptando, dándose cuenta que tal vez su futuro no está en San José.

¿Se marchará Jared al acabar la temporada?

Por otro lado tenemos a Melendez, Claire, Shaun y Alex Park con un hombre en silla de ruedas que padece dolor en el cuello. El caso es importante para el jefe de residentes porque se trata del primer paciente que tuvo. Fue diez años atrás tras un accidente de moto que lo dejó parapléjico, pero de repente se encuentran con que durante el reconocimiento médico el hombre nota dolor en las piernas. Sorprendidos por algo que no puede ser real, lo llevan a hacerse varias pruebas y entonces detectan dos cosas: que tiene un quiste en un tendón y que la vértebra T1 tiene un aspecto normal.

Cuando Melendez y su equipo comprueban los resultados y se los comunican al paciente todos están exultantes, si le quitan ese quiste podría recuperar la capacidad de caminar, parece que la suerte le sonríe y el hombre y su mujer están muy contentos. Asistiremos a una conversación muy interesante entre Shaun y el paciente, y es que éste compara su vida en la silla de ruedas con la condición del médico. Y tiene razón, cuando el joven llegó al hospital todos lo trataban de un modo distinto hasta que logró ganarse su respeto.

Pero algún problema tenía que haber y es que la masa que tienen que extraer es mucho más grande de lo que creían. En la mayoría de casos se detecta antes porque los pacientes sienten un dolor atroz, no es el caso de Hunter que al no tener sensibilidad en las piernas no era consciente de lo que estaba sucediendo. Los médicos deducen que es mejor no operar porque hay un riesgo a que no supere el procedimiento, pero el paciente ya se ha hecho ilusiones con volver a caminar e insiste en continuar.

Los diálogos entre médico y paciente son de lo mejor del capítulo

Su esposa se muestra reacia por miedo a que muera e incluso lo tachará de egoísta por no contar con ella a la hora de tomar la decisión, pero más adelante explicará que teme que si su marido vuelve a caminar ya no la necesite más y la deje atrás. Hunter le asegura que es el amor de su vida y siempre la va a necesitar, además de añadir que ella lo ha convertido en una mejor persona. Vemos aquí la diferencia de relación entre ellos y el matrimonio del otro caso.

También es muy interesante la segunda conversación del paciente con Shaun sobre si él se operaría si existiera una cura para el autismo. Shaun logra desviar la conversación y acaba preguntándole si todas las virtudes y cosas que enamoraron a su mujer las tenía antes del accidente o las fue adquiriendo cuando ya estaba en la silla de ruedas. La respuesta es claramente la segunda, pero Hunter añade que todas las lecciones que ha aprendido no las va a olvidar aunque vuelva a andar.

Finalmente llega el momento de la operación y pese a que hay algún que otro susto, todo sale perfectamente. El paciente necesitará mucha rehabilitación pero se recuperará y eventualmente será capaz de caminar de nuevo.

El equipo logra llevar a cabo la operación con éxito

Por último, hemos conocido a la madre de Claire y podemos entender que no mantenga relación con ella, dado que no fue una buena madre con ella. Sin embargo, quiere volver a formar parte de la vida de su hija y le pide una oportunidad, Claire acaba cediendo para que al final la mujer le pida dinero para la fianza del alquiler de su nueva casa.

Y no olvidemos al nuevo vecino de Shaun, Kevin, con quien pasa cada vez más tiempo. Park no se fía del tipo y utiliza sus contactos como ex policía para investigarlo y acceder a su historia para descubrir que tiene antecedentes penales y no duda en advertirle a Shaun que tenga cuidado porque cree que Kevin se está aprovechando de él. Habrá que ver cómo acaba todo esto.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.