Supernatural 15×19: Inherit the Earth

Supernatural 15x19: Inherit the Earth

Supernatural 15x19: Inherit the Earth

Series: Supernatural

3.5 Stars

Summary

Después de los trágicos sucesos acontecidos, Dean, Sam y Jack buscan una manera desesperada de derrotar a Chuck y salvar a toda la humanidad.

Coder Credit

Llegamos al penúltimo capítulo de Supernatural con un caos absoluto tras lo ocurrido la semana pasada, y con nuestros protagonistas completamente perdidos y sin saber qué hacer. La decisión final es inminente y el episodio no nos va a dar un momento de descanso mientras la trama avanza de manera acelerada hasta su desenlace.

Costaba creer que tras 15 años desde que comenzó la serie estemos a tan solo una semana de decir adiós a los hermanos Winchester, pero tras este capítulo la sensación de despedida es mucho más evidente ya que todo va orientado a darnos un final y al llegar a los últimos minutos incluso nos quedamos con la sensación de que igual nos han engañado y este es realmente el último episodio, pero no, aún queda el número 20 que será el que ponga punto y final a la historia.

La trama comienza prácticamente en el mismo punto en que la habíamos dejado. Sam y Jack están en mitad de una ciudad de Minnesota absolutamente desierta: todos los seres humanos han desaparecido de la faz de la Tierra excepto ellos y Dean que llega en ese preciso instante. El hombre está recién llegado del búnker tras asistir al sacrificio de Castiel para salvarle la vida, y les cuenta a Sam y Jack, con muy poco tacto, que el ángel ha muerto.

El más afectado va a ser el nephilim que incluso intentará contactar con él para darse cuenta que no sirve de nada, pero Sam también va a verse superado por la situación y se sentirá culpable porque si no hubiera impedido el plan de matar a Chuck, tal vez lo habrían logrado y ahora el resto de la humanidad no habría sido castigada.

Así que los Winchester deciden ceder ante Chuck y pedirle que perdone al resto de personas y ellos jugarán el papel que Dios quiere y se matarán el uno al otro como estaban destinados. Chuck escucha su rendición pero la rechaza diciendo que ya es demasiado tarde, que está cansado de ellos y cree que no hay mejor castigo que dejarlos completamente solos en un planeta desierto.

La sensación de derrota es absoluta

Los días pasan en el búnker sin mucha novedad hasta que Jack les dice que nota una presencia aparte de la de ellos tres. Los Winchester se sorprenden porque supuestamente el joven perdió todos sus poderes pero no dudarán en ir a investigar, hay que hacer un inciso de que Jack sigue matando plantas cada vez que pasa junto a ellas por lo que no es algo pasajero como podríamos haber pensado tras lo sucedido en el episodio anterior, de camino al lugar se paran en una gasolinera donde viviremos un momento de máxima crueldad por parte de Chuck, ya que Dean se encuentra a un perro que de alguna forma ha logrado evitar el exterminio y decide adoptarlo, justo para que minutos después el perro desaparezca y veamos a Chuck sonriendo maléficamente ante la impotencia que siente el cazador.

Las indicaciones de Jack los conducen a una iglesia donde se encuentran con Michael, el arcángel vive escondido de Dios y está muy sorprendido e indignado por lo que ha hecho su padre, así que no duda en unirse a ellos para acabar con Chuck de una vez por todas. De vuelta en el búnker le hablan del libro sobre Dios y su muerte, con la esperanza de que Michael sea capaz de abrirlo pero este tampoco puede hacerlo.

Los Winchester están desquiciados y sin saber qué hacer porque saben que todas sus esperanzas radican en leer lo que pone en el libro de la Muerte. Es entonces cuando el teléfono de Dean empieza a sonar y se altera al ver que es Castiel quien le llama, el hombre contesta sorprendido y oímos la voz del ángel diciendo que está fuera y que le abran. Ya nos veíamos venir que sería alguna treta de Chuck para engañarlos y poder entrar, pero cuando abren la puerta a quien se encuentran es a LUCIFER. El diablo les dice que el Vacío lo ha liberado a cambio de conseguir el libro para así poder matar a Chuck. Incluso trae prisionera a la parca destinada a convertirse en la nueva Muerte ya que solo ella puede abrir y leer el libro.

Los hermanos no se fían de su enemigo
 

El encuentro entre Lucifer y Michael es corto pero queda muy clara la antipatía que hay entre ellos, sobre todo porque Lucifer no tiene reparos en decirle a su hermano mayor que él siempre tuvo razón sobre que Dios no era tan bueno, y que Michael fue un iluso por creer ciegamente en él. Mientras esta escena tiene lugar llega la nueva Muerte con el libro, dispuesta a leerles la manera en que morirá Chuck, pero Lucifer la mata y coge el libro antes de que pueda decir algo útil. Así descubrimos que el ángel caído realmente está ahí por orden de Chuck y ha venido para traicionarlos, una vez más, pero le ofrecerá la salvación a su hijo pidiéndole que se una a él en el bando de los vencedores.

Jack lo distrae lo suficiente para que Michael se aproxime por detrás y finalmente mate a su hermano, tal y como estaba destinado desde hace siglos. El libro cae abierto al suelo y Sam se pondrá a investigarlo, según le comenta Dean a Michael, está escrito en símbolos y Sam necesitará un tiempo para poder descifrarlo todo. Finalmente el menor de los Winchester aparece diciendo que hay un hechizo capaz de liberar un poder capaz de terminar con Chuck, pero tienen que llevarlo a cabo en un lugar muy concreto y con un ángulo solar exacto para que funcione.

Dean, Sam, Jack y Michael marchan en el Impala hasta el lugar donde preparan todos los ingredientes para llevar a cabo el conjuro. Sin embargo, tras realizarlo no sucede nada extraordinario... salvo que Chuck aparece y los contempla de una manera que infunde temor. Han sufrido otra traición más porque Michael lo avisó de lo que iban a hacer para que lo impidiera. El arcángel sucumbió a las burlas de Lucifer y decidió regresar del lado de su padre, pero Chuck es un Dios vengativo y no le perdonará que se pusiera de lado de los Winchester y lo mata al momento sin dejar que pueda justificarse.

Michael comete un error que le cuesta la vida
 

Y entonces llega el momento de la “batalla” porque seamos sinceros: dos simples humanos contra Dios no tienen ninguna posibilidad. Chuck está harto de los Winchester y dice que ya es hora de librarse de ellos, pero en vez de exterminarlos usando sus poderes decide emprenderla a golpes con ellos (tal vez motivado por el puñetazo previo que le da Sam). Vamos a pasarlo un poco mal viendo como Chuck machaca a nuestros protagonistas, rompiendo huesos, haciéndolos sangrar y usando su fuerza divina para que cada golpe sea muy doloroso. Pero Dean y Sam sacan fuerzas de donde pueden y se siguen poniendo en pie cada vez que caen al suelo, Chuck les grita que lo dejen ya, pero ellos continúan resistiendo y hasta sonríen, algo que le desconcierta por completo.

Es cuando los Winchester desvelan su as bajo la manga, lo que han mantenido oculto todo el tiempo y es que por primera vez han ido dos pasos por delante todo el tiempo. Sabían que Jack estaba matando las plantas y descubrieron que era porque absorbía el poder de otros seres, se cargó de la magia de Lucifer y Michael cuando estos pelearon en el búnker, así como todo el poder ambos al morir. Y ahora ha absorbido la magia divina que Chuck ha empleado en sus golpes contra los dos hermanos.

Chuck intenta matar a Jack pero no puede, el nephilim cura a los Winchester antes de posar las manos sobre el rostro de Dios y quitarle todo su poder convirtiéndolo en un simple humano. Dios acepta su derrota y hasta admite que será glorioso y épico morir a sus manos, pero Dean y Sam le pagan con su misma moneda y dicen que no van a matarlo, sino que vivirá como una persona, envejecerá y acabará muriendo sin que nadie sepa quien es. Los Winchester y Jack ignoran sus lágrimas y súplicas mientras se suben al Impala y se marchan dejándolo abandonado a su suerte.

¡Victoria!
 

Ahora Jack, con todo el poder de Dios y Amara, recupera a la humanidad y resto de animales incluido el perro que quiso adoptar Dean. El joven es el nuevo Dios pero ha aprendido de los errores de su predecesor y saber que no debe interferir en la historia, por lo que se debe despedir de los Winchester y dejarlos seguir su vida sin más interferencias. Por último veremos a Dean y Sam solos en el búnker, completamente silencioso, tomando una cerveza y brindando por los amigos caídos y por la recién estrenada libertad.

Creíamos que algo malo iba a ocurrir pero entonces hay un vídeo recopilatorio de todos los amigos y aliados que han tenido los protagonistas a lo largo de las 15 temporadas, dándonos la impresión de que este es el final absoluto de la serie, pero no: sigue quedando el episodio número 20 que no sabemos que sorpresa nos traerá ya que el problema de Chuck se ha solucionado. ¿Qué expectativas tenéis vosotros para el último capítulo de Supernatural?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.