Supernatural 15×18: Despair

Supernatural 15x18: Despair

Supernatural 15x18: Despair

Series: Supernatural

3.5 Stars

Summary

Los Winchester y sus aliados tienen que afrontar las consecuencias de sus actos ante un futuro cada vez más incierto.

Coder Credit

Sólo quedan dos semanas para el final de Supernatural y las emociones están a flor de piel. No sabemos cómo van a terminar las cosas y aún hay varios frentes abiertos, por lo que cualquier cosa puede pasar tal y como descubriremos en el capítulo de esta semana que tiene una alta carga emocional para nuestros protagonistas.

La acción comienza segundos después de donde la dejamos: con Chuck (ahora más poderoso que nunca tras su fusión con Amara) marchándose del búnker mientras Jack está a punto de morir. Dean, Sam y Castiel llevan rápidamente al nephilim a sentarse mientras piensan a toda prisa alguna solución para evitar que el joven muera, Jack está repleto de poder y va a estallar en algún momento por lo que les pide que lo lleven fuera del búnker donde no pueda hacerles daño. Todos se niegan y es cuando aparece Billie, bastante cabreada porque el plan no salió bien, y envía a Jack al Vacío esperando que la explosión de poder mágico mate también a la entidad.

Sam se encara a Billie por haberles mentido desde el principio y se niega a devolverle el libro que detalla la muerte de Chuck, pero la Muerte aún sabe jugar sus cartas y promete traer a Jack de vuelta del Vacío (si es que ha sobrevivido) a cambio del libro. Sam accede a regañadientes ya que sabe que no puede fiarse de la antigua parca, esta leerá el final de Chuck antes de cumplir su palabra. Jack está sano y salvo pero no libre porque Billie sigue queriendo utilizarlo, aquí Dean se harta y entra en acción atacándola con su propia guadaña e hiriéndola haciendo que Billie huya dejando atrás su arma, el libro y a Jack.

Jack logra esquivar la muerte
 

Los Winchester conversarán esa noche mientras toman una copa, Dean se disculpa por su comportamiento y admite que estaba tan cegado por matar a Chuck que no se paró a pensar bien en sus actos. Ahora no saben qué hacer porque se les acumulan los enemigos: Chuck, Billie e incluso el Vacío pueden atacar en cualquier momento, Jack no tiene poderes y han tratado de contactar con Michael pero el arcángel no responde a sus rezos.

Pero aún pueden surgir nuevos problemas. Ya sabíamos que el plan de Billie de convertirse en el nuevo Dios tras destruir a Chuck supondría restaurar el orden natural de las cosas, por lo que todos los cazadores refugiados del universo alternativo, o las personas que han sido resucitadas en nuestro mundo morirán. Es a través de Charlie 2.0. cuando Sam y Dean descubren que varios de los cazadores del otro universo han empezado a desvanecerse y Sam enseguida se preocupa por Eileen, van corriendo hacia su casa pero llegan demasiado tarde: la cazadora también ha desaparecido.

Vemos el dolor en el rostro de Sam Winchester quien, otra vez más, ha perdido alguien a quien quería pero no es momento de venirse abajo y el menor de los hermanos decide reprimir su tristeza por ahora para avisar al resto de amigos que están en peligro y ponerlos a salvo lo antes posible. Es momento de separarse ya que Dean cree que es mejor que Sam se dedique a proteger a sus amigos mientras que él irá a dar caza a Billie, a quien considera responsable de lo que está ocurriendo.

Castiel decide acompañar a Dean mientras que Jack se queda con Sam. El nephilim está bastante perdido tras lo sucedido, se siente indefenso sin sus poderes y tampoco sabe cuál es ahora su propósito en la vida. Castiel lo consuela en un principio diciendo que se preocupan por él por que lo quieren y no porque tenga poderes. Más tarde también veremos a Sam sacando al joven de su apatía pidiéndole que conduzca hasta el lugar seguro donde se reunirán con el resto de cazadores.

Nuestros protagonistas van a sufrir varias pérdidas
 

A partir de aquí, las cosas se vuelven complicadas y tensas. Dean y Castiel regresan al búnker donde pueden abrir la puerta que lleve hasta la guarida de la Muerte y cruzan al otro lado dispuestos a eliminar de una vez por todas a su enemiga. Billie los ha estado esperando, asegura que ella no es quién está tras las desapariciones y nos enteramos que la herida que le ocasionó Dean anteriormente es mortal y va a acabar muriendo: pero está decidida a asesinar al hombre antes de morir. Es cuando da comienzo una lucha que nuestros protagonistas no pueden ganar.

Dean y Castiel regresan al búnker a toda prisa pero la Muerte los persigue y emplea sus poderes aplastando el corazón de Dean. Castiel tira de él para huir aunque no hay escapatoria y acaban encerrándose en una de las habitaciones en cuya puerta el ángel dibuja un sello que mantenga alejada a Billie por un rato. Dean se lamenta de haber sido tan impulsivo porque no tienen forma posible de salvarse y los dos van a morir, añade que no deberían haberse separado de Sam y Jack y tendrían que estar los cuatro juntos protegiendo a sus amigos pero otra vez sus ansias de matar lo han estropeado todo.

Es cuando Castiel le sorprende con una idea: sí, es cierto que no pueden derrotar a Billie por sí mismos pero la Muerte teme al Vacío y sabe cómo invocarla. Dean escucha totalmente asombrado y sin saber qué decir cómo Castiel llegó a un trato con su enemiga: el Vacío vendría a por él cuando el ángel fuera feliz. Llega el momento de que Castiel confiese que con el paso del tiempo se ha dado cuenta que la felicidad no consiste en tener algo (añade que ya sabe que nunca podrá tener lo que realmente quiere) sino en serlo y decirlo.

El ángel y el cazador quieren destruir a su enemiga
 

Dean lo mira sin comprender nada pero el ángel sigue con su declaración, mientras Billie aún busca la manera de entrar en la sala, Castiel le dice al cazador que se equivoca al considerarse un ser humano destructivo, enfadado y roto, porque todo lo que ha hecho a lo largo de su vida ha estado condicionado por el amor que sentía por los suyos. Para el ángel, Dean es el humano que más se preocupa por los demás y el menos egoísta, asegura que haberlo conocido lo ha cambiado por completo, le ha hecho abrir la mente y preocuparse por cosas que antes no le importaban.

Las palabras de Castiel, con lágrimas en los ojos, suenan a despedida y así lo hace constar Dean que aún no puede creer lo que está pasando. El ángel afirma que es una despedida, entonces le dice que le quiere y es cuando ocurre: tanto el Vacío como Billie entran en la estancia, Castiel aparta a Dean de un empujón para ponerlo a salvo y tanto la Muerte como el ángel son absorbidos por el Vacío que desaparece dejando al hombre completamente solo.

Es imposible no hacer un paréntesis aquí y comentar la escena con más profundidad. Los seguidores que están más metidos en el fandom de Supernatural saben perfectamente lo que ha podido implicar esta escena entre Dean y Castiel. Ya sabemos que hay una parte del fandom que shipea Destiel y está claro que los guionistas han querido darles un pequeño regalo. En mi opinión es todo bastante subjetivo y depende de cada uno interpretar las palabras de Castiel como una declaración de amor romántico o como una declaración de amistad, sea como sea, el ángel quiere a Dean y ha dado su vida gustosamente por él.

Nos despedimos por tanto del personaje interpretado por Misha Collins, que llegó en la cuarta temporada tras sacar a Dean del infierno y se quedó como uno de los mayores aliados y amigos de los Winchester durante todos estos años. Es digno de mención que Castiel aterrizara en Supernatural dejando la marca de su mano en el brazo de Dean y se marche dejando una marca idéntica, dando por cerrado el círculo. Es triste pensar que ni Sam ni Jack han podido despedirse de él, y que Castiel no formará parte del final de la serie pero no podemos negar que ha tenido una buena despedida.

Castiel acepta su destino contento de salvar a Dean

Ya para terminar regresamos a la base donde están refugiados todos los cazadores que están en peligro de desvanecerse. Sam, Donna y Jack se encargan de poner sellos protectores y hasta usar hechizos para convertir el edificio en un lugar seguro, pero las cosas no salen bien y todos acaban desapareciendo, incluida Donna quien debería estar a salvo ya que ni pertenece a otro mundo ni ha sido resucitada. No pasará mucho tiempo para que descubramos que, por lo visto, toda la humanidad ha desaparecido a excepción de los Winchester y Jack.

Sam llama a Dean para contarle lo ocurrido pero su hermano sigue en shock por la muerte de Castiel y no es capaz de responder a la llamada. Veremos a ver cómo termina esto y quién está detrás del supuesto exterminio de la raza humana, y no nos olvidemos de ese extraño momento en el que Jack ha matado una planta solo posando la mano sobre ella: ¿residuos de su poder angelical o hay algo más?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.