Supernatural 15×06: Golden Time

Supernatural 15x06: Golden Time

Supernatural 15x06: Golden Time

Series: Supernatural

2.5 Stars

Summary

Dean y Sam reciben la visita de una antigua amiga mientras Castiel acaba investigando un caso.

Coder Credit

Esta semana tenemos un capítulo que podríamos considerar de relleno aunque pasan un par de cosas destacables y a tener en cuenta, aún así, nos queda la sensación de que podrían haber acelerado las cosas para no “perder” un episodio entero y haber avanzado con la trama general.

Sabemos que Supernatural, como cualquier serie, tiene capítulos más intensos y otros más ligeros pero siendo la última temporada queremos disfrutar al máximo de los Winchester y un episodio flojo parece una ocasión perdida.

No digo que hacer episodios del monstruo de la semana sea perder el tiempo, ni mucho menos, son el sello de identidad de la serie y los disfruto muchísimo, pero el de esta semana ha sido un poco decepcionante al tener a todos los personajes dispersos. Con un Dean totalmente pasota de lo que sucede en el mundo, será Sam quien parta en solitario a trabajar y, por otro lado, tenemos a Castiel con su propia trama que no aporta nada salvo que se da cuenta que es mejor volver a la lucha contra Dios.

La acción comienza con los Winchester en el búnker: mientras Sam busca cualquier señal que les dé una pista del paradero de Chuck o Lilith, Dean se dedica a comer y ver la televisión en pijama (y vaya pijama, creo que no he sido la única a la que se le ha escapado una carcajada), el hombre piensa que su hermano pierde el tiempo ya que cuando Dios quiera dar con ellos lo hará, por lo que es una tontería estar buscándolo. Se nota que Dean está desanimado y cree que es una batalla perdida, pero Sam sigue dispuesto a luchar y veremos que se niega a rendirse y dejar que el sacrificio de Rowena quede en nada.

Dean no pasa por un buen momento
 

Pero pronto tienen otro asunto del que preocuparse porque un espíritu acecha a Sam, la sorpresa nos la llevamos cuando el fantasma logra aparecerse y resulta ser Eileen, la cazadora sorda que fue una gran aliada en el pasado y murió de forma innecesaria hace unas temporadas. Eileen les cuenta que cuando los perros del infierno la asesinaron, arrastraron su alma al Infierno del que escapó cuando Chuck abrió las puertas. Ha buscado a los Winchester esperando que la ayuden a ir al Cielo pero Dean, de forma un poco brusca, le explica que las almas del infierno no pueden ir allí arriba.

Eileen sabe que los fantasmas están condenados a acabar enloqueciendo y hacer daño a los demás, no quiere que eso le ocurra y necesita ayuda. Dean recuerda las piedras atrapa almas de Rowena y propone que utilicen una para meter ahí a la cazadora y así evitar que pueda dañar a los demás. Esta acepta, Sam decide ir a casa de Rowena a buscar lo que necesitan pero tendrá que hacerlo solo porque Dean no cree que haga falta que vayan los dos.

Cuando Sam y Eileen llegan a la casa de Rowena se encuentran todo revuelto así como el cadáver de una bruja que se coló en el apartamento y a la que vimos irrumpir al inicio del episodio. Rápidamente se ponen a buscar lo que necesitan sin saber que están siendo espiados por otras dos brujas que esperarán al momento adecuado para atacar y usar a Sam para robar todo el material de Rowena.

Sam es capturado por dos brujas que quieren las cosas de su amiga
 

Entre las pertenencias de la bruja hay un hechizo, de un solo uso, para resucitar a un ser querido, un conjuro en el que Rowena comenzó a trabajar tras la muerte de Mary, Sam piensa que es capaz de llevarlo a cabo para traer de vuelta a Eileen pero las brujas que los atacan también planean usarlo. Utilizando un muñeco de vudú obligan a Sam a recoger todo lo que quieren de la casa, pero Eileen ha tenido tiempo de avisar a Dean quien acude al rescate de su hermano.

Los Winchester se enfrentan a las dos brujas, además de al espíritu de la que murió en el piso, pero cuentan con la ayuda de Eileen y logran acabar con la amenaza salvando sus vidas y regresando al búnker donde Sam realizará el conjuro y Eileen volverá a la vida: una gran noticia tanto para nuestros protagonistas para los fans que nos quedamos con ganas de ver más de la cazadora en la serie.

Al final del episodio tenemos una de esas conversaciones profundas entre los dos hermanos, en la que Sam le suplica a Dean que no se rinda y le pide que luche con él contra Dios. Sam cree que tienen una oportunidad de derrotar a su nuevo enemigo pero tienen que hacerlo juntos, da igual que Chuck pueda jugar con ellos porque los Winchester son expertos en romper las reglas y podrán hacerlo de nuevo pero solo si están unidos.

Dean al rescate
 

La otra parte del episodio ha estado protagonizada por Castiel, de quien no sabíamos nada desde que abandonó el búnker tras discutir con Dean. Nos enteramos que ha estado de desconexión total en un pequeño pueblo dedicándose a la pesca, pero se tropieza de lleno con un caso que involucra a un djinn y se pone a investigar.

Esta subtrama no tiene mayor trascendencia, y creo que podrían haber empleado mejor estos minutos haciendo que el ángel hubiera estado trabajando en algo relacionado con Chuck, demonios o cualquier otra cosa que aportara algún interés. Castiel resuelve el caso, mata al monstruo y toma la decisión de regresar a la lucha contra Dios, lo que no sabemos es si eso significa que piensa volver con Dean y Sam o lo hará por su cuenta, pero al menos será más interesante.

Estamos por tanto ante un episodio que podrían haberse ahorrado en su mayor parte, pero que al menos nos regala el regreso de Eileen, la fe de Sam en que lograrán salir victoriosos y su petición a Dean para que no se rinda y siga peleando a su lado: tiembla Chuck, los Winchester no van a dejarse derrotar tan fácilmente.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.