Supernatural 13×23: Let the Good Times Roll (Final de Temporada)

Supernatural 13x23: Let the Good Times Roll (Final de Temporada)

Supernatural 13x23: Let the Good Times Roll (Final de Temporada)

Series: Supernatural

3.5 Stars

Summary

Los supervivientes del universo paralelo se adaptan a nuestro mundo con ayuda de los Winchester, pero la lucha contra los arcángeles no ha llegado a su fin...

Coder Credit

“Supernatural” se despide hasta el próximo otoño con un episodio que tiene un poco de todo pero donde el tema principal es la familia. Tal y como quedaron las cosas la semana pasada estaba claro que aún quedaba un gran problema al que hacer frente y, aunque el resultado es menos espectacular de lo esperado, deja un buen sabor de boca.

La temporada 13 llega a su final y lo hace en buena forma, dejando abiertas muchas posibilidades para nuevas tramas y, sobre todo, habiendo recuperado a personajes recurrentes de la vida de los Winchester, especialmente Bobby. Da igual que sea la versión del otro mundo porque en esencia es el Bobby que conocemos y su vuelta a la serie siempre va a ser una buena noticia.

Cuando comenzamos el capítulo vemos que han pasado varias semanas desde que lograron escapar del otro universo, los supervivientes se están aclimatando a su nuevo hogar y para ello reciben clases de Sam sobre cómo funcionan las cosas en nuestro mundo. No podemos más que darle la razón a Bobby cuando habla del deshielo de los polos o del hecho de que Trump sea presidentes de Estados Unidos y añada un: “¿seguro que era nuestro mundo el que vivía el Apocalipsis?

Sam ayudando a los nuevos a adaptarse

Pero la paz no podía durar demasiado y las cosas se complican poco a poco. Mientras Dean y Sam siguen enseñando a Jack la vida del cazador, llevándolo a matar monstruos y planteándose que tal vez puedan retirarse una vez acaben con todos los seres malvados que existen, una de las chicas que vino con Bobby y el resto aparece muerta en los alrededores del búnker. No tardan en darse cuenta que no se trata de nada sobrenatural y las sospechas recaen enseguida en un chico que trabaja en una tienda cerca de allí.

Jack se siente responsable de la vida de todos ellos, lo hemos visto incluso sufrir pesadillas y que tenga que ir Dean a tranquilizarlo y asegurarle que todo mejorará. De forma que el nephilim se planta en la tienda por su cuenta dispuesto a matar al dependiente, por suerte aparecen Dean, Sam y Castiel y evitan que hiera a un inocente porque el joven enseguida se altera al saber que su medio novia ha muerto.

Jack se marcha porque necesitar estar solo y pensar, no deja de repetirse que siempre está haciendo daño a los humanos. Y justo ese es el momento que elige Lucifer para aparecer y aprovechar su vulnerabilidad para convencerlo de marcharse juntos a otro punto del universo. Vemos el lado más ingenuo de Jack al relacionar sus palabras con Star Wars y pensar que quizá su padre no es tan malo, de manera que acepta a cambio de que Lucifer vaya al búnker y resucite a la chica que ha muerto.

El joven hace un buen equipo con los Winchester para matar monstruos

Mientras el Diablo cumple su parte del trato ante una desconfiada Mary, asistimos a la aparición de Michael que ataca a Dean, Sam y Castiel en la misma estación de servicio. Huyen como pueden y gracias a que Dean actúa rápido logrando usar aceite sagrado para retener al arcángel mientras ellos suben al Impala para largarse a toda prisa. Cuando vuelvan a casa descubren que Jack se ha marchado con Lucifer y que necesitan urgentemente un plan.

Michael no tarda en llegar al búnker y los ataca dispuesto a matarlos, comenzando por Dean al que quiere estrangular poco a poco. Sam no puede hacer otra cosa que rezar a Jack esperando que escuche su petición de ayuda, y no se equivoca porque el nephilim aparece al momento y derrota a Michael dejándolo prácticamente machacado y sin poder alguno.

Y es cuando se desvela que Lucifer y Michael trabajaban juntos, que hicieron un trato y que encima fue Lucifer quien mató a la chica. Jack se da cuenta de que su padre el monstruo que todos piensan, y le da la espalda. Pero si esperábamos algún tipo de redención por parte del Diablo nos equivocábamos, porque está harto de tener que lidiar con su hijo y no duda en herirlo para robarle parte de su gracia y convertirse en el ser más poderoso que existe, antes de llevárselo (y también de Sam que intentaba impedirlo).

La discusión padre/hijo no acaba bien para el chico ni para Sam

Dean y Castiel están solos en el búnker con un maltrecho Michael y sin saber cómo dar con Sam, y detener a Lucifer. Solo hay una posible solución y todos sabíamos que este momento llegaría antes o después: Dean es el recipiente perfecto para Michael y la única forma de derrotar a Lucifer. El cazador está dispuesto a pasar por ello con una condición, ser el que tenga el control todo el tiempo.

Mientras tanto, Lucifer, Jack y Sam están en una Iglesia donde el Diablo da la opción a que uno de ellos dos salga con vida. Les deja una espada esperando que se maten entre ellos, pero está claro que ninguno va a hacerlo. Sam recoge el arma y le pide a Jack que lo mate porque es el único que tiene alguna opción, Jack la acepta pero con la intención de suicidarse, algo que es impedido por la llegada de Dean con todo el potencial angelical de Michael.

Y después de tantos años tras el final de la quinta temporada, cuando queríamos por fin una lucha digna del Apocalipsis, es cuando más nos decepcionan porque la coreografía de la lucha ha sido realmente lamentable. Es el gran pero que le pongo al episodio, la escena de Dean y Lucifer flotando a lo Dragon Ball mientras se pegan el uno al otro no nos transmite sensación de epicidad alguna.

La aparición de un todopoderoso Dean enmudece a todos

La lucha está muy reñida pero cuando parece que Lucifer va a matar a Dean, Sam le lanza la espada al aire que su hermano utiliza para matar de una vez al ángel caído. Sam y Dean se sonríen incapaces de creer que lo han conseguido, que tras años temiendo a Lucifer hayan logrado acabar definitivamente con él, pero no sería “Supernatural” si nos dieran un final de temporada feliz y sin algún problema.

No creo que a nadie le haya cogido por sorpresa que Michael rompa su trato con Dean y se apodere de su cuerpo. Pero no nos preocupa, tenemos a Rowena, a Ketch y a muchos aliados que pueden ayudar a expulsar a Michael del cuerpo de Dean, recordemos que ya lo hicieron la temporada pasada sacando a Lucifer del Presidente de Estados Unidos.

Lo único que nos queda saber es si Michael será el villano principal y cuánto tiempo durará esta posesión. Además de que nos expliquen si Jack ha perdido toda su gracia o será capaz de reponerse como hizo Gabriel. ¡Nos vemos en la temporada 14!

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.