Supernatural 13×22: Exodus

Supernatural 13x22: Exodus

Supernatural 13x22: Exodus

Series: Supernatural

3.5 Stars

Summary

Los Winchester se unen a la resistencia de los hombres contra los ángeles en el universo alternativo con la intención de salvarlos a todos.

Coder Credit

Las cartas están sobre la mesa, queda un episodio para poner punto y final a la temporada y se avecina un enfrentamiento que podría cambiarlo todo. El futuro y destino de los personajes está en el aire y habrá que esperar a ver qué sucede con cada uno de ellos.

Los guionistas han jugado al despiste haciéndonos creer que íbamos a presenciar una especie de Apocalipsis en el otro mundo ahora que Lucifer se había unido al bando de los humanos. Pero tras un nuevo giro de guión nos encontramos en otra situación en la que las cosas pueden acabar realmente mal para todos. Y sí, esto es “Supernatural” y estamos acostumbrados a que los Winchester se enfrenten a todo tipo de peligros pero lo que queda en el último episodio puede cambiar demasiado las cosas.

Comenzamos tal y como lo dejamos, con Sam llegando al campamento con Lucifer después de que éste lo resucitara a cambio de poder conocer a Jack. Vamos a ver tanto a los Winchester como a Castiel tratando de evitar que padre e hijo hablen, temiendo que el nephilim se vuelva malvado. La única que parece relajada al respecto es Mary, ha pasado muchos meses con Jack en ese otro mundo, sabe que el chico es bueno y no se dejará engañar por el Diablo.

La mujer confía en Jack

Lo primero de todo es hablar del reencuentro de Sam con su familia, el abrazo con Dean lo dice todo, éste lo había dado por perdido y apenas puede creer que su hermano está allí de nuevo. Sin embargo, que Lucifer sea el motivo de que Sam esté vivo no ha cambiado un un ápice su opinión sobre él y están dispuestos a “encargarse” del Diablo. Pero ahora tienen un problema más importante y es que la brecha que los lleve de vuelta a casa se cerrará en unas 31 horas y no tienen tiempo que perder.

Es entonces cuando Mary les comunica su decisión de no volver con ellos y quedarse allí para luchar, ha encontrado una misión y un lugar donde se siente a gusto. Dean no quiere ni oír hablar de eso, le recuerda que son sus hijos y la necesitan mientras que Sam comprende lo que quiere decir su madre, pero también es consciente de que ahora mismo tienen todo en contra para ganar a Michael y su ejército y propone llevarse a toda la resistencia al otro lado para que se reagrupen y puedan trazar una nueva estrategia de lucha.

Mary valora la propuesta y acepta decirlo al grupo pero les advierte a sus hijos que ve difícil que acepten abandonar su mundo. Veremos que no se equivoca y hay bastantes dudas sobre si marcharse a un universo paralelo, del que dudan su existencia, es buena idea o no. La ventaja con la que cuentan es que conocen a Mary y confían en ella, por no hablar de Bobby que también ve que es la mejor opción que tienen por ahora.

Bobby ve con buenos ojos el plan de Sam

Y no nos olvidamos de Jack y Lucifer. El primero se ve de repente en medio de una situación un poco complicada, con su padre queriendo hablar con él mientras que los demás intentan evitarlo, oye a los adultos discutir y es demasiado para él por lo que acaba huyendo para aclarar sus ideas. Finalmente regresará dispuesto a escuchar lo que tenga que decir su padre aunque los demás no quieran que hable con él.

Es el momento de Lucifer para jugar su papel de víctima maltratada por Dios y de cómo ha pasado gran parte de su vida encerrado en la jaula. Gabriel lo escucha y no se corta en decirle que esa es siempre su excusa para todo, y lo que realmente ocurrió fue que tenía envidia de la humanidad ya que su padre los quería más que a él y no lo pudo soportar y por eso los corrompió.

Jack se interesa por su historia familiar pero no dice en ningún momento lo que piensa, aún así parece más centrado en eliminar a Michael y cree que con ayuda de Lucifer pueden ir y derrotarlo. Los Winchester intentan hacerle ver que ahora mismo no pueden plantarle cara y lo mejor es seguir el plan de ir todos al búnker y pensar una nueva estrategia.

Quien acaba convenciendo al chico es Lucifer, argumentando que su hermano es un rival muy duro y, si insiste ahora a luchar, puede ponerse en peligro haciendo que los demás deban arriesgar sus vidas para ir a rescatarlo.

Una reunión familiar algo complicada

Por otro lado, nos enteramos que Ketch y Charlie 2.0 fueron en una misión que resultó ser una trampa y acabaron cayendo en una emboscada. Los ángeles torturan a Ketch para sonsacarle información sobre la resistencia pero el hombre no dice absolutamente nada, es cuando llega el momento de que aparezca el temido ángel torturador que va a “interrogar” a Charlie y resulta que es... Castiel, el del otro mundo claro.

Para entonces, los Winchester ya se han enterado de la traición y acuden al rescate a tiempo de evitar que Castiel 2.0 mate a Charlie y vemos por fin un poco de lucha que acaba con los ángeles del bando de Michael muertos: ahora ya pueden ir todos hacia la brecha que se mantiene apenas abierta gracias a Rowena que sigue usando su magia para darles una oportunidad.

Todos empiezan a cruzar a excepción de los Winchester, Gabriel y Lucifer que se quedan atrás para proteger al grupo cuando aparece Michael. Lucifer se enfrenta a él pero no tiene el poder suficiente para hacerle frente, Michael ve la brecha y está dispuesto a abrirse paso como sea, momento en el que Gabriel decide entregar su vida para que los Winchester pasen y cierren el portal.

Dean cruza al otro lado mientras que Sam permanece unos instantes más, el tiempo suficiente para evitar que Lucifer los acompañe y dejándolo a merced de Michael. Sam cruza y la brecha se cierra, dando paso a una gran fiesta en el búnker porque todos están a salvo. Han perdido a Gabriel, pero una sola baja a cambio de haber rescatado a todos los demás sigue siendo una buena noticia. Al único que vemos al margen de todo y cabizbajo es Jack, que ha perdido la oportunidad de conocer algo mejor a Lucifer.

¿Se enfadará Jack con Sam por haber dejado atrás a Lucifer?

Pero el Diablo sigue teniendo un as bajo la manga, y vemos que ya ha logrado convencer a Michael de formar una alianza para abrir una nueva brecha ya que él conoce el hechizo. El trato es el siguiente: Lucifer abre el camino a nuestro mundo a cambio de que Michael deje a Jack tranquilo.

Aún así, la mirada entristecida de Lucifer al ver el cadáver de Gabriel nos hace pensar que tal vez solo esté fingiendo un trato con fecha de caducidad, lo suficiente para volver con su hijo y plantar cara a la amenaza que sabe que es Michael.

Y así nos quedamos hasta la semana que viene, está claro que la llegada de los dos arcángeles es inminente, ¿cómo terminará todo para los Winchester y sus aliados?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.