“Somos la Ola”, un grupo de jóvenes contra el sistema

Gracias a Netflix podemos hacer viajes sin levantarnos del sofá. En este caso, nos desplazamos hasta Alemania para comentar una de sus series juveniles que se estrenó el 1 de noviembre de 2019. Bajo el título de Somos la Ola, esta producción consta de 6 capítulos con aproximadamente 50 minutos por capítulo, y aunque no se ha confirmado, sería posible una segunda temporada, pues el hilo narrativo se queda un poco suelto al final y enlazaría perfectamente con segunda parte.

Durante toda la serie, seguimos los pasos de Lea (interpretada por Luise Befort), ella es una joven que vive en una familia de clase media-alta en una pequeña ciudad de Alemania. Es la típica chica guapa, lista, buena en sus estudios y deportista, como se diría, tiene una vida "perfecta". No obstante, la llegada de un extraño chico a su clase le hace replantearse en buena medida su vida y la sociedad en la que vive, hasta tal punto que sufre un cambio drástico de personalidad en apenas dos episodios.

 

Este chico se llama Tristan (interpretado por Ludwig Simon) y se puede considerar como un joven antisistema. Él mostrará a Lea las desigualdades con las que convivimos día a día en nuestra sociedad, y que desgraciadamente, nos negamos a ver.

Junto a ellos, se unirán Rahim (a quien da vida Mohammed Issa), Zazie (interpretada por Michelle Barthel) y Hagen (Daniel Friedl). Estos tres se unirán a Lea y Tristan para crear un movimiento juvenil que revolucionará la pequeña ciudad donde habitan.

   

El movimiento nace bajo el nombre de La Ola y se dedican a dañar y sabotear a instituciones injustas de su ciudad. Un importante aspecto es el uso delas redes sociales para contar todo lo que hacen y llegar al público más juvenil, las utilizan como una herramienta más en su plan revolucionario. Otro importante tema que trata la serie es el ascenso de los partidos de ultraderecha, que será altamente criticado por este peculiar grupo. Hasta tal punto es esto importante que surge un grupo paralelo a La Ola, que quiere combatirlos, y que lo forman jóvenes con convicciones ideológicas cercanas al fascismo .

 

Esta serie está inspirada en el libro La tercera Ola escrito por  Alvin Toffer, asimismo, esta novela fue también versiona en una película que se conoce bajo el título de La Ola, tuvo bastante repercusión. Todas ellas hablan en cierta medida del adoctrinamiento (especialmente el libro y la película), no obstante, la serie se centra más en este grupo en concreto y como intentan luchar contra los órganos corruptos de la sociedad del siglo XXI, pero comenzando por una ciudad pequeña con aspiraciones futuras de convertirse en un movimiento a nivel nacional.

 

En cuanto al perfil de los personajes, vemos que están bastante bien establecidos en clichés comunes. Contamos con una niña buena y perfecta que decide romper con todo; el chico malo, interesante y con mucha ambición; un musulmán discriminado por vivir en un país europeo; un joven nacido en una familia granjera, poco atractivo pero con un gran corazón; y una joven extravagante que cuenta con varios traumas y le cuesta quererse a sí mismo. Posiblemente estos personajes arquetipos son la causa de que la trama de la serie no te llegue a enganchar del todo. A medida que se ven los 6 episodios es todo demasiado evidente.

    No obstante, roza con algunos temas peliagudos y que posiblemente debían haberlos tratado de otra forma. Algunos de ellos son: los desahucios, el maltrato animal en la industria cárnica, el daño medioambiental provocado por las grandes industrias, el racismo y la reaparición de grupos fascistas, entre otros. Se podrían haber enfocado de otra manera estos temas sin caer en vano. Sin embargo, es de agradecer que se comience a citar este tipo de temas entre las series juveniles para formar jóvenes libres y sin prejuicios.  

Como conclusión, es una serie entretenida que trata de enviar un mensaje mucho más profundo que el que finalmente consigue transmitir. Un punto favorable es que no es muy larga y por consiguiente no aburre al espectador ya que las acciones son contadas con agilidad. Asimismo, visualmente se salva ya que presenta algunas escenas bonitas y elaboradas. Para finalizar, remarcar el uso de temas un poco tabú en la sociedad y que viene bien que se recuerden de vez en cuando.

 
The following two tabs change content below.

Pablo Cubillas

Soy Pablo Cubillas, estudiante de periodismo y comunicación audiovisual en la UC3M. Intentando cada día aprender del mundo del cine y de las series, por eso estoy aquí, para poner mi granito de arena y disfrutar del séptimo arte.

About Pablo Cubillas

Soy Pablo Cubillas, estudiante de periodismo y comunicación audiovisual en la UC3M. Intentando cada día aprender del mundo del cine y de las series, por eso estoy aquí, para poner mi granito de arena y disfrutar del séptimo arte.