Shadowhunters 1×12: Malec

Shadowhunters 1x12: Malec

Shadowhunters 1x12: Malec

Series: Shadowhunters

4 Stars

Summary

La boda entre Alec y Lydia se va a celebrar... ¿Podrá alguien pararla? Mientras, Clary sigue empeñada en despertar a su madre pero necesitará la ayuda de un poderoso brujo.

Coder Credit

Ha llegado el momento que todo fan esperaba. Saber que el penúltimo episodio de la temporada se titulaba “Malec” no dejó a nadie indiferente y generó mucha expectación entre todos los seguidores del mundo de los Cazadores de Sombras. No todo es Malec esta semana, pero sí es cierto que la relación entre Alec y Magnus se lleva casi todo el protagonismo.

Por una parte tenemos a Alec y, sobre todo Isabelle, preparando lo que va a ser la primera boda en el Instituto en mucho tiempo. Alec sigue decidido a seguir con la ceremonia y parece que nadie va a poder evitarlo. Sus padres lo apoyan totalmente y Lydia no es tan ingenua como para no saber lo que siente Alec por Magnus, pero no le importa pues ha sido decisión de Alec pedirle matrimonio y está contenta con lo que pueden conseguir juntos.

Magnus no se da por vencido muy fácilmente, pero tras una infructuosa conversación con Alec, parece que lo da todo por perdido. Decide entonces que tiene que encontrar algo en lo que despejar su mente para tratar de olvidar a Alec y aquí entran Clary y Jace, que también tienen su buena dosis de drama ya que ninguno de los dos está muy feliz por haber descubierto que son hermanos, pues lo que sienten el uno por el otro sigue muy presente.

Allá que van los tres en busca de Ragnor
Allá que van los tres en busca de Ragnor

Aunque hayan rescatado a Jocelyn, no han podido despertarla del hechizo y sólo podrán hacerlo si localizan al brujo que hizo la poción que la dejó en estado de coma. Con la ayuda de Magnus, llegan a la conclusión de que fue un brujo llamado Ragnor Fell, muy amigo de Bane, e irán en su busca. Clary, Jace y Magnus logran traspasar barreras y hechizos protectores que ha colocado Ragnor y llegan hasta su morada. Allí, cuando el brujo iba en busca del “Libro Blanco” que necesitarán para despertar a Jocelyn, los ataca un demonio que logra matar a Ragnor.

Vaya, nos ha durado poco el nuevo personaje. Ragnor aparecerá más tarde en forma de espíritu para guiar un poco a Magnus y darle el impulso que necesitaba para ir en busca de Alec, pero de momento, Magnus está muy afectado por la muerte de su amigo (parece que ellos dos y Camille tienen una larga historia) y los envía al Instituto de vuelta prometiéndoles que él se encargará de llevar allí lo necesario para encontrar el Libro Blanco.

El pelo de Clary es #goals
El pelo de Clary es #goals

En cuanto llegan al Instituto, le comunican a Isabelle lo que ha pasado y que probablemente haya un traidor dentro, pues pocos sabían a dónde se dirigían y es muy sospechoso que el demonio los encontrara tan rápido. ¿Y sobre quién recaen las sospechas? Pues evidentemente, sobre Lydia, pues como bien dice Jace, todavía no es familia. Clary la tantea no muy sutilmente y Lydia se ofende bastante por las acusaciones y le pide que confíe en ella, tal y como ella confió en Clary pese a ser hija de Valentine.

Isabelle se enfrenta a otro problemilla: quiere hacerle una despedida de soltero a su hermano. Sin embargo, pero tiene dificultades para prepararla pues no sabe muy bien en qué consiste dicha fiesta, así que va en busca de Simon para pedirle consejo. Simon le dice que nunca ha ido a una, al fin y al cabo sólo tiene 18 años y se acaba de convertir en vampiro, pero que lo importante es reforzar las relaciones entre los seres queridos. Eso y mucha bebida.

Es así como Jace y Alec se reconcilian, pues Isabelle los engaña y los junta en una habitación con la excusa de la fiesta. Ambos admiten que estaban equivocados pero que sólo querían hacer lo correcto y parece que los parabatai vuelven a estar tan unidos como antes, ya que Jace acepta ser su padrino de boda.

Esta boda es un despropósito
Esta boda es un despropósito

Y llega el punto álgido del episodio: la boda entre Alec y Lydia. Boda que por supuesto no llega a su fin, pues pese a que Lydia está a punto de dibujar la runa de matrimonio sobre la muñeca de Alec, Magnus irrumpe en ese preciso instante en la sala. La tensión se palpa en el ambiente y Maryse intenta echar a Magnus, pero Alec camina decidido hacia él, aparta a su madre y besa al brujo apasionadamente entre murmullos y sonrisas de felicidad de sus amigos y hermanos.

Pese a la mirada de desprecio que les lanzan Maryse y Robert, y tras unas palabras de ánimo de Izzy, pronto se acerca Simon (al que Clary había invitado como acompañante pues la cosa con Jace sigue tensa) y comienza a hablar emocionadamente en modo fanboy de lo bonito que ha sido el momento comparándolo con la obra maestra “El Graduado”. Magnus no puede evitar sonreír ante el entusiasmo de Simon mientras que Alec, como no podía ser de otra forma, pregunta que quién ha invitado al vampiro. #TodossomosSimon debería ser TT en twitter o algo.

Simon iba muy elegante con un traje prestado de Raphael
Simon iba muy elegante con un traje prestado de Raphael

Porque sí, el momento, pese a lo cliché que puede ser, ha sido perfecto. Por fin hemos visto a un Alec decidido a aceptarse a sí mismo y a conseguir lo que quiere. A partir de ahí, Alec no puede parar de sonreír y es un gran cambio para el personaje. Y nos alegramos también por Magnus, que nos rompía el corazón cada vez que miraba a Alec sabiendo que se iba a casar con Lydia y no por amor, sino por “preservar el buen nombre familiar”.

Poco le queda al capítulo, sin embargo, es bastante importante lo que pasa. Magnus ha traído al Instituto parte de las cosas que encontró en casa de Ragnor, y entre ellas, Clary reconoce un marcalibros que pertenecía al Libro Blanco que vio en el universo alternativo. Lo malo es que cuando Magnus rastrea el marcalibros para ver a quién pertenece, el hechizo le muestra a Camille, que parece estar encerrada en alguna parte. A ver cómo logran convencer a Camille de que los ayude o a Raphael de permitirles hablar con la vampiresa.

Aparte de esto, Clary le enseña a Jace la caja del hijo que perdió su madre, la que tenía las iniciales JC. Al verla, Jace le revela que su verdadero nombre es Jonathan Christopher, JC, que acabó siendo Jace, así que es bastante probable que sea cierto lo que les contó Valentine. Mientras Malec acuerdan tener su primera cita y Robert va a intentar calmar a Maryse (parece que el padre de Alec se lo ha tomado ligeramente mejor que su madre), alguien ataca a Lydia y le roba la Copa Mortal. La pobre chica parece ser que era inocente al fin y al cabo.

Izzy era la dama de honor e iba elegantísima
Izzy era la dama de honor e iba elegantísima

Luke sigue cuidando de Jocelyn hasta que llega Hodge, que amablemente le dice a Luke que se vaya a descansar un rato y que él velará por la madre de Clary. Ah, pero Luke no debería haberse fiado del Cazador de Sombras, pues descubrimos que Hodge es el traidor que hay dentro del Instituto y ahora tiene la Copa Mortal en su poder y le llevará a Valentine el cáliz (y suponemos que a Jocelyn también) a cambio de que lo libere de la runa de castigo.

¿Qué os ha parecido el beso entre Magnus y Alec? Por fin ha avanzado algo esta relación. ¡La primera temporada de Shadowhunters llega a su fin la próxima semana! ¿Descubrirán la traición de Hodge? ¿Recuperarán la Copa Mortal? Ya tengo ganas de ver el último episodio.

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

Latest posts by Natalia Méndez (see all)

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.