Run 1×01: Piloto

Run 1x01: Piloto

Run 1x01: Piloto

Series: Run

4 Stars

Summary

La historia sigue a una mujer cuya vida monótona se pone patas arriba cuando recibe un mensaje de texto de su amor de universidad invitándola a dejar todo y reunirse con él en Nueva York para cumplir el pacto que hicieron unos 15 años antes.

Coder Credit

Este pasado domingo 13 de abril, HBO estrenó su nueva comedia romántica Run protagonizada por Merritt Wever ("Godless", "Nurse Jackie") y Domhnall Gleeson ("Black Mirror", "Catastrophe"), una historia que en cuestión de un episodio podría dirigirse más a un thriller cómico, una vía de escape de una vida que no era la que habíamos planeado.

La serie consta de siete episodios de media hora de duración y en el piloto se nos presenta el estado de pánico de Ruby Richardson (Merritt Wever), sentada en su coche hablando por teléfono con alguien simulando que tiene la situación bajo control, pero por su cara podemos estar seguros que nada va bien. Justo en el momento en que parece que todo vaya a explotar recibe un mensaje en el móvil con solo una palabra "RUN" (Corre), es ahí cuando empezará una carrera para huir de esa vida que no está yendo como ella quisiera.

El mensaje se lo envía Billy Johnson (Domhnall Gleeson), el que parece su antiguo ligue de universidad. Ambos parece que viven vidas que no son tal como habían planeado e hicieron una promesa hace unos 15 años: si uno de los dos se encontraba en una situación extrema, mandaría ese mensaje al otro, y si este le respondía lo mismo dejarían todo atrás y viajarían hasta Nueva York para coger un tren en la Estación Central que les llevara a Chicago. Tal como era de esperar, la pareja se encuentra en los asientos del vagón y ambos mostraran una atracción sexual que parece más allá del subidón del momento de volverse a encontrar.

La intensa química que existe entre ambos personajes es evidente nada más cruzar sus miradas, alabar inmensamente el trabajo que realiza Gleeson y Wever, y es imposible que tachemos este encuentro como un cliché que hayamos visto anteriormente en pantalla. Las escenas entre los dos son tan naturales que podemos sentir sus emociones, su camaradería e incluso su desesperación ante la situación que están viviendo. 

Durante el primer episodio, el tren es su vía de escape, su huida de la realidad de las vidas paralelas que han estado viviendo. Establecen la norma que durante un día no hablarán de temas personales, porque es mejor dejar todo eso atrás y centrarse en lo que tienen delante, el volver a sentir como eran cuando estaban juntos en la época de la universidad... y lo sentimos, vaya si lo sentimos. Pero el tren tiene que hacer una parada, y es ahí cuando el golpe de la realidad ocurre.

Ruby es acosada constantemente por mensajes de móvil, cosa que no quiere decirle a Billy, y este no quiere decirle por qué decidió enviarle el mensaje... pero tanto cuando Ruby descubre la verdadera razón detrás del mensaje, como Billy descubre una foto en el móvil de esta, puede que el pacto de no desvelar nada de su vida personal debería haberse alargado más que un viaje en tren.

Con solo un episodio no podemos saber si conseguirán mantener el interés durante toda la temporada, si más allá del viaje en tren disfrutaremos de la historia de la huida de Billy y Ruby, aunque ya con el primer episodio y el cliffhanger que nos muestran al final han conseguido que tenga curiosidad, además que con solo disfrutar de la actuación entre Merritt y Domhnall Gleeson ya vale todo la pena... por ahora. 

Habrá que ver toda la temporada para saber si esta huida a la desesperada ha valido la pena para huir de una realidad sin pensárselo dos veces.

The following two tabs change content below.

Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.

About Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.