Roseanne 10×01: Twenty Years To Life

Roseanne 10x01: Twenty Years To Life

Roseanne 10x01: Twenty Years To Life

Series: Roseanne

3.5 Stars

Summary

La familia Conner vuelve veinte años después de haberse despedido de su público y lo hace afrontando la era Trump.

Coder Credit

La ola de nostalgia que recorre la televisión estos días nos ha traído de vuelta grandes clásicos como "Expediente X" o "Will & Grace" por poner solo algún ejemplo. Era cuestión de tiempo que lo que empezó como una simple reunión de cásting terminase trayendo de vuelta una serie tan emblemática como "Roseanne".

El problema de traer de vuelta series que en su momento fueron grandes éxitos es caer en que lo que el público busca es exactamente lo mismo que entonces, olvidándose de que el tiempo no solo ha pasado por los actores y actrices sino también por su público. Un ejemplo de ello es la primera temporada del revival de "Expediente X" que no tuvo el éxito esperado por caer precisamente en este error y que hizo que muchos fans se desencantaran con la serie.

El gran acierto del revival de "Roseanne" es precisamente ser consciente del paso del tiempo. Mucho ha llovido desde que pudimos ver aquella extraña y terrible última temporada y la serie es tan consciente de ello que lo aprovecha a su favor. Veinte años han pasado desde que pudimos ver a los Conner ganar la lotería. Ellos eran otros y América era diferente. Esa es la baza de este revival. Más allá de un simple reencuentro con los personajes (porque sí, están todos y cada uno de ellos), la serie lo que intenta explorar es no tanto el qué ha sucedido en estas dos décadas sino el cómo se adaptan a esta nueva era: la Era Trump.

Desde el primer momento la serie deja clara sus intenciones. Chistes y situaciones que esconden una profunda crítica a la América actual. Desde ese chiste que Dan (John Goodman) le lanza a Roseanne sobre el precio de las medicinas: "Ahora tenemos la mitad de medicamentos por el doble de su precio" hasta ese terrible cisma que divide a la sociedad estadounidense en partidarios de Trump o detractores y que en la serie han decidido retratar por medio de un conflicto fraternal entre Roseanne y su hermana Jackie (Laurie Metcalf).

Y si a alguien le sorprende que alguien tan profundamente feminista y progresista como fue Roseanne en su momento se declare abiertamente orgullosa votante de Trump solo tiene que hacer memoria histórica y ver quiénes son hoy los votantes y defensores de Trump. Roseanne no deja de ser un reflejo de su generación y es una más de esos estadounidenses golpeados por la crisis económica y desencantados con las políticas demócratas que vieron en el magnate millonario la posibilidad de volver a "hacer América grande de nuevo". Recordemos que el grueso de los votantes de Trump lo componen hombres y mujeres blancas más allá de la mediana edad y que sienten una gran ansiedad por su futuro económico y lo que esto pueda significar para ellos, lo que llevó en muchos casos a que cambiasen radicalmente su línea de voto.

Mientras tanto vemos los estragos del sueño americano en los propios hijos de Dan y Roseanne. Darlene ha tenido que volver a casa de sus padres con sus hijos porque se ha quedado sin trabajo, Becky busca conseguir dinero de cualquier forma y D.J. es militar estadounidense. Lo que deja claro la serie desde su minuto uno es que los Conner ya no nadan en la abundancia económica con la que se despidieron hace veinte años.

Al margen de todo esto, la serie no duda en reírse de sí misma a base de chistes autorrefenrenciales y pequeños guiños que solo los verdaderos fans que en su momento crecieron viendo la serie podrán captar. Como por ejemplo esa escena en la que Roseanne acude al garaje en busca de Dan y le suelta "¿Dan? Pensaba que habías muerto" un guiño a ESE final que dio mucho que hablar en su momento y que han decidido obviar en este revival. El humor sigue siendo como en la serie original: cortante, mordaz en ocasiones pero siempre con ese guiño amable de aquel que insulta a otro desde el cariño y la familiaridad.

Quizás lo más interesante de esta nueva tanda de episodios sea ver la adaptación de Dan y Roseanne a los nuevos tiempos. Especialmente en el trato con sus nietos. Las cosas han cambiado mucho desde aquellos días en que se limitaban a aconsejar a sus hijos cuando venían con algún problema típico de la infancia. Hoy en día esos problemas de infancia son algo distintos y para una muestra Mark, el hijo de Darlene, un chico que le gusta vestir con ropa de niña. Hace veinte años contar este tipo de historias era algo impensable y menos en televisión. Sin embargo, los tiempos mandan y la reivindicación de que los niños se eduquen sin tener en cuenta el género viene pisando con fuerza. Resulta interesante y estimulante ver como dos viejos carcamales como Dan y Roseanne van abriendo poco a poco sus mentes.

Roseanne ha vuelto. Y lo ha hecho, una vez más, para convertirse en el reflejo de la sociedad estadounidense. Un espejo en el que reflejar los miedos, inseguridades y grandes cambios por los que pasan los estadounidenses a base de reírse de ellos mismos.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal