Ragdoll 1×01: Piloto

Ragdoll 1x01: piloto

Ragdoll 1x01: piloto

Series: Ragdoll

4 Stars

Summary

Un nuevo asesino en serie ha puesto en jaque a la policía de Londres. Conocido como “the Ragdoll” porque se dedica a matar y descuartizar a sus víctimas para después formar con las partes un cuerpo grotesco, demuestra lo macabros que pueden llegar a ser algunos asesinos. Pero este tiene algo que lo vuelve aún más peligroso: está directamente relacionado con un oscuro secreto del inspector Nathan Rose, el encargado de atraparlo.

Coder Credit

Un nuevo asesino ha llegado a la ciudad de Londres y, para ganarse rápidamente un hueco en los tabloides, se muestra especialmente macabro al presentar a la policía un primer cadáver formado por seis víctimas distintas. Como resultado, nos encontramos con un cuerpo grotesco que también hará que ese asesino en serie reciba el nombre de “the Ragdoll” (muñeco de trapo).

Esta es la carta de presentación de Ragdoll, la nueva serie original que AMC acaba de estrenar. Protagonizada por Henry Lloyd-Hughes (Killing Eve), junto a Thalissa Teixeira (actriz habitual de las series británicas) y a Lucy Hale (Pequeñas mentirosas, Katy Keene), a la que vemos en un registro completamente nuevo que le sienta francamente bien, los tres componen el equipo de policías que deberá detener a Ragdoll. Y, como suele ser habitual en una ficción policial con asesino macabro incluido, cada integrante arrastra sus propios demonios y fantasmas del pasado.

Hasta aquí nada nuevo en realidad. Sin embargo, rápidamente aparecen varios elementos que consiguen que Ragdoll destaque entre la miríada de series de asesinos en serie que atestan las cadenas de medio mundo. Por un lado, el ritmo al que se suceden los hechos, bastante más rápido al de la tónica vista en los últimos años, donde lo normal sería que transcurrieran unos cuantos episodios para que supiéramos qué ocurrió para que Nathan Rose (Lloyd-Hughes) acabara en un centro psiquiátrico.

Por el contrario la respuesta, y lo primero que conocemos de Nathan en realidad, ya se da en los primeros cinco minutos del primer episodio, que sirven para presentar ese caso que marcó un antes y un después en la vida de Rose (tanto profesional como personalmente). Por tanto, la frustración que suele acompañar a las series en las que se va dando esa información con cuentagotas no aparece por ningún lado. Un punto a favor para disfrutar de una miniserie que consigue el objetivo de entretener desde el principio.

Lo mismo ocurre con las otras dos componentes del trío policial, de las cuales enseguida conocemos algunos jugosos detalles que, además, sirven para presentar un equipo cuando menos peculiar. Por un lado, sabemos que Emily Baxter (Teixeira) se ve obligada a compaginar entre su papel de amiga de Rose (probablemente la única aliada que tiene en el departamento), el de jefa al cargo de la investigación y, finalmente, el de hija y hermana que no tiene muy buenas relaciones familiares, siendo una persona bastante asocial. Y, por el otro, descubrimos que Lake Edmunds (Hale) es una chica norteamericana recién llegada a Londres muy comprometida con el cuidado del planeta y bastante más social que sus otros compañeros, lo que hará que las diferencias culturales choquen desde el principio.

Ahora bien, Ragdoll también es rápida a la hora de mostrar esos elementos que lo diferencian de otros thrillers televisivos al uso. Y entre ellos destaca, sin lugar a dudas, la relación entre Rose y el nuevo asesino en serie.

Sí, esto tampoco suele ser una novedad en un género donde es sorprendente la facilidad con la que asesino, víctimas y policía resulta que se conocían desde la más tierna infancia. Pero aquí no ocurre nada de eso. Por el contrario, todo apunta a que ha sido el propio Rose quien ha hecho “algo” que ha precipitado la aparición del nuevo asesino en serie. Y ese “algo”, que tiene más de venganza personal que de búsqueda de justicia, es precisamente lo que confirma que no estamos ante un thriller al uso.

Por supuesto, toca ver el episodio piloto para descubrirlo, pero junto a ese "algo" es necesario mencionar un tercer y último detalle por el que merece la pena ver esta serie: el asesino en serie no destaca por su sutilidad. Por el contrario, desde el primer minuto va a señalar a sus futuras víctimas, entre las que se encuentran personalidades muy influyentes de la ciudad, y no va a tener reparos en atacar en el momento menos esperado, demostrando tener una inteligencia superior a la media.

Y justo ese modo de proceder, si va a ser una constante durante el resto de episodios de la temporada, es lo que va a asegurar giros de guion constantes y sorprendentes que hará prácticamente imposible apartar los ojos de la pantalla.

Todo un aliciente para apostar por esta miniserie de 6 episodios.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.