Pokémon: Detective Pikachu, un viaje que disfrutará toda la familia

Pokémon: Detective Pikachu

Pokémon: Detective Pikachu

3 Stars

Summary

Tras el accidente sufrido por su padre, el joven Tim tendrá que formar equipo con un Pikachu muy especial para desentrañar lo que investigaba su progenitor.

Coder Credit

Llega a la gran pantalla el primer live action basado en el popular mundo de Pokémon, si alguna vez nos preguntamos cómo sería vivir en un mundo repleto de estas entrañables criaturas, podemos verlo en la cinta de Rob Letterman, una película orientada claramente al público infantil pero que entretendrá también a los adultos, y especialmente aquellos que alguna vez quisieron tener un Pokémon de verdad.

Con una premisa muy sencilla y fácil de seguir comienza la historia: un joven quiere descubrir lo que ha ocurrido con su padre, un policía que investigaba algo que acabó poniendo su vida en peligro. Así conocemos a Tim (Justice Smith) un chico solitario acostumbrado a cuidar de sí mismo y sin ningún interés por tener un compañero Pokémon. Pero las cosas cambian cuando descubre que su padre ha desaparecido y tiene que viajar a Ryme City donde acabará conociendo a Pikachu (Ryan Reynolds).

 

Pero lejos de ser el típico animalito adorable y al que dan ganas de abrazar, se encuentra con un Pokémon que habla su idioma pero al que solo el chico puede entender, con una fuerte personalidad y que también quiere investigar lo sucedido con el padre de Tim. A ellos se acabará uniendo una aprendiz de periodista llamada Lucy (Kathryn Newton) que sabe que detrás del misterio hay una gran noticia y quiere ser quien consiga la exclusiva.

Acompañaremos a nuestros protagonistas en una investigación sin muchas pretensiones pero que nos llevará a ver multitud de Pokémon, y ahí es donde radica parte de la magia de la película. El hecho de poder ver “en vivo” seres que hemos visto infinidad de veces en dibujos es toda una gozada, desde el entrañable Pikachu hasta otros clásicos como Bulbasaur, Psyduck, Magikarp o Charizard.

En cuanto al reparto humano, encontramos varios rostros conocidos como el de Bill Nighy ('Love Actually'), dando vida al multimillonario Howard Clifford, además de Ken Watanabe ('Memorias de una Geisha'), Chris Geere ('You're the worst') o la cantante Rita Ora. Aparte de disfrutar viendo a la gran variedad de criaturas que cobran vida en el film, encontramos escenas de acción y bastantes momentos humorísticos que divertirán a los más pequeños de la casa y nos sacarán una sonrisa.

 

Pero si hay que destacar algo de la película no podía ser otro que Pikachu, un personaje más complejo de lo que podíamos esperar y que es mucho más que el “Pika Pika” que todos conocemos, cuando aparece en escena el resto de personajes quedan al margen, aunque al final la dinámica y la evolución de su relación con Tim sea lo que más hondo nos llega. Los dos son personajes acostumbrados a ir por su cuenta y trabajar en equipo no será sencillo para ninguno pero poco a poco van creando un vínculo que crece conforme pasan los minutos.

Por lo tanto, como cabía esperar, encontramos la típica moraleja de estas películas donde al final lo que prima es el amor por los tuyos, ya sean familiares, amigos o “mascotas”, que nos transmite esa confianza en que siempre habrá alguien dispuesto a echarnos una mano. Si tenéis niños en casa 'Detective Pikachu' es una apuesta segura para llevarlos al cine, aunque es más que probable que salgan de la sala queriendo tener una de estas adorables criaturas como mejor amigo.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.