Padre no hay más que uno: comedia familiar en estado puro

Padre no hay más que uno: comedia familiar en estado puro

Padre no hay más que uno: comedia familiar en estado puro

Series: Padre no hay más que uno

3 Stars

Summary

Javier dedice quedarse en casa para cuidar de sus 5 hijos, mientras su mujer disfruta de un crucero en unas más que merecidas vacaciones... No sabe lo que le espera, ni todo lo que pueda pasar en una semana.

Coder Credit

Javier se enfrenta a un gran reto que supondrá un antes y un después en su vida. ¿Sacar al mercado la nueva aplicación para móviles que llevará a su empresa a la gloria o le hundirá en la peor de las miserias? ¡Mucho peor! Cuidar de sus cinco hijos mientras su mujer se va de crucero.

Una comedia familiar al uso, repleta de enredos, malentendidos y tópicos generacionales es la última propuesta cinematográfica de Santiago Segura. Dirigida, escrita y protagonizada por Segura, le acompañan algunos de los cómicos más populares del momento: Tony Acosta, Leo Harlem, Silvia Abril y Anabel Alonso. Y como no podía ser menos viniendo del amiguete por excelencia, también hay algunos cameos tan breves como significativos.

Dicho esto, en realidad no hay nada que sorprenda de “Padre no hay más que uno”. No deja de ser una fórmula repetida hasta la saciedad y más en una época tan acorde a estas comedias como es la veraniega, donde la cartelera se llena de segundas y terceras partes o reboots de viejos clásicos que, sin pretender reventar la taquilla, se conforman con llenar las salas una calurosa tarde de agosto.

Aunque sí hay que admitir que, bien porque la presencia de Santiago Segura ya es garantía de éxito, bien porque la guerra de los sexos y las trifulcas entre padres e hijos siempre acaban arrancando la carcajada, da igual las veces que se hayan repetido, lo cierto es que sí consigue que pasemos un buen rato.

Y además lo podemos hacer en familia, ya que es la película idónea para que grandes y pequeños disfruten juntos. Los papás con bromas de esas situaciones que solo los sufridos padres van a comprender (sí, los grupos de Whatsapp del cole vuelven a ser carne de cañón para los chistes más burros) y los hijos con unos cuantos tortazos y situaciones absurdas que, admitámoslo, siempre consiguen que los más pequeños se desternillen… Y cuanto más escatológico, mejor.

Por si esto no bastara también entra en liza la guerra de los sexos; un tema que da igual cuántas veces se haya tratado en la historia de los monólogos, da igual de cuántos tópicos tire, al final son el camino más rápido a esa sonrisa culpable. Sobre todo si quien la escucha es esa madre o padre que de seguro va a sentirse identificado con muchas de las situaciones tratadas.

Y como guinda del pastel tenemos a 5 hijos de los que se hará cargo por una semana el padre de familia, mientras la madre disfruta de unas merecidas vacaciones. Aunque más que vacaciones el crucero que se ha regalado responde a una venganza que se fraguó en cuestión de segundos: cuando su marido no solo se olvidó de su aniversario, sino que además osó pronunciar esa frase que se ha convertido en comodín para todos los padres cuando la madre ya no da abasto: “qué exagerada eres”.

Con semejante cóctel puede pasar absolutamente de todo. Y, de hecho, eso es justo lo que ocurre desde el minuto 1. Pero cómo no hacerlo con esas adorables criaturitas que entre los padres despertará una sonrisita de entendimiento, mientras que en aquellos que aún no se han atrevido a dar el paso tal vez suponga el anticonceptivo más eficaz de todos.

Capitaneando el equipo de los hijos tenemos a una adolescente cuyas obsesiones van a caballo entre el Rubius, los tutoriales de youtube (para los que siempre requiere de su hermana pequeña como conejillo de indias) y la imperiosa necesidad de aislarse del resto de su familia.

Le sigue la listilla, quien tiene perfectamente catalogados a sus hermanos aunque, sin bien podría haber sido la ayuda que su padre necesitaba para no morir en el intento, en más de una ocasión prefiere hacerle la vida un poquito más difícil. A continuación llega la folclórica de la familia, quien con apenas 6 años ha decidido participar en un reality de cantantes con el que está dudando entre interpretar a Rocío Jurado o a Marisol. En penúltimo lugar aparece la más pequeña de todos, cuya dificultad para hablar trae de cabeza a su padre (la hija listilla le ayudará con las traducciones de vez en cuando) y por último pero no menos importante el único chico que, además, se encuentra en plena fase de preguntar por todo.

Si describir a los angelitos ya hace que uno se imagine, y tema, las posibles situaciones que pueden darse, como detonante tenemos a uno de esos padres de “no salga de casa sin su móvil”, que no es realmente consciente de lo que sucede a su alrededor, y que tan pronto consigue que te desternilles de risa, como hace que llores de vergüenza ajena y de pena ante la barbaridad que acaba de soltar.

Eso sí, cuando estás a punto de odiarle, y como buena comedia familiar que se precie, acaba soltando esa moraleja final en la que todo son buenas intenciones y que consigue que también caiga una lagrimita de pura ternura. Sí, un poco salvado por los pelos pero, como suele decirse, padre no hay más que uno y cada uno tiene que conformarse con el que le ha tocado.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.