One Cut of the Dead: metacine con zombies japoneses

One Cut of the Dead

One Cut of the Dead

3 Stars

Summary

Un director de cine bastante mediocre, pero muy ilusionado, debe rodar una película de zombies en unas antiguas instalaciones de la Segunda Guerra Mundial. A la falta de talento de sus tres únicos protagonistas se unirá una serie de extrañas circunstancias que acabarán en lo impensable: la llegada de auténticos zombies.

Coder Credit

Una película de zombies en la que nada es lo que parece y en la que debe cumplirse una única regla: tiene que ser una toma única, por lo que nunca hay que parar de grabar. Con esta premisa arranca One Cut of The Dead, la nueva maravilla del cine japonés que nos recuerda que son únicos a la hora de combinar el género fantástico con la comedia. Incluso cuando uno cree que esta vez la fama les ha precedido y no vamos a encontrarnos ante una película tan buena como creíamos, y sí una más propia del género de serie B, o incluso del Z.

Pero ante estas circunstancias conviene recordar que en el cine japonés también son unos maestros a la hora de jugar con los detalles. Incluidos aquellos que al principio parecía que no tenían ninguna importancia, pero que al final resultarán ser la clave de toda la historia.

Así, la mayoría de los que tuvimos la fortuna de descubrir esta película en la Muestra Syfy, que acaba de terminar, experimentamos un pánico inicial cuando, en los primeros veinte minutos de “One Cut of the Dead”, lo único en lo que podíamos pensar era en que vaya mierda de película que nos habían metido. Y que aunque en este tipo de género uno siempre puede encontrarse con películas mediocres donde la falta de medios supera a la pasión de unos creadores recién llegados al mundo del cine, uno esperaría algo mejor por parte de los maestros del género. Especialmente cuando esa falta de medios y esa mediocridad llegaban al ridículo y a la vergüenza ajena.

Pero lo dicho. Eso ocurrió en los primeros veinte minutos donde, eso sí, uno no podía hacer otra cosa que reír y negar ante lo ridículo de las situaciones que estábamos viendo, y tal vez preguntarse cómo era posible que alguien hubiera pagado por distribuir semejante "película" y, sobre todo, cómo habían conseguido colársela a Syfy de esa manera para que se incluyera en la Muestra. ¡Y encima anunciándola como una de las películas más esperadas de este año!

Y entonces fue cuando todo cambió. Y de lo que parecían ser las letras de crédito de una película que se había hecho incréiblemente corta para lo mala que era, acabaron convirtiéndose en la segunda parte de la historia. O, casi mejor, en el making of de “One Cut of the Dead”.

Y es que, aun a riesgo de sonar demasiado pedante, especialmente para este género, “One Cut of the Dead” es metacine en estado puro. Es una película dentro de otra película donde lo que parecía ser el final será el inicio de algo completamente distinto… Y donde los que creíamos que eran unos actores bastante pésimos rodando una película de zombies ridícula y mala hasta decir basta, en unas antiguas instalaciones abandonadas que al parecer arrastraban cierta leyenda urbana, al final resultarán ser…

Para descubrirlo no puedo por menos que animaros a ver esta película, pues todo lo que diga a partir de este instante acabará con la magia. Así que solo me queda recomendarla encarecidamente, y mejor si es en compañía; no será como verlo en la Muestra Syfy, que es una experiencia en sí misma, pero se le acerca bastante.

Y, sobre todo y ante todo, no perdáis la fe y aguantad los primeros veinte minutos. Realmente merece la pena.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.