‘Nueve Perfectos Desconocidos’: Nicole Kidman ofrece una particular forma de reencontrarse con uno mismo

Nueve Perfectos Desconocidos

Nueve Perfectos Desconocidos

4 Stars

Summary

Un retiro de lujo aislado del mundo. Diez días que prometen cambiar tu vida. Pero algunas promesas, como algunas vidas, son perfectas mentiras.

Coder Credit

El próximo 20 de agosto llega a Amazon la miniserie Nueve Perfectos Desconocidos, basada en la novela homónima de Liane Moriarty, y que cuenta con un grandísimo reparto encabezado por Kidman dispuesta a repetir el éxito que supuso la otra adaptación de la escritora: Big Little Lies en HBO. En Series On Day hemos podido ver los primeros seis episodios y os contamos SIN Spoilers lo que nos ha parecido. ¿Preparados para adentraros en Tranquillum House?

La adaptación de ocho episodios nos traslada a una lujosa mansión con todas las comodidades, a la que llegan todo tipo de personas buscando un cambio en sus vidas. Algunos quieren gustarse más a sí mismos, otros quieren resolver problemas y traumas del pasado, y hasta hay quien llega con el corazón roto esperando encontrar algo que le ayude a seguir adelante. Todos se ponen en las manos de la enigmática Masha (Kidman) con la esperanza de que esos días alejados del mundo supongan el cambio que necesitan para mejorar sus respectivas vidas pero las cosas no siempre son lo que parecen.

Nueve Perfectos Desconocidos es una serie intensa, profunda en bastantes de sus conversaciones y, sobre todo, muy estimulante para aquellos a los que les fascine el comportamiento humano. Ya desde el primer momento sentimos curiosidad por ese “tratamiento especial” de cuerpo y mente al que se van a someter los protagonistas, por sus vidas y los motivos que los han llevado hasta allí. Y en la variedad de sus personalidades y orígenes, radica uno de los puntos fuertes de la serie ya que exploraremos diferentes problemas y asuntos como la confianza en uno mismo, los problemas de pareja, el estrés, la ansiedad, el duelo, las adicciones e incluso el suicidio. Todos tienen cabida y son tratados con la misma importancia y respeto.

LOS PERSONAJES

En primer lugar tenemos a la familia Marconi, compuesta por Napoleon (Michael Shannon), su mujer Heather (Asher Keddie) y la hija de ambos: Zoe (Grace Van Patten). Los tres llegan a Tranquillum House esperando superar una grave tragedia que los ha marcado profundamente, Napoleon es quien mejor lo lleva o eso quiere aparentar, mientras que Heather se muestra escéptica con el lugar y está sumida en una gran tristeza. Por otro lado está Zoe que quiere colaborar y no complicar más las cosas para sus padres, pero la joven tiene sus propios problemas y se siente sola la mayor parte del tiempo.

Hay otra pareja en el grupo, la compuesta por Ben (Melvin Gregg) y Jessica (Samara Weaving) quienes conforman una pareja joven y con dinero pero que pasan por una crisis en su relación. Ya desde el primer momento vemos que la comunicación falla entre ellos, Jessica está obsesionada con las redes sociales y con su físico, no se gusta a sí misma y siente que Ben no le presta tanta atención como antes. Aun así, ambos se quieren y están dispuestos a luchar por salvar su matrimonio.

Por otro lado tenemos a Francis (Melissa McCarthy), una famosa escritora de novelas románticas en crisis que ha pasado por un duro desengaño amoroso y únicamente se ha apuntado al retiro con la intención de no pensar demasiado en su ex. Después está Tony (Bobby Cannavale), quien disimula su tristeza y los problemas que arrastra siendo sarcástico con los demás, aún así es bastante amable (cuando quiere) y no duda en decir las cosas tal y como las piensa.

El grupo de pacientes se completa con Lars (Luke Evans), un hombre gay que no supera una reciente ruptura y que se mostrará bastante crítico con Masha y sus métodos, y con Carmel (Regina Hall), una mujer solitaria y callada que odia su vida y que ha puesto todas sus ilusiones y esperanzas en el revolucionario programa que ofrece el lugar.

Son nueve personajes muy diferentes entre sí y con sus propios secretos, que deberán convivir durante diez días a la vez que se someten a diferentes terapias, tratamientos y ejercicios con la intención de hacerles crecer como personas. Los acompañarán Masha y sus ayudantes, entre los que destacamos a Yao (Manny Jacinto) y Delilah (Tiffany Boone).

EL MÉTODO

Una vez presentados a los protagonistas y sus respectivas historias, toca hablar de lo que vivirán en su estancia en Tranquillum y que presenciaremos entre curiosos y asombrados. Desde el momento en el que van llegando a la casa tanto los extrañados clientes como los espectadores veremos que Masha tiene una forma de hacer las cosas que no terminan de transmitir confianza: los teléfonos móviles están prohibidos, por lo que no podrán tener contacto alguno con el exterior, únicamente podrán consumir lo que les den allí dentro, motivo por el que les requisarán cualquier comida o bebida que traigan del exterior.

Las actividades incluyen cosas esperadas como terapia, tanto individual como en grupo, hacer rutas por los alrededores, la meditación o el yoga, pero también asistiremos a otros ejercicios más extraños donde las carreras de sacos o el tener que buscar la comida por los terrenos de la finca son los más normales. Los personajes se enfrentarán a Masha, Yao y Delilah cuando no estén de acuerdo con alguna de las políticas del centro, no dudan en mostrar su descontento y habrá tensiones constantemente, pero también se forjarán vínculos muy interesantes entre personas que en un principio pensaríamos que no tienen nada en común.

El misterio que rodea a Masha es cada vez mayor y, aunque nos cuenten cosas sobre su pasado y lo que la llevó a dejar su vida anterior para fundar este sitio, siempre nos queda la sospecha de que esconde algo más y no terminamos de fiarnos de ella. Si a esto le sumamos su manera de hacer que sus invitados se enfrenten a sus miedos, que los manipule o que los espíe a través de cámaras de seguridad que tienen colocadas por todo el recinto, no podemos más que pensar que la mujer es muy turbia y no podamos confiar en que busque lo mejor para ellos.

PUNTOS FUERTES

Nueve Perfectos Desconocidos atrapa desde el principio, la riqueza de protagonistas con sus matices, problemas y secretos nos engancha y nos encontramos con ganas de saber más y, principalmente, descubrir qué va a pasar. Incluso aquellos personajes que en un principio nos caen peor son interesantes y sus historias personales nos hacen ser conscientes de que muchas veces juzgamos sin saber qué trauma arrastran los demás.

Entre ellos surgen los problemas, discusiones y peleas, después de todo son muy distintos entre sí y se acaban de conocer, pero poco a poco van conociéndose y surgirán amistades inesperadas y momentos de auténtica conexión. Hay dos relaciones que destacan sobre las demás: Francis y Tony, cuyas disputas nos harán reír en varias ocasiones a la vez que vemos que son más parecidos de lo que quieren reconocer y con sus conversaciones iremos sabiendo más de ambos. Por otro lado, tenemos a Lars y Zoe, sorprende que el irritante hombre gay y la benjamina del grupo conecten casi desde el principio, Lars muestra con la joven su lado más amable y protector, mientras que Zoe encuentra en él un confidente perfecto con quien hablar de sus miedos e inseguridades.

Aunque destaco estas dos amistades, todos los personajes compartirán momentos de intimidad y confidencias con los demás y suelen ser estas situaciones las que más nos hagan reflexionar sobre la vida y nuestra forma de relacionarnos con nuestro entorno.

 

No podemos añadir mucho más sin destriparla, cosa que no queremos hacer, Nueve Perfectos Desconocidos es una serie que se disfruta de principio a fin en la que disponemos de un magnífico reparto que congenia a la perfección y demuestra una química brutal. Con una maravillosa Nicole Kidman que nos perturba y fascina a la vez, y un grupo de personajes que se quedarán con nosotros durante un tiempo.

Si os gustan las historias de misterio, con buenas actuaciones, personajes interesantes y la psicología humana, os recomendamos que la veáis. El próximo 20 de agosto Tranquillum House abre sus puertas para todos prometiendo un cambio en nuestras vidas, ¿os atrevéis a formar parte de su programa?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.