Novine: intriga en bandeja de plata croata

Como todos los meses, hoy toca viajar. Y no, no nos hemos olvidado de que hoy termina el Mundial. Abrochaos los cinturones, porque ponemos rumbo a uno de los países más mencionados en los últimos quince días. Nos vamos a Croacia.

Han sido toda una sorpresa durante el Mundial, y se han dejado la piel en el campo hasta llegar a la final para enfrentarse a los galos, partido que ahora mismo están disputando. Y no, no estaba preparado, pero, coincidiendo con la final del evento, vamos hasta Croacia para analizar una apuesta nacional que compitió en varios festivales y que se puede ver en Netflix. Hoy llega a Series del mundo 'Novine', ambientada en Rijeka, una ciudad portuaria del país balcánico.

Os escribo una pequeña sinopsis. Un accidente de tráfico deja tres muertos, y el culpable se da a la fuga. Al día siguiente, el dueño del último periódico independiente, 'Novine', decide vender la cabecera a Mario Kardum, un empresario corrupto que parece tener un objetivo muy claro con la compra. Con ese giro empiezan doce capítulos al más puro estilo 'Watergate'.

España es uno de los países con menor índice de lectura de Europa. De hecho, es uno de los países en los que la prensa interesa menos. Por eso aquí no se destapan grandes escándalos políticos como, por ejemplo, en Estados Unidos, que cuentan sus hazañas periodísticas en películas como 'Spotlight'. Bueno, por eso y porque la publicidad dentro de la prensa hace que muchos periódicos no tengan toda la libertad informativa que deberían tener. Qué se le va a hacer, tienen la mala costumbre de necesitar dinero para poder seguir publicando incluso en Internet, y sin lectores no hay dinero.

Pero, queridos amigos anglosajones, Croacia acaba de adelantaros por la derecha. Con esta serie, los croatas se levantan, dan un golpe sobre la mesa y defienden ese medio que está cayendo en el olvido, el jurásico periódico de papel. Y demuestran por qué la prensa es el cuarto poder.

Si le dais una oportunidad, preparaos para ver varias tramas secundarias que se entrelazan en una trama principal, que mantienen la tensión y la intriga y que cuentan con una ejecución casi perfecta, tanto por parte de los actores como por parte del equipo técnico, porque ya os digo que 'Novine' no tiene nada que envidiar a series de corrupciones políticas con muchísimo más presupuesto. Son el ejemplo de que se puede hacer algo mucho más que decente con buenas ideas y grandes profesionales.

Protagonizan la serie Branka Katic (que interpreta a Dijana Mitrovic, una de las redactoras del periódico), Trpimir Jurkic (Nikola Martic), Alexander Cvetkovic (Mario Kardum), Tihana Lazovic (Tena Latinovic) y Goran Markovic (Andrej Marinkovic), principalmente. Pero lo mejor de esta serie (no en el piloto, que es un completo lío) es que no hay un solo protagonista (ni cinco, aunque son los que he mencionado). La historia tiene todo el peso y los personajes consiguen que vaya girando, y con cada giro interviene un personaje que parecía secundario. Pero no sobra prácticamente ningún giro, van encajando en una trama que no deja cabos sueltos.

Como he mencionado, es una gran ventaja durante once de los doce capítulos. En el piloto, que haya tantísimos personajes tan de repente solo lía. Eso, y que la serie está en croata subtitulado al español, y que los apellidos son muy parecidos. Así que en el primer capítulo se sabe quién es el tal Kardum, quién es Dijana y poco más.

Eso respecto a la historia. Respecto a las actuaciones no tengo nada que criticar. Me parece que el oficio de actor es muy complicado, y mucho más cuando hay que atravesar (como ocurre a menudo) la barrera del idioma y de la cultura. No todas las sociedades son iguales, pero la historia debe entenderse igual en todas. Y eso es algo muy complicado, pero ellos lo hacen tan bien que a los diez minutos se te olvida que no hablan tu idioma.

Respecto a la fotografía, tampoco tengo absolutamente nada que criticar. Es curioso, porque un error que se repite termina convirtiéndose en estilo, y ellos tienen varios planos que marcan completamente el estilo de la serie. No digo que sean errores, pero son aportaciones completamente subjetivas que complementan la historia.

Entre las características que determinan el estilo de la serie estaría la cámara lenta. Según la escena, algunos planos ralentizados dan tanta fuerza y sensibilidad a la acción que no hace falta ni diálogo. Y aquí entra un plano que utilizan mínimo una vez por capítulo y que puede parecer chocante al principio, pero que se convierte en toda una sella de identidad para 'Novine': los primeros planos de los personajes con la cabeza metida en agua. Algunos los explican después, otros no, pero yo creo que todos quieren decir lo mismo, y es que ese personaje va a protagonizar una trama secundaria importante durante el capítulo y que va a tener problemas. Que está en la cuerda floja, entre la espada y la pared.

Aporta tanto un plano tan sencillo... Bueno, y una estrategia relativamente sencilla como es la cámara lenta, pero es que los croatas demuestran que no es tan fácil, que hay que hacerlo muy bien y que, bien hecho, puede cambiar la forma de entender toda una secuencia. La única pega que pondría es que, en algunos casos, abusan de la cámara lenta. Por lo demás, creo que consiguen matrícula de honor en el aspecto técnico.

La banda sonora es increíble, da gusto ver que no han escatimado en algo que a veces parece tan poco relevante, pero que es tan fundamental como una buena historia. Demuestran una frase que repite uno de los personajes, Nikola, varias veces durante la serie: menos es más. Y menos música, en algunos momentos, implica muchísima más intriga (y mucho menos ruido de fondo).

En definitiva, creo que merece la pena ver la serie. Son doce capítulos de 50 minutos cada uno, una única temporada que se estrenó en el año 2016. Creo que es la prueba de que Croacia está preparada para competir con los gigantes del mercado como Estados Unidos o Inglaterra, al igual que ha demostrado estar más que preparada para derrotar a uno de esos gigantes en el campo de fútbol y para enfrentarse a otro hoy.

       
The following two tabs change content below.

Andrea Arias

Empecé a perseguir historias con Castle y me topé con el mundo del cine y las series. Ahora, para mí, las buenas películas y series suelen tener un policía y un caso, o, en su defecto, un escritor sarcástico.

About Andrea Arias

Empecé a perseguir historias con Castle y me topé con el mundo del cine y las series. Ahora, para mí, las buenas películas y series suelen tener un policía y un caso, o, en su defecto, un escritor sarcástico.