Noche de juegos, cuando una velada tranquila se desmadra

Noche de juegos

Noche de juegos

3 Stars

Summary

Una noche de juegos de mesa hará que una pareja y su grupo de amigos se vean envueltos en una trama de tintes policiacos y criminales

Coder Credit

“Noche de juegos” se estrenó el pasado 27 de abril en España con expectativas de convertirse en una de las películas más taquilleras de la temporada. Los directores, John Francis Daley y Jonathan Goldstein, saben bien cómo ganarse al público y lo primero que se puede apreciar en la cartelera son las caras de Rachel McAdams y de Jason Bateman.

Noche de juegos” trata de una pareja, Annie y Max, que se conoce compitiendo en distintos juegos de mesa. Cuando el hermano de Max, Brooks, aparece en sus vidas, su idílica relación se pondrá en entredicho, así como la naturaleza de su afición a las competiciones caseras. De pronto, ellos y sus amigos se verán envueltos en una trama de tintes policiacos y criminales.

 

La película resulta una mezcla entre comedia y literatura de suspense que también tiene influencias del cine de acción. El sentido del humor del filme oscila de la comedia negra a las situaciones absurdas. Aunque no siempre funciona esta ecuación, la hilaridad alcanza su máximo apogeo cuando aparece Gary (Jesse Plemons), un vecino policía recién divorciado que tiene una personalidad un tanto excéntrica.

Aunque el eje central sean Annie y Max, la película va dando protagonismo progresivamente a las historias íntimas de los distintos amigos de la pareja. Sarah (Sharon Horgan) y Ryan (Billy Magnussen), que apenas se conocen y compiten por ver a quién le gusta menos el otro y Kevin (Lamorne Morris) y Michelle (Kylie Bunbury), que después de largos años de relación, descubren algunos secretos que había entre ambos.

 

El flujo narrativo de la historia se deja en manos de unos cambios de guion sorpresivos que acaban convirtiendo a la película en una muñeca rusa. El filme conjuga la idea del juego en la temática, pero también en el sentido de lo que sucede. La realidad acaba siempre escondida tras otra capa de realidad más verdadera que la anterior y los personajes están continuamente ensayando un juego del que desconocen sus auténticas consecuencias. El enredo argumental acaba dando risa al espectador que desconoce qué más le puede pasar a un grupo de personas que simplemente querían jugar a hacer mímica y sonidos.

Las mejores armas de esta película son la simpatía de sus actores principales, las bromas referenciales y la desconexión entre la premisa y lo que termina sucediendo finalmente. Cuando el absurdo se coloca en el momento exacto puede resultar de lo más divertido. 

 

Ni la fotografía ni el montaje tienen especial importancia en el conjunto aunque las elipsis del comienzo y del final tienen un estilo muy particular. Conviene quedarse a ver los títulos finales.

La banda sonora participa de las buenas vibraciones que transmite la película. Una sale de la sala de buen ánimo para invitar a sus amigos a unas partidas de Trivial, quizá algo un poco más tranquilo que las persecuciones en coche y los robos a la mafia.

   
The following two tabs change content below.

Raquel Verdugo

Comencé a ver series porque a mis amigos no les ocurría nada interesante. Ahora he sustituido sus historias por la de los personajes a los que amo. A veces olvido el nombre de mis amigos, pero no importa si mantengo cerca el de Don Draper, Hannah Horvath o Jon Snow.

Latest posts by Raquel Verdugo (see all)

About Raquel Verdugo

Comencé a ver series porque a mis amigos no les ocurría nada interesante. Ahora he sustituido sus historias por la de los personajes a los que amo. A veces olvido el nombre de mis amigos, pero no importa si mantengo cerca el de Don Draper, Hannah Horvath o Jon Snow.