“No hay manera de alargar una serie tanto tiempo sin tomar riesgos”, hablamos con Álvaro Morte, Alba Flores y Jaime Lorente de ‘La Casa de Papel’

Esta misma semana llega a Netflix la esperada cuarta entrega de la serie española con más éxito internacional, y hemos tenido la oportunidad de entrevistar a tres de sus actores principales sobre lo que opinan de los nuevos episodios, la situación que estamos viviendo y más cosas.

La crisis del coronavirus ha hecho que la promoción de muchas series y películas se haya visto cancelada o alterada y haya habido que recurrir a los sistemas informáticos para poder charlar con los responsables de las mismas. A través de internet y tratando de restarle gravedad a los tiempos que nos está tocando vivir, pudimos pasar un rato hablando con tres de los intérpretes de La Casa de Papel.

Pregunta: Antes de empezar a hablar de la serie, ¿cómo estáis llevando la cuarentena y el hacer la promoción así desde casa?

Alba Flores: Yo quiero hacer todas las promociones así. Para mí que no me gusta mucho hacer promoción, para qué nos vamos a engañar, yo así estoy muchísimo más cómoda claro. Ahora, la situación en lo global: es muy duro que tantas personas estén muriendo solas por este virus, muy duro con lo que están teniendo que lidiar muchas personas familias, la precariedad... Estamos viviendo un ambiente de mucha dureza, yo me siento una privilegiada de poder estar en mi casa, estar a gusto y que este sea el mayor de mis males ahora mismo. Creo que de aquí saldremos fortalecidos y aprendiendo y también estoy muy orgullosa de los sanitarios, de la gente que trabaja todos los días, muy orgullosa de como el pueblo está salvando al pueblo.

Jaime Lorente: Ojalá la promoción pudiera ser como siempre porque eso significaría que está todo bien. Personalmente, esta promoción me está dando la vida porque me está sacando de mi rutina diaria de rellenar el tiempo como se pueda. Comparto también lo que dice Alba, estoy súper orgulloso de como la sociedad se está comportando y estoy tratando de ser muy responsable y dar ejemplo, intentando darle la importancia que se merece a una situación como esta. Y esperando que esto pase lo antes posible, que todo vuelva a la normalidad y que salgamos de esta juntos.

Álvaro Morte: Yo por mi parte creo que el haber tomado esta decisión es muy responsable por parte de Netflix. Creo que es lo que toca en este momento, efectivamente como dice Jaime, el haber hecho esta promoción como supuestamente estaba pensado hubiera sido que todo estaba como antes, pero también coincido con Alba con que tenemos una oportunidad de aprendizaje muy importante: ya que está sucediendo todo esto tan terrible, que menos que podamos sacar algo bueno y creo que es el poder convertirnos en una sociedad un poquito mejor, que maneje mejor las cosas y tengamos también un poquito más claro que cosas son importantes en la vida y qué cosas no lo son tanto.

 

Pregunta: Sobre la evolución de los personajes, en el caso del Profesor se ve como poco a poco va perdiendo confianza, nos gustaría saber si aún tiene un as en la manga y si vamos a ver más de sus planes.

AM: Yo creo que era muy importante que no solo el personaje del Profesor sino todos mantuvieran la esencia pero sufrieran una evolución porque si no tendríamos personajes completamente planos y esto no es interesante porque el espectador se acaba aburriendo. En el caso del Profesor, sí que es verdad que hemos visto en las dos primeras temporadas a una mente que lo tiene todo absolutamente planificado y controlado y sabemos cómo reacciona él en esos ámbitos, ¿qué pasa si juntamos todo esto? En las primeras dos temporadas tenía un plan que había estado preparando durante años y aún así salían cosas mal, este plan es un plan en el que él a priori no ha confiado y no era suyo y él estaba convencido de que no funcionaba y ha tenido que cogerlo para intentar darle una vuelta y conseguir que acabe funcionando pero tampoco ha tenido tiempo para poder prepararlo.

Ya de entrada no dispone de las mismas herramientas ni de la misma seguridad, si a esto le sumamos las cosas emocionales que son con las que él lidia peor y son muy potentes como por ejemplo la asunción de que Lisboa haya muerto, lo que le pasa al Profesor es que le anula la capacidad de pensar, no puede pensar claramente que es lo único en lo que es verdaderamente fuerte, y yo creo que los guionistas han querido llevar a los personajes en esta temporada a una bajada a los infiernos. Y lo peor que le puede pasar efectivamente al profesor es perder la capacidad de control y de pensamiento y de poder manejar la situación. Es interesante ponerlo en esa situación y ver si es capaz de resurgir o no.

 

Pregunta: ¿Qué ha supuesto para ti la reacción de los fans que ya daban por muerta a Nairobi tras el último episodio?

AF: Sostener la tensión del final de la tercera temporada no ha sido fácil porque ha requerido de mí que yo esté con cara de póquer todo el día y sin poder decir nada, y así sigo porque no quiero arruinarle a ningún espectador la experiencia de verlo y fíjate que estamos viviendo un momento en el que las series la gente las ve cada uno en un momento. Por otro lado vi que es un personaje muy querido y eso siempre anima y me hace ilusión que a la gente le guste ver las aventuras de Nairobi y la vayan a echar de menos si desaparece.

Pregunta: Después de 4 temporadas, ¿os siguen sorprendiendo los guiones y de esta temporada qué es lo que más os ha sorprendido?

JL: Bueno, yo creo que todos compartimos que los guionistas de la serie tienen una gran capacidad de sorprendernos. Ya nos sucedió cuando terminó la segunda temporada y al año y pico nos llamaron para una tercera que todos pensábamos: ¿Pero cómo se va a retomar esto? Y tuvimos la suerte de contar con un equipo que ha construido una historia maravillosa. Y a mí no es que haya nada en concreto que me sorprendiese pero sí me gustó mucho y creo que es una cosa muy positiva de la cuarta temporada y es que recupera un poco más la esencia de una segunda temporada, donde encontrábamos un viaje más hacia el interior de los personajes.

AM: Yo coincido con Jaime, no te diría una sola cosa porque Álex y Javier son unos maestros de tensión impresionante que implica directamente que dentro de cada capítulo vemos giros de guión muy tremendos. Sí que es verdad, que hay una cosa que me llama la atención en cuanto a como es la forma de ver la ficción hoy por hoy gracias a las plataformas. Antiguamente teníamos que ver un capítulo cada semana, teníamos más la sensación de analizar capítulo por capítulo. Hoy por hoy, la gente se lo ve prácticamente en un fin de semana. Recuerdo cuando estrenamos la tercera que se estrenó por la noche y cuando me levanté a las 7 de la mañana ya la había visto un montón de gente, es decir, te pasas ocho meses trabajando para que la gente lo consuma en unas horas. Es como por favor, daos un poco de tiempo. Volviendo a lo que decía antes, los guionistas también han cambiado esa forma de ver las cosas porque ahora la temporada se concibe como un todo y no como capítulo por capítulo, y creo que ha habido una evolución de los guionistas en ese sentido y es importante matizar esto en cuanto a los giros de guión y las cosas que pasan.

Pregunta: ¿Con qué tres palabras describiríais lo que está por venir en la parte cuatro?

AM: Un puñetero caos.

JL: Retweet, retweet, retweet.

AF: Giro al Infierno.

JL: Bum bum ciao.

   

Pregunta: Esto era antes como una partida de ajedrez y ahora se concibe como una partida de cartas donde vemos varias cartas de varios palos: ¿qué carta seríais vosotros y por qué?

JL: Yo creo que soy el comodín y siempre lo he defendido mucho, Denver es un personaje que vale para muchas cosas, lo puedes poner en un drama, en una tragedia o en una comedia y me considero comodín absoluto.

AF: Álvaro di tú...

JL: De hecho debería ser Álvaro quien nos asignara la carta...

AM: Yo creo que Nairobi en todo caso sería la reina de Oros a lo mejor, estoy mezclando la baraja española y la francesa porque no hay reina en la baraja española, pero a mí Nairobi siempre me ha parecido una reina absoluta y sería de oros.

AF: Sería una baraja feminista, donde en vez de reyes habría reinas.

AM: Y para mí Denver sería un as de bastos, es una cosa que es como un mazazo que cada vez que revienta la ira que tiene todo estalla alrededor. Yo he dicho los vuestros, ¿vosotros cuál pensáis que es el profesor?

JL: Yo creo que el profesor es el crupier directamente.

AF: Totalmente, aunque también podría ser el as de tréboles porque es una carta como la carta de la suerte.

AM: El de corazones ya te digo yo que no (risas) No es el mejor en las relaciones amorosas.

Pregunta: Hasta ahora las muertes han sido necesarias, se podían justificar, ¿va a haber muertes sorprendentes? Porque ahora todo el mundo puede morir, ¿qué podéis decir sobre eso?

AF: No hay manera de alargar una serie tanto tiempo sin tomar riesgos. Si no perdería credibilidad y el interés; si todos los personajes fueran eternos e inmortales no sé quién compraría eso.

 

Pregunta: Cuando la serie se estrenó en Antena 3 era para dos temporadas y luego fue Netflix la que la renovó por el éxito que tuvo a nivel mundial, ¿hasta cuándo pensáis que puede durar la casa de papel teniendo en cuenta la limitación que tiene la propia historia porque se produce en un espacio muy concreto, hasta cuándo pensáis que se puede alargar la casa de papel?

AM: Yo creo que mientras siga gustando a los fans es una historia que podría dar para mucho, porque además la historia de La Casa De Papel más allá de un atraco pone sobre la mesa otros temas como esta cosa que tiene un poco antisistema, como diciendo que hay cosas que no funcionan tan bien como debieran: nos han hecho creer que estos son los buenos y estos son los malos y ahora esto no está tan claro, ¿no? Entonces, más allá de una serie de atracos en un espacio confinado y demás, yo creo que el motor de la serie sí que es muy emocional en ese sentido. Si te fijas, yo hablo desde el punto de vista del profesor, tanto el atraco de la fábrica de la moneda como el atraco del banco parten de una cosa, por muy metódico y cerebral que sea él, muy emocional .

El primero es una venganza hacia su padre y el segundo, para mí, parte de una venganza hacia Berlín y que justifica el ejecutarse desde el momento que secuestran a Río y tenemos que volver a traerlo con nosotros, pero me sirve como justificación para vengar también a Berlín. Para mí hay unas pasiones muy importantes que apoyan todo lo que es la historia de este atraco, creo que si la serie continuara moviéndose desde ese motor emocional sí que podría continuar.

El problema es cuando de repente haces acción sin que esté cimentada por esa parte de conexión con los personajes y lo que les pasa a ellos por dentro. Si yo tengo una explosión y no me importa el personaje, me da igual que muera o no muera, pero lo que a mí me preocupa es que Denver o Nairobi puedan sufrir porque ya los conozco, ya tengo una empatía con ellos. Con lo cual, si se siguiera manteniendo esa parte emocional, sí que creo que se podría seguir adelante con la serie.

 

Pregunta: ¿Cómo ha sido trabajar con Belén Cuesta?

JL: Ha sido un regalo. Yo entiendo que tiene que ser súper difícil entrar a un tren en marcha que va a mucha velocidad y Belén lo hizo con una habilidad tremenda, encima es una compañera maravillosa y ha sido un regalo, y creo que hablo por todos mis compañeros y compañeras.

Pregunta: ¿Cuál ha sido la escena más difícil de grabar?

JL: A nivel técnico las escenas de acción son muy comprometidas, y como actor o como actriz te pones, nunca mejor dicho, al servicio de la serie y al servicio de todo lo que es la técnica y lo que está sucediendo. Y emocionalmente, bueno yo siempre recordaré la muerte de mi papa como un momento bastante peculiar.

AF: Yo creo que para mí lo más difícil fue el disparo, porque fueron muchos días para rodar esos cinco minutos: desde muchos ángulos diferentes, de muchas maneras y luego cubierta de sangre que era muy incómodo. Entre toma y toma igual eran 45 minutos y yo tenía que, para retomar la escena desde el principio, irme sin tocar a nadie, ducharme entera con cinco personas mirándome, fue bastante heavy, perdí todo el pudor que pude tener algún día.

 

Pregunta: ¿Qué es lo mejor que os lleváis de todo el rodaje de la casa de papel?

AM: Yo me llevo muchas cosas, pero para mí lo que más es el trabajo con mis compañeros, no solamente me estoy refiriendo al equipo artístico dentro de lo que es el elenco y demás, sino también el trabajo tan brutal y la complicidad que hemos tenido a la hora de trabajar. Recuerdo cuando terminamos de leer el primer capítulo de toda la serie, hicimos una mesa de lectura de todos los actores que íbamos a participar en aquel primer capítulo, los jefes de equipo, Álex Pina y demás gente importante, recuerdo la sensación al terminar de leer aquel primer capítulo y todos empezamos a aplaudir y nos miramos unos a otros a la cara como diciendo: wow, vaya cosa interesante que tenemos aquí entre manos pero es tremendamente complicado y o vamos todos a una o esto no va a salir nunca. Sin verbalizarlo, fue una cosa tácita. Y sí que es verdad que me llevo esa conexión brutal, esa honestidad, esa generosidad que yo he visto en cada una de las personas del equipo.

JL: Yo estoy absolutamente de acuerdo con Álvaro. Creo que la experiencia que se vive dentro del rodaje es casi religiosa (se ríe) se sufre mucho, se disfruta muchísimo también y se tiene mucha fe, confiando mucho en que lo que estás haciendo, que puede parecer una locura, va a salir bien. Y eso sólo sucede cuando hay mucha confianza en el otro y cuando hay un abandono de uno mismo para ponerse al servicio de lo que se está haciendo, y luego creo que somos un equipo super guerrillero que si no tuviésemos tanto apoyo el uno en el otro no podría salir jamás lo que ha salido.

AF: Yo creo que para mí, fíjate que estas dos temporadas las grabamos seguidas y ha sido bastante fuerte eso, incluso físicamente y ha requerido de una resistencia auténtica por nuestra parte y por parte del equipo. Y lo que dicen mis compañeros, que esta vivencia no es solamente con el elenco de actores sino con todo el equipo técnico y recuerdo el que fue para mí el último día de rodaje porque sentí que éramos una familia y lo recuerdo con mucha emoción; fíjate que estábamos ya todos hasta las narices porque los últimos días son realmente duros de rodar porque estamos ya todos muy cansados y fue un día que sacamos todo lo mejor de nosotros mismos y fue muy bonito ver como seguíamos al pie del cañón, apoyándonos los unos a los otros y con mucho cariño.

 

Pregunta: ¿Si tuvierais que traicionar a alguien de la banda a quién sería y por qué?

AM: El Profesor creo que ya lo ha hecho con su propio hermano, con Berlín, en las primeras temporadas sí que hay un momento en el que ve que Berlín se le está yendo de las manos y no diría yo que es una traición sino es más bien como una especie de castigo y lo hace con todo el dolor del mundo. El profesor no es de traicionar, es una persona bastante leal y fiel, pero sí que es verdad que con Berlín más que una traición fue como un castigo, porque sabe que Berlín se le puede ir de madre y necesitaba ponerlo en su sitio.

JL: Yo creo que en mi caso no es una cuestión de a quien me resulte más fácil traicionar sino quién es más vulnerable de ser traicionado por mí. Cuanta más relación o más intimidad tienes con alguien más cargas sobre esa persona culpas que no se merece. En mi caso creo que sería Estocolmo, creo que la relación que tengo con ella hace propenso que quizá le cargue con una serie de lastres que no le pertenecen.

AF: Yo diría que en mi caso, a ver, traicionar implica haber tenido en algún momento algún tipo de lealtad entonces... obviamente Nairobi tiene muchas diferencias con Palermo, y si tuviese que tomar una decisión dentro del plan que difiera del criterio de Palermo, Nairobi no tendría ningún problema. Vamos, que ella preferiría que Palermo no estuviera ahí metido.

 

Pregunta: Si vuestro personaje fuera un sentimiento, ¿cuál sería y por qué?

JL: No sé si el mío se corresponde más al apartado emocional que al sentimental, pero creo que el miedo cala mucho a Denver, y todas las decisiones que toma son porque se encuentra en una situación de miedo a la pérdida, a la soledad, que caracteriza y determina mucho los comportamientos que tiene.

AF: El pundonor o la resiliencia, pero creo que más el pundonor. Tiene esta cosa de: yo tengo que acabar la carrera aunque sea sin un brazo y hasta el final seguir con el plan.

AM: En mi caso, creo que es la venganza, que es un motor muy importante para el profesor: hace todo el primer atraco para vengar a su padre, y en este caso, más allá de recuperar a Río también es una justificación perfecta para poder vengar a su hermano.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.