Netflix desvela un making of y el póster oficial del final de ‘La casa de papel’

Para Álvaro Morte, la quinta entrega de La casa de papel es una temporada «repleta de una tensión absoluta »Rodrigo de la Serna asegura que se viene algo muy potente que «no va a defraudar a los fanáticos de la serie »Jaime Lorente se pregunta «¿Cómo se cierra algo tan grande » y Úrsula Corberó confiesa cómo le gustaría volver… Todos forman parte del making of de la parte 5 de La casa de papel que Netflix publicó ayer junto al póster oficial de los cinco últimos episodios, que se estrenarán el próximo 3 de diciembre. 

La casa de papel se ha convertido en una de las series de habla no inglesa más populares de Netflix. Tal y como se anunció ayer en Top10.Netflix.com las temporadas 3, 4 y 5 están entre las posiciones más altas del Top 10.

 

En los cinco últimos episodios, Tokio (Úrsula Corberó) ha muerto y el enemigo, herido y más temible que nunca, sigue dentro del Banco de España. En las horas más oscuras, la banda afrontará los mayores retos: sacar el oro con un plan lleno de incertidumbre, y tratar de salir del Banco de España, rodeado por el Ejército y con los ojos del mundo puestos en él. Todo sería más fácil si, al menos, el Profesor no cometiese el gran error de su vida.El reparto del volumen 2 está compuesto por Álvaro Morte, Itziar Ituño, Pedro Alonso, Miguel Herrán, Jaime Lorente, Esther Acebo, Enrique Arce, Darko Peric, Hovik Keuchkerian, Luka Peros, Belén Cuesta, Rodrigo de la Serna y Najwa Nimri, entre otros. 

 

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.